Dónde alojarse en Praga

Dónde alojarse en Praga

Las mejores zonas dónde alojarse en Praga están en el casco viejo en las zonas del distrito Praga 1. Este distrito incluye zonas como Stare Mesto, Mala Strana, Hradcany, y Josefov. Además de éstas hay otras que también son una buena opción. Conócelas.

Alojamiento en Praga

Praga, la capital de la República Checa, es una de las ciudades europeas que recibe mayor número de visitantes. Algo completamente lógico, porque la belleza de sus calles y de su arquitectura hacen de ella un destino turístico de primer orden.

Su enorme oferta y variedad hotelera se corresponde con su importancia turística. Además de cantidad, hay gran variedad de hoteles en todas las gamas y para todos los presupuestos. También hay que resaltar que el alojamiento en Praga destaca porque tiene una excelente calidad precio, y es bastante más barato que otras capitales europeas.

Para hacerte una idea es posible encontrar hoteles sencillos por menos de 50 euros sin necesidad de irse muy lejos del centro. En el centro mismo hay hoteles con estos precios que conviven con las opciones más lujosas para los clientes más exigentes y con presupuestos más holgados.

Aquí puedes encontrar la mayor selección de alojamiento en Praga y los mejores precios del mercado:

Alojamiento en Praga

Las mejores zonas dónde alojarse en Praga

Situada a orillas del río Moldava, Praga está dividida en 10 distritos identificados por la numeración Praga 1, Praga 2, Praga 3, etc. Sin embargo lo más habitual es utilizar el nombre común de las zonas tipo Stare Mesto o Vinohrady.

Los principales atractivos de la ciudad se encuentran en el casco antiguo, zona que es la más buscada para hospedarse en Praga. Las zonas más céntricas situadas en Praga 1 comprenden Stare Mesto, Mala Strana, Josezov, y Hradcany.

Además de estas zonas, que son todo un acierto, hay otras alternativas interesantes que conviene considerar como Vinohrady, Zizkov o Smichov. Teniendo en cuenta las excelentes comunicaciones de transporte público, tanto por metro como autobús o tranvía, escoger estas zonas no plantea problema alguno para visitar la ciudad.

Stare Mesto

Stare Mesto, la Ciudad Vieja, es el auténtico centro histórico de Praga. Conserva todo el sabor medieval y concentra gran parte de sus atractivos turísticos como la encantadora Plaza de la Ciudad Vieja, con el Ayuntamiento y su famoso Reloj Astronómico, las torres del Reloj y de la Pólvora, y tantos otros.

Es una zona muy bien dotada de todo tipo de servicios y sus pintorescas calles adoquinadas con sus edificios góticos están repletas de restaurantes, bares, tiendas y animación continua. A la hora de decidirse por un alojamiento en Praga es la mejor opción para casi todo el mundo.

Sin embargo en su contra se puede hablar de los precios más elevados y la dificultad de encontrar hoteles libres a buenos precios en determinadas épocas. Por otra parte, si lo que buscas es algo de tranquilidad o tener un ambiente más local hay otras zonas no tan enfocadas al turista que te pueden convenir.

Hoteles en Stare Mesto

Mala Strana

Mala Strana, también conocido como Ciudad Pequeña, está separado de Stare Mesto por el río Moldava pero unido a él por el Puente de Carlos. Es una zona tan céntrica y embellecida por múltiples palacios y edificios históricos como la anterior que, paradójicamente y a pesar de lo que indican sus nombres, es incluso más antigua.

Es un barrio muy elegante, uno de los más exclusivos de la ciudad, en la que se ubican diversos edificios oficiales como ministerios, el Parlamento checo, y varias embajadas.

Situada a los pies del Castillo (Hradčany), cuenta con muchos lugares turísticos, como las iglesias de San Nicolás y Nuestra señora de la Victoria, que aloja la famosa estatua del Niño Jesús de Praga que tantas peregrinaciones origina. También merece la pena ascender al Monte Petřín, vía funicular, y disfrutar de unas excelentes vistas de la ciudad.

Mala Strana tiene la ventaja de encontrarse muy cerca, en un breve paseo, de la plaza de Stare Mesto y todos sus atractivos, pero sin sus aglomeraciones de turistas y su bullicio. Quienes busquen tranquilidad indudablemente la preferirá. Es mucho más tranquila y no tiene la vida nocturna de la Ciudad Vieja.

Como lugar para tomar algo, desde una cerveza hasta comida tradicional, también presenta grandes alicientes. Algunos de los mejores restaurantes de la capital checa se encuentran aquí. Mala Strana es todo un acierto para alojarse en Praga.

Hoteles en Mala Strana

Hradcany

Hradcany alberga una de las principales atracciones turísticas de la ciudad el Castillo de Praga, situado en lo alto de una colina, y desde la que se tienen unas impresionantes vistas de la ciudad.

En esta zona además del Castillo de Praga, que incluye el Convento de San Jorge o el siempre encantador y peculiar Callejón del Oro, es imprescindible visitar la Catedral de San Vito o el Monasterio de Strahov, fundado en 1143.

La oferta de alojamiento es mucho menor que en las dos zonas anteriores, algo que sucede también con el ambiente en general. Es una zona que durante el día tiene movimiento gracias a los turistas que la visitan pero que de noche está bastante muerta.

Para quienes busquen tranquilidad, Hradčany es una alternativa a considerar para dormir en Praga. Llegar a la Ciudad Vieja no plantea grandes problemas y si se hace mediante transporte público, es rápido y cómodo. Además, cuenta con suficientes atractivos turísticos como para dedicarle bastante tiempo.

