La necrópolis de Cala Morell

Necrópolis de Cala Morell

En el barranco que desemboca a Cala Morell, en la costa norte de Menorca, se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la isla. Se trata de la necrópolis de Cala Morell, una de las más importantes de la cultura talayótica de Menorca.

Hoy en día se pueden visitar hasta 15 cuevas que fueron excavadas por el hombre a lo largo de diversas épocas que abarcan desde la Edad de Bronce (periodo pretalayótico) hasta la Edad de Hierro (talayótico medio y tardío). Las mas pequeñas son las mas antiguas, mientras que las de mayor tamaño son de una época más reciente

Necrópolis de Cala Morell

Los restos hallados en la Necrópolis de Cala Morell, principalmente huesos humanos, urnas, y vasijas, entre otros materiales sugieren que las cuevas fueron utilizadas desde el bronce antiguo 1800 a.C. hasta el  S.II d.C.

En general las cuevas presentan plantas en forma circular, y algunas de ellas, grandes columnas. Tienen una serie de características arquitectónicas interesantes como, además de las columnas interiores, los capiteles que recuerdan a una taula (construcción megalítica exclusiva de Menorca), ventanas, ábsides, un tragaluz, tarimas a distinto nivel del suelo de la entrada, pequeños patios frontales, etc.

necropoliscalamorell

Una de las cuevas más importantes presenta dos columnas de estilo clásico esculpidas en la misma roca que soportan una repisa, también esculpida en la misma roca. Es un ejemplo muy significativo de la influencia de las culturas clásicas en el periodo final de la cultura talayótica.

En la necrópolis de Cala Morell se han conservado una veintena de pequeñas cavidades ovaladas conocidas popularmente en catalán como “capades de moro” (cabezazos de moro), que podrían haber sido utilizadas para depositar urnas funerarias o para enterrar niños de corta edad.

Necrópolis de Cala Morell

Su visita merece mucho la pena ya que probablemente sea la necrópolis más importante de Menorca después de la de Cales Coves, que tiene muchas más cuevas en un entorno todavía más bonito.  Además la necrópolis de Cala Morell se conserva en buen estado, y es muy accesible.

Tiene un pequeño aparcamiento justo en frente de su entrada lo que facilita mucho su visita. Es una visita corta, no se necesita más de entre media y una hora. La entrada es gratuita como casi todos los emplazamientos talayóticos de la isla.

Necrópolis de Cala Morell

Si visitas este enclave arqueológico en verano no dejes de darte un chapuzón en alguna de las playas vírgenes de la zona. Si bien la misma Cala Morell está bien para pegarse un bañito, te recomiendo que visites la playa de La Vall que está muy cerca y es una de las playas vírgenes más bonitas de Menorca.

Dejar una respuesta