A relaxing cup of cerveza lao en Luang Prabang

Tomando una beer lao en Luang Prabang

Después de un caluroso día en Laos no hay nada mejor que tomarse unas Beer Lao bien fresquitas para hidratarse. Dándonos un paseo en moto por las afueras de Luang Prabang nos topamos con un garito que nos llamó la atención y decidimos pararnos. Nuestra entrada causó furor entre los locales.

Cerca de uno de los puentes de entrada a Luang Prabang vimos algo que parecía un bar bastante animado, cosa rara en Luang Prabang. Por unos instantes dudamos y discutimos si era un sitio de señoritas de vida alegre. Llegamos a la conclusión que debía ser un sitio decente. A fin de cuentas Laos no es Tailandia. Es imposible que en este país un sitio sórdido sea tan visible a la luz del día.

Beer lao en Luang Prabang

Nuestra entrada causó auténtica conmoción. Laos es un país muy poco turístico donde la gente todavía se extraña de ver a un extranjero en según que sitios. En el garito sólo había laosianos y se produjo un auténtico revuelo cuando nos vieron entrar. Bocas abiertas, miradas incrédulas, cuchicheos…

Fue curioso ver como a eso de las seis o siete de la tarde aparecían las chicas bien arregladitas y la gente se ponía a timplar beer lao que daba gusto. El problema de Luang Prabang es que a las 23:30 de la noche cierran casi todos los bares. La gente tiene que empezar realmente temprano para que les de a pasar juntos al menos unas pocas horas.

Beer lao en Luang Prabang

A diferencia de Europa donde te traen la cerveza bien fría, nos trajeron las beer lao medio calientes con un cubo lleno de cubitos de hielo para echar en los vasos y enfriarlas. Allá donde fueres haz lo que vieres… así que a pesar de que la idea de mezclar cubitos de hielo con cerveza no mola, mejor eso que beber una birra caliente.

A Joseba, que se cagó en todo con el tema de las cervezas calientes y el hielo, no se le ocurrió otra que enfriar las birras como si fueran botellas de champán. La historia cayó en gracia entre los laosianos que nos miraban entre perplejos y divertidos. Para ellos debía ser tan raro eso de meter una beer lao en el cubo de los hielos, como para nosotros beber cerveza con cubitos de hielo.

Juan descojonao

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here