Bruselas en dos días

Bruselas en dos días

Bruselas es una ciudad pequeña que se presta a ser visitada en dos días, o mejor aún en un fin de semana. En las siguientes líneas os propongo un itinerario para que rentabilicéis al máximo vuestra visita a esta ciudad que os sorprenderá gratamente, especialmente si tenéis la suerte de que el tiempo os acompañe.

La mayor parte de los principales atractivos turísticos de Bruselas se encuentran en su centro histórico, lo que permite visitar la ciudad a pie con la excepción de alguna visita como el Atomium que se encuentra algo más alejado.

Bruselas en dos días

Día 1 en Bruselas

El mejor punto para iniciar la visita a Bruselas en dos días es como no, la Grand Place, que con sus edificios gremiales y su espectacular ayuntamiento la convierten en una de las plazas más bonitas de Europa. La Grand Place es el corazón del casco antiguo de Bruselas cuyas calles dan buena cuenta de su origen medieval.

En sus alrededores hay que visitar el Manneken Pis, una pequeña estatua que simboliza a un niño haciendo pis y que es uno de los símbolos de Bruselas, la Bourse, edificio de estilo neoclásico que es la sede de la Bolsa de Bruselas, las Galerías St Hubert, galerías muy elegantes de estilo modernistas cubiertas por un techo acristalado, y la Catedral de Bruselas.

Tras visitar la Catedral es el momento de dirigirse hacia el barrio europeo y el Palacio del Cincuentenario. Para ello hay que coger el metro en la estación de tren Gare Central, situada a escasos pasos de la Catedral de Bruselas, y bajarse en la estación Maalbek.

Para no perderse conviene salir por la Rue de la Loi. A escasos 5 minutos caminando está el imponente edificio acristalado del Parlamento Europeo. Cerca está la plaza Schuman, donde están las sedes de los otras dos instituciones europeas, la Comisión y el Consejo una enfrente de la otra.

Desde Schuman se divisa el Parque del Cincuentenario con su imponente arco del triunfo. En el recinto del parque del Cincuentenario hay varios museos interesantes como el Autoworld, de coches antiguos, o el museo de historia militar. En la otra punta del parque está la parada de metro Merode. De allí a la parada Parc.

Esta parada te deja en el Parque Real, situado en la parte alta de la ciudad y a diez minutos caminando de la Grand Place. A un lado de este bonito parque esta el Parlamento Federal de Bélgica y al otro el Palacio Real. El Palacio Real de Bruselas es la sede de la monarquía belga aunque la familia real vive en el Palacio de Laeken en las afueras de la ciudad.

Al lado del Palacio Real está la Plaza Real. En esta plaza destaca la Iglesia St. Jacques Coudenberg, y museos como el Museo Magritte los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica o el Museo de Instrumentos Musicales. Desde la Plaza Real se ve al fondo el majestuoso edificio del Palacio de Justicia.

Caminando por la Rue de la Regence y antes de llegar al Palacio Real de Bruselas está la Iglesia Notre Dame du Sablon, una de las más bonitas de Bruselas, y los pequeños Jardines del Conde Egmont.

A escasos pasos se erige el Palacio de Justicia, uno de los edificios más grandes de Europa. Entre semana se puede entrar en el edificio. Desde la plaza Polaert, donde está ubicado, pueden admirarse una de las mejores vistas panorámicas de Bruselas.

Bajando con el ascensor de esta plaza se accede al popular barrio de Marolles. Famoso por su mercadillo de fin de semana y por sus anticuarios. Volviendo dirección hacia la Grand Place está el pequeño barrio del Sablon donde también abundan los anticuarios y las galerías de arte. En el Sablon está la chocolatería Marcolini uno de los mejores chocolateros de Bélgica, sino el mejor.

Despúes de todo este recorrido ya es buena hora para volver al hotel, ducha, y salir a cenar. Bruselas ofrece una espectacular oferta gastronómica en relación a su tamaño. Una buena idea para salir a cenar puede ser hacerlo en la zona de la Grand Place.

