La ceremonia de entrega de ofrendas de Luang Prabang

Ceremonia de entrega de ofrendas Luang Prabang

Cada mañana al amanecer los monjes de Luang Prabang se pasean en una especie de procesión recogiendo la comida les entrega la gente. Este ritual diario se conoce como la ceremonia de entrega de ofrendas. En esta ceremonia los monjes ponen de manifiesto sus votos de pobreza y humildad, y los creyentes budistas adquieren méritos espirituales por el acto de dar desineteresadamente. Esta bonita ceremonia bien merece el madrugón.

Ceremonia de entrega de ofrendas de Luang Prabang

Los monjes salen a eso de las 5 de la madrugada de sus templos y se pasean descalzos por las calles de Luang Prabang para recoger las limosnas que en forma de comida les da la gente. Los monjes llevan unas urnas metálicas donde van depositando las ofrendas que reciben.

Mujeres y hombres les esperan respetuosamente en las aceras normalmente de rodillas o medio sentados apoyados sobre las piernas dobladas. Los hombres pueden estar de pie para hacer entrega de sus ofrendas pero no así las mujeres.

Ceremonia de entrega de ofrendas de Luang Prabang

Este ritual se hace en todas las ciudades de Laos donde hay monjes. Sin embargo la ceremonia de entrega de ofrendas o de limosnas (alms giving) de Luang Prabang es especialmente atractiva. El bonito entorno de esta ciudad, su paz y tranquilidad, y la gran concentración de templos que hace que puedan verse en procesión a un gran número de monjes en un espacio tan reducido le dan un aire muy romántico con gran carga espiritual.

Ceremonia de entrega de ofrendas de Luang Prabang

Presencié la ceremonia de entrega de limosnas de Luang Prabang después de mi primera noche. Me despertó el griterío de los gallos. A las 5 de la mañana los gallos ya estaban graznando justo en mi ventana. No me lo podía creer!!! como eso fuese a ser así cada noche me iba a cagar en todo Laos. En fin, ya que me desperté tan temprano me levanté de la cama y salí a ver la ceremonia. Sabía que pasaba por mi hotel a eso de las 5:30.

Ceremonia de entrega de ofrendas de Luang Prabang

El día que vi la ceremonia de entrega de limosnas de Luang Prabang llovía un poco, era época de lluvias, y fue todavía más curioso ver como los monjes budistas se paseaban por la ciudad descalzos a pesar del agua, llevando en una mano su urna metálica y en la otra un paraguas.

Esta ceremonia tan bonita se ve afeada a veces por algunos turistas que carentes de todo respeto arman bullicio mientras observan esta procesión o se ponen encima de creyentes y monjes a hacerles fotos encima como si fuesen monos de feria.

Ceremonia de entrega de ofrendas de Luang Prabang

Recuerdo como una señora belga, precisamente belga tenía que ser con la manía que les tengo, se pasó toda la ceremonia hablándole a su novio como si estuviese en un bar a grito pelado mientras les ponía a los monjes la cámara de fotos casi en las narices.

La gran mayoría de turistas nos apostábamos a una distancia prudencial para presenciar la ceremonia y hacer nuestras fotos sin molestar a nadie. Reinaba un silencio sepulcral, casi sobrecogedor, hasta que esta señora rompió el encanto del momento.

Ceremonia de entrega de ofrendas de Luang Prabang

En fin, Luang Prabang como otras ciudades con encanto atrae a un número creciente de turistas, y corre el riesgo de que llegue un momento en que haya tantísima gente en sus calles observando esta ceremonia que pierda su autenticidad y la profunda espiritualidad con que todavía se desarrolla.

Dejar una respuesta