Playa del Carmen

Playa del Carmen

Playa del Carmen, o Playa como la llaman sus habitantes y turistas, es una pequeña ciudad costera mexicana que se encuentra en el centro de la Riviera Maya, a 52 kilómetros de Cancún y a una distancia similar de las ruinas mayas de Tulum.

Playa del Carmen, que hasta hace muy poquitos años era un pequeño pueblo de pescadores sin pretensiones, se ha transformado en muy poco tiempo en uno de los destinos turísticos más sofisticados y con más encanto de todo México.

Sus innumerables atractivos entre los que destacan sus playas caribeñas de arena fina  blanca y aguas color turquesa, y su excelente situación geográfica para visitar la cultura maya, la convierten en un destino ideal para pasar unas vacaciones perfectas.

En los tiempos de los Mayas, Playa del Carmen se llamaba Xaman Há que significaba las aguas del norte y era un punto de partida hacia el santuario de Ixchel en la vecina isla de Cozumel.

Hasta hace bien poco no era más que una pequeña villa de pescadores con sus casas a medio construir, con calles polvorientas sin asfaltar y donde solo era posible encontrar algunos restaurantes familiares sin pretensiones. Su estupenda playa estaba totalmente virgen de hoteles. Esto ha cambiado con la llegada del boom turístico a la Riviera Maya. Playa no deja de desarrollarse y cuenta hoy con cerca de 150 000 habitantes.

A pesar de este desarrollo turístico y a diferencia de su vecina Cancún, Playa del Carmen ha sabido conservar un equilibrio entre el ambiente que se respira en un pueblo mexicano, el ritmo de vida caribeño, y la sofisticación que se nota en sus restaurantes, bares, tiendas y hoteles boutique, que le confieren una personalidad propia.

Playa del Carmen atrae a un turista local o procedente de Estados Unidos, Canadá y Europa con un poder adquisitivo medio-alto o alto. El visitante que acude a Playa prefiere evitar la masificación y el ajetreo de Cancún, es amante del buen comer y el buen beber, sabe apreciar la buena la calidad, y busca relajarse y descansar en un entorno cuidado y elegante.

Es un destino muy seguro y con un ambiente chic que se deja notar a lo largo de su arteria peatonal y comercial más importante, la 5ta Avenida. La Quinta Avenida de Playa del Carmen se ha convertido en el símbolo de la ciudad y en una atracción turística en sí misma. Esta calle discurre paralela a la playa y está plagada de tiendas, bares, restaurantes, agencias de viaje y pequeños hoteles boutique. Pasearse por la 5ta Avenida es casi una obligación para cualquier turista que visite la Riviera Maya.

La gran variedad de atracciones turísticas de Playa del Carmen y la gran cantidad de actividades que se pueden hacer hacen imposible que uno pueda aburrirse. En Playa se puede disfrutar de unas playas caribeñas excepcionales, nadar en cenotes de enorme belleza,  visitar importantes sitios arqueológicos de la cultura maya como Tulum, Chichen Itzá o Cobá, o entretenerte con la gran cantidad de actividades que ofrece.

Se puede practicar deportes acuáticos como la pesca deportiva, el surf, submarinismo, el esnórquel, el kite surf, el kayak, bañarse con delfines, disfrutar en familia en sus parques de atracciones ecológicos como Xel-ha o Xcaret, ir de compras en la Quinta Avenida, disfrutar de una gastronomía excelente, o perderse en su animada vida nocturna y el desenfreno de sus discotecas.

En definitiva Playa del Carmen se ha convertido en una referencia turística ineludible de la Riviera Maya por méritos propios. Es un destino ideal para pasar unas vacaciones perfectas del que guardo un recuerdo excelente y del que sin duda volveré a disfrutar en un futuro próximo.

Dejar una respuesta