Hoteles en Hradcany

Josefov

Josefov es el barrio judío de Praga. En realidad está dentro de Stare Mesto. Sin embargo, cuenta con personalidad muy definida y propia que le diferencia de la Ciudad Vieja.

Es una opción excelente para alojarse en Praga ya que está muy céntrico y es un barrio muy interesante. Basta darse un pequeño paseo para llegar hasta la Plaza de la Ciudad Vieja.

Las visitas más interesantes del barrio son las seis sinagogas (Alta, Española, Klausen, Maisel, Pinkas y Vieja-Nueva), el cementerio medieval con sus impactantes tumbas o el Monasterio de Santa Inés.

Sus calles están bien dotadas de restaurantes, y es un muy buen sitio para probar la comida kosher. También es característico por sus librerías antiguas y sus interesantes museos. Es ideal para quienes quieren alojarse muy cerca del centro, pero sin tener que soportar el nivel de “turistificación” del mismo.

Hoteles en Josefov

Vinohardy

Este distrito se corresponde, según la denominación oficial praguense con la conocida como Praga 2. Su nombre evoca los antiguos viñedos sobre los que se edificó este barrio.

Actualmente es uno de los barrios más cotizados y es especialmente deseado entre expatriados y profesionales jóvenes de la capital checa. Entre las razones que justifican esta atracción está la proximidad al centro, el excelente acceso al transporte público, y su interesante oferta gastronómica.

Es una zona residencial plagada de buenos parques en la que hay muchos restaurantes y bares de moda, así como tiendas de cierto prestigio con las últimas tendencias, y una interesante vida nocturna, entre la que se encuentra un ambiente gay bastante floreciente.

Estas mismas razones convierten a Vinohrady en un buen lugar para hospedarse en Praga, evitando de paso las multitudes de turistas que caracterizan a la Ciudad Vieja.

Tampoco le faltan alicientes turísticos. En él se encuentra la plaza Wenceslao, con el Museo Nacional, o la plaza de la Paz (Náměstí Míru) donde destacan la iglesia neogótica de Santa Ludmila, el teatro Vinohrady y la Casa Nacional.

Hoteles en Vinohrady

Zizkov

Zizkov es el distrito Praga 3. Aunque sus orígenes se basan en un antiguo barrio obrero está evolucionando poco a poco hacia uno de los barrios más atrayentes de Praga. Las zonas más cercanas al centro cotizan especialmente al alza.

Es una opción que también conviene considerar para dormir en Praga ya que el alojamiento resulta bastante más económico que en el centro y no se encuentra muy alejado del mismo.

Zizkov tiene bastante diversidad, ya que si bien hay zonas muy tranquilas, tiene otras con una enorme animación y vida nocturna, repletas de restaurantes y bares. Las más animadas son las más cercanas al casco antiguo, a no más de 20 minutos andando o menos de 10 en algún transporte público,

De hecho, esta zona es todo un referente nocturno y se dice que es donde se concentran más bares por metro cuadrado de Praga. Salir de copas por las cervecerías de Zizkov, muy concurridas y más baratas que las del casco antiguo, es un plan de noche 100% recomendable.

Otra ventaja que presenta el alojamiento aquí es que proporciona la oportunidad de conocer un ambiente más auténtico, vivido por auténticos praguenses. Como aspecto negativo, resaltar que hay partes del barrio, las más alejadas del centro, que son algo feas y que recuerdan a la época comunista.

Los símbolos más característicos del distrito son la estatua gigante del héroe husita Jan Žižka y la Torre de la Televisión, con 216 metros de altura, que por la noche se iluminan de blanco, rojo y azul.

Hoteles en Zizkov

Smichov

Es el distrito 5 de Praga, uno de los más grandes. Está situado en la misma orilla del río Mala Strana al sur de ésta. Se trata de un barrio residencial, pero muy comercial y animado, en el que predomina un ambiente burgués y bohemio.

Cuenta con excelentes infraestructuras con edificios de reciente renovación, cines y zonas de ocio, y con algunos de los restaurantes más de moda, además del gran centro comercial Novy Smichov. Uno de sus alicientes especiales es la Cervecería Staropramen, una fábrica que produce cientos de miles de barriles de espléndidas cervezas.

Como campo base también es una buena opción para quedarse en Praga ya que no está  alejado del centro. Hay una caminata de unos 20 minutos hasta el centro o se puede utilizar el transporte público.

Hoteles en Smichov

Alojamiento barato en Praga

Praga puede presumir de tener uno de los alojamientos más baratos de Europa. A pesar de lo turística que es dispone de un buen número de hoteles y hostales económicos con muy buena calidad.

Además a diferencia de otras capitales no hace falta alejarse del centro para encontrar alojamiento económico. En el mismo centro histórico hay una amplia oferta aunque conviene reservar con antelación ya que la demanda es muy alta.

Si no consigues algo barato en el casco antiguo no pasa nada. Puedes optar por zonas como Vinohrady o Zizkov. Están cerca del centro (se puede llegar tanto caminando como con transporte público) y tienen bastante ambiente.

Normalmente lo más barato que se encuentra son camas en dormitorios compartidos por entre 15 y 20 euros, y con suerte habitaciones dobles (normalmente con el baño compartido) por algo menos de 30 euros.

Alojamiento barato en Praga

Alquilar un piso en Praga

Otra opción interesante es alquilar un apartamento para alojarse en Praga. Es una buena alternativa que proporciona ciertas ventajas como más espacio, mejor localización si no encuentras hoteles que se ajusten a tus necesidades, flexibilidad, la posibilidad de cocinarte, etc.

En esta web puedes echarle un vistazo a la oferta que hay y los precios que se barajan en Praga:

Alquilar un piso en Praga

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here