La Grand Place de Bruselas y sus alrededores

Grand Place de Bruselas

La Grand Place probablemente sea una de las plazas más bonitas de toda Europa, y es junto al Manneken Pis y el Atomium el atractivo turístico más importante de Bruselas. Esta espectacular plaza aglutina a su alrededor el Ayuntamiento de Bruselas, la Casa del Rey y edificios de estilo gótico y barroco que fueron en su tiempo las sedes de los Gremios.

Este conjunto de edificios deslumbrantes, que transmiten una sensación abrumadora debido a sus exquisitos y abundantes detalles, conforman una de esas pequeñas maravillas arquitectónicas que encierra Europa y que no tienen el reconocimiento que se merecen.

Alrededor de la Grand Place o en sus cercanías se encuentran gran parte de las cosas más interesantes que hay que visitar en Bruselas. Además, es una zona muy animada repleta de tiendas, restaurantes, bares y donde también se concentra gran parte de su vida nocturna. La Grand Place es el punto ideal tanto para empezar la visita como para alojarse en Bruselas.

Subiendo desde la Grand Place a la parte alta de la ciudad hacia la Rue Royal se llega a una zona donde se encuentra el  parque de Bruselas y el Palacio Real, y la zona con la mayor concentración de museos de Bruselas, entre los que destacan los Museos Reales de Bellas Artes y el MIM, el Museo de Instrumentos de Música de Bruselas.

A pocos metros de la Grand Place también se encuentra el Manneken Pis, una pequeña estatua de bronce que simboliza a un niño orinando en la base de una fuente y que se ha convertido en el símbolo de Bruselas. En la dirección opuesta al Manneken Pis y también a escasos pasos de la Grand Place se llega a las Galerías Saint Hubert, unas elegantes galerías comerciales de techo acristalado construidas a mediados del S.XIX, y a la Catedral de Bruselas.

En la misma zona donde están las Galerías Saint Hubert se encuentra el popular barrio del Ilot Sacre, lleno de pequeños callejones y calles estrechas con el nombre de antiguos gremios repletas de bares y restaurantes para turistas, especialmente la Rue de Bouchers (la calle de los carniceros), que más vale evitar.

La mayoría de los restaurantes de la Rue des Bouchers son trampas para turistas con alguna excepción como el popular Chez Leon, un sitio perfecto para probar el plato típico de Bruselas los mejillones y patatas fritas (moules et frittes) a buen precio, o L´Ogenblik, uno de los mejores restaurantes de Bruselas. En esta zona también está El Delirium, probablemente la cervecería más famosa de Bruselas.

A escasos dos minutos de la Grand Place se encuentra la Bourse, la Bolsa de Bruselas. Este edificio es un punto de encuentro habitual para los bruselenses. Al lado de la Bourse hay varios bares cervecería de estilo modernista como Le Falstaff o el Cirio donde disfrutar de una buena cerveza belga. En frente, la calle Jules van Praet lleva hasta la plaza St. Gery, zona donde abundan los restaurantes asiáticos, bares, y locales para salir de copas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here