Hay restaurantes para todos los gustos y todos los presupuestos. Además, vale la pena ver la Grand Place iluminada de noche. Después de cenar es el momento de ir a tomar una copa en la Place St. Gery u optar por cualquier otra posibilidad que ofrece la vida nocturna de Bruselas.

Día 2 en Bruselas

El segundo día después de desayunar la primera visita sería otro de los platos fuertes de Bruselas, el Atomium. Para llegar hasta él es necesario tomar el metro hasta la estación de Heysel. El Atomium es el símbolo de la ciudad. Su visita debe figurar en cualquier ruta de Bruselas en dos días o incluos de uno.

En los alrededores del Atomium hay varios puntos turísticos de interés como Mini Europe, un parque con los símbolos de Europa en miniatura, la Expo de Bruselas, el Palacio de Laeken, donde vive la familia real y que abre sus puertas para visitar sus famosos jardines cubiertos un par de semanas al año, y la pagoda china y la torre japonesa, herencias de la Expo del 58 al igual que el Atomium.

Después de esta visita todavía quedan otras muchas cosas que visitar en Bruselas como la Basílica del Sagrado Corazón, la sexta iglesia más grande del mundo, alguno de sus museos, o perderse por alguno de sus barrios como St. Gilles, Etterbeek, o Schaerbeek y disfrutar del rico patrimonio arquitectónico de Bruselas de estilos clásicos como el renacentista, el gótico o el barroco, y sobretodo del “Art Nouveau”, del que esta ciudad es referente a nivel mundial.

Tienes más días en Bruselas

Si dispones de más días te recomiendo visitar ciudades cercanas a Bruselas como Brujas, Gante, Amberes, Namur o Dinant.

3 COMENTARIOS

  1. He visto tu itinerario y me parece muy útil, a mi lo que más me gustó fue el Palacio de la Justicia, y por lo general todos los grandes edificios modernos.
    Nos leemos!

  2. Hola Jesús! me encanta tu blog, me ha ayudado mucho en viajes anteriores, en AMS y en Tailandia recientemente, es genial! 🙂
    Esta vez toca Bruselas,  el último finde de enero voy con una amiga y tenemos tres días completos allí, sábado, domingo y lunes, tenemos pensado visitar Brujas y Gante, cómo nos recomiendas organizarnos? hacerlo el mismo día los dos sitios? hay algo en especial en fin de semana que merezca la pena..? qué día es mejor para visitar qué ciudad?
    muuuchisimas gracias!

    María

    • Hola María:

      Me alegro que el blog te sea de utilidad. Bruselas se ve en dos días perfectamente, incluso en uno si te levantas pronto, te organizas bien, y no visitas ningún museo. A nivel de organización es cierto que puedes ver Brujas y Gante en el mismo día, yo lo he hecho con algunos amigos en el pasado. Para ello tienes que levantarte pronto y empezar por Brujas. Brujas la tienes que ver de día, mientras que Gante si la ves de noche iluminada también tiene mucho encanto. Piensa que en enero a eso de las 4 o 5 de la tarde ya anochece, más si es un día nublado como es muy probable que tengáis.

      Otra opción es el primer día Bruselas. El domingo en función de si salís de marcha o no, levantaros pronto ir a la zona del Atomium verlo y de vuelta con el metro parad en Gare Centrale y tren para Gante. Coméis por allí lo visitáis y de vuleta a Bruselas. Lunes con tranquilidad Brujas.

      Así especial los fines de semana tienes varios mercadillos. En Bruselas tienes uno pequeñísimo de antigüedades en la Plaza del Sablón y otro de trastos de segunda mano y algunas antigüedades también en la Plaza Jeu de Balle en el barrio de Marolles (muy cerca del Palacio de Justicia). En Brujas y Gante no sé si hay algo parecido pero me imagino que sí.

      Saludos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here