El Valle del Cocora

El Valle del Cocora

El Valle del Cocora situado en la cordillera central de los Andes colombianos en pleno eje cafetero es uno de los sitios más especiales de Colombia. En este lugar crece la Palma de Cera del Quindío, el árbol nacional de Colombia. Los paisajes que ofrece este enclave son verdaderamente únicos.

Este árbol llega a alcanzar los 60 metros de alto y sólo crece a una altitud de entre 1500 y 3000 metros sobre el nivel del mar. Es muy curioso ver “palmeras”, más propias de zonas de costa, a estas alturas. El paisaje del valle muy verde con las Palmas de cera elevándose tan altas es una de las imágenes que más se me han quedado grabadas de mi viaje a Colombia.

Visitar el Valle del Cocora

Para llegar hasta el Valle del Cocora desde Salento la mejor manera es utilizando los jeep Willys que salen desde la plaza principal del pueblo. Salen cuando se llenan. El trayecto de ida nos costó unos 3600 pesos. Conviene ir pronto para aprovechar bien el día. Oscurece pronto y a primera hora tienes más posibilidades de tener mejor clima y visibilidad. Es un lugar donde llueve bastante y donde a veces se forman neblinas.

Palma de cera del Quindío

El Valle del Cocora está a unos 25 kilómetros de Salento, y el trayecto en Willys se hace en unos 30 minutos. Los jeeps te dejan justo a la entrada del valle. Hay que destacar que el Valle forma parte del Parque Nacional Natural de los Nevados. No se paga entrada para visitarlo.

Si te alojas en Salento lo normal es que te proporcionen en tu hotel un pequeño mapa con un circuito para visitar el Valle junto a algunas explicaciones. Siguiendo el circuito clásico se invierten entre 3 y 4 horas para cubrirlo. Este circuito se puede hacer sin guía. Sin embargo otras rutas conviene hacerlas con un guía ya que el parque no está nada bien señalizado y te puedes perder con facilidad, lo digo por propia experiencia.

El día que visitamos el Valle del Cocora llegamos junto a dos o tres jeeps y vimos poca gente caminando por la zona. A pesar de que Colombia recibe todavía muy poco turismo me extrañó bastante que hubiese tan poca gente visitando un lugar tan increíble. Seguramente esto cambiará en los próximos años con la llegada de más turismo que sin duda el país tendrá paralela al aumento de la seguridad.

Jeep Willy Salento Itinerario valle del Cocora

Nada más llegar a la entrada del parque te encuentras con varios caminos que puede seguir. El del circuito más habitual y que sigue la mayoría de gente está a mano derecha justo llegas con los jeeps. Este circuito te lleva hasta la Reserva Acaime donde está la casa de los colibríes, la Finca la Montaña, y acaba en el Valle.

El recorrido te lleva por caminos, puentes colgantes, riachuelos, bosque, montañas con miradores, y te permite disfrutar de la naturaleza del parque y de los hermosos paisajes del Valle del Cocora.

El único sitio en el que se paga entrada es en la Reserva Acaime para ver los colibríes, y que sirve para su mantenimiento. Se paga 5.000 pesos y te dan una bebida ya sea café, limonada con panela, o la especialidad de la casa, chocolate con queso.

Palmas de cera del Valle del Cocora

Antes de empezar nuestra visita nos entretuvimos comprando algo de comer y como nos olvidamos el mapita en el hotel cogimos el camino principal que si bien te lleva por otras partes de la zona muy bonitas y salvajes, te desvía del circuito que suelen hacer los turistas.

Con seguir las indicaciones del mapa y a la gente que llega contigo normalmente no suele haber más problema. Nosotros seguimos caminando por ese camino y en un momento dado empezamos una durísima ascensión que nos llevó hasta una altura de más de 3000 metros.

Por esa zona no vimos a nadie más que a porteadores de café con burros y una pareja con guía haciendo trekking que nos disuadieron de continuar avanzando por el parque solos. Íbamos siguiendo una ruta que nos estaba alejando del Valle y que nos llevaba a Los Nevados. Obviamente nos habíamos perdido.

Porteador de café Ríos del Valle del Cocora

Dimos media vuelta y una hora y pico después estábamos en el punto de partida empezando el típico recorrido con algo de retraso. Afortunadamente ese día madrugamos y pudimos llegar muy pronto al parque, lo que nos permitió seguir disfrutando del valle.

Para visitar el Valle del Cocora tienes que tener en cuenta que se encuentra a bastante altitud (entre 1800 y 2400 metros), que puede llegar a hacer bastante fresquito (la media anual es de 15 grados), y que llueve habitualmente. Es conveniente llevarse alguna chaqueta y un impermeable. También es necesario llevar calzado deportivo y agua.

Paisajes del Valle del Cocora

Algo de comida para picar tampoco está de más aunque en el Valle hay varios restaurantes donde puedes deleitarte con una buena trucha. Nosotros nos llevamos el almuerzo ya preparado. Muchos hoteles de Salento te lo preparan para que te lo lleves bien envasado.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de los jeeps de vuelta a Salento salen entre las 4 y las 5 de la tarde.

En un principio no teníamos previsto visitar esta parte de Colombia. Tenía dudas de si valía la pena desplazarnos a esta parte solo para ver un parque natural con palmeras por muy bonita que fuese la vista. Ahora me alegro de verdad de haber cambiado mi ruta en último momento y de haber visitado tanto Salento como el Valle del Cocora.

Disfrutando de los paisajes del Valle del Cocora

Creo que son dos visitas imprescindibles si viajas a Colombia, especialmente si tienes previsto pasar unos días en el eje cafetero.

2 COMENTARIOS

  1. Hola!
    Solo quiero decirte que estoy preparando mi viaje a Colombia y he leído todas las entradas de tu blog sobre el país, así que me parece justo agradecerte con un mensaje todas las pistas super útiles que me has dado. Me llevo muchas cosas apuntadas, así que gracias mil por contar tu viaje y ayudar a otros viajeros como yo a preparar el suyo 🙂
    Un abrazo desde Barcelona!!

    • Hola Merche. Agradecemientos bien recibidos y que siempre dan moral para seguir escribiendo sobre esta pasión que es viajar. Espero que disfrutes mucho de tu viaje a Colombia. En cuanto vuelva de mi actual viaje espero poder escribir un poquito más sobre mis últimas etapas en mi viaje a Colombia: Cartagena de Indias, Taganga y Tayrona. Saludos

Dejar una respuesta