La vida nocturna de Vientiane

Vida nocturna de Vientiane

Vientiane como el resto de Laos está bastante muerto en lo que a cachondeo nocturno se refiere. Vientiane es la capital más tranquila y con la peor vida nocturna de todo el sudeste asiático.

La vida nocturna de Vientiane tiene poco que ofrecer

Las opciones de ocio nocturno están realmente limitadas, hay pocos bares y apenas hay alguna discoteca. Además la política tan restrictiva del gobierno laosiano en el tema de horarios también se deja notar en Vientiane. Prácticamente todos los garitos cierran a medianoche.

La vida nocturna de Vientiane se concentra alrededor de la Plaza Nam Phu, con varias opciones para cenar y tomarse una copa, y a lo largo del río Mekong. Vientiane es pequeño y no hace falta más que dirigirse a esta zona, darse un paseo y en poco más de 30 minutos haber divisado la gran mayoría de antros para tomarse una copa.

A lo largo de la orilla del río hay bares medio al aire libre para cenar y beber Beer Lao, muy populares entre los locales, pequeños bares frecuentados tanto por laosianos como expatriados, y algún local, también bastante pequeño, con intenciones de ser una discoteca.

Uno de los bares más populares de Vientiane es el Bor Pennyang situado arriba de un edificio de cuatro plantas (sin ascensor) con unas vistas muy buenas al río Mekong.  En este bar se juntan turistas, la comunidad expatriada, locales, y bastantes prostitutas (aún a pesar de que las relaciones sexuales entre extranjeros y ciudadanos de Laos son ilegales).

Si después de haberte paseado por las calles de Vientiane no encuentras ningún sitio lo suficientemente animado, el Bor Pennyang es una opción aceptable para tomarte una copa. Es de los sitios donde más ambiente hay de la ciudad. Es una de las referencias de la vida nocturna de Vientiane.

A nivel de discotecas o para encontrar lo más parecido a donde se juntan las clases más adineradas de Vientiane hay que dirigirse al hotel Mercure. Detrás de este hotel hay 3 discotecas y un bar al aire libre con música en directo que cierran más tarde de medianoche.

La discoteca más conocida de las tres y que cualquier conductor de tuk-tuk conocerá se llama Mark II. El Mark II y los otros garitos que están justo al lado, uno de ellos está en la parte trasera de uno de los edificios adyacente, son de los pocos locales en los que se puede ir pasada la medianoche en Vientiane.

No esperes que la experiencia sea muy gratificante. Fuimos y duramos lo que tardamos en acabarnos la copa que pedimos. Los laosianos se juntan alrededor de una mesa alta y no se mueven en toda la noche. Se toman sus copas ahí entre amigos, se bailotea poco y siempre alrededor de la mesa, y no hay nada de contacto con los otros grupos. Éramos los únicos extranjeros y la verdad es que nos sentimos fuera de lugar. El ambiente nos pareció de lo más aburrido.

Salir de marcha por Vientiane fue una auténtica cagada de experiencia. Esa noche era mi cumpleaños y tenía ganas de celebrarlo por todo lo alto y liarla parda. Me quedé con las ganas. A la 1 de la noche ya estábamos en el hotel metiditos en la cama. Menos mal que al día siguiente cogí un avión a Phuket y pude resarcirme de tan traumática experiencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here