Segundo día de turismo en Florencia

Turismo Florencia

Para visitar lo imprescindible de Florencia al menos se necesitan dos días. El primer día visitamos gran parte de las visitas “indoor” tipo museos y exposiciones debido al mal tiempo que tuvimos, y el segundo día, que ya nos hizo muy buen tiempo, nos dedicamos a callejear más y explorar los rincones de Florencia.

El primer día nos pegamos una buena paliza de basílicas, palacios, museos y demás visitas. Entre otras cosas visitamos, la basílica de Sta. María Novella, la basílica de San Lorenzo, la Capilla de los Medicis, la Catedral de Santa Maria del Fiore, el Palazzo Strozzi, el Palazzo Vecchio, la Galleria degli Ufici, el Ponte de Vecchio iluminado de noche.

También cenamos en un típico restaurante de la ciudad y tratamos de tomarnos algunas copas sin mucho éxito. Florencia es una ciudad con muy poca vida nocturna. No encontramos mucha cosa aparte de bares muy tranquilos.

Qué ver en Florencia

Empezamos la mañana del segundo día subiendo al campanario de la Catedral de Florencia. Un ascenso de 84 metros de altura con 414 escalones. Afortunadamente hay varios pisos donde te puedes parar y admirar las vistas de la ciudad. Las vistas desde lo alto del campanario son de las mejores de Florencia y bien valen el ascenso.

Palazzo Medici Ricardi

A pocos pasos de la catedral está el Palazzo Medici Ricardi. Construido a mediados del siglo XV es uno de los palacios más bonitos y famosos de Florencia. Es un prototipo de la arquitectura residencial renacentista toscana de las clases apoderadas.

Ponte Vecchio

Tras esta visita nos perdimos unas horas por las calles del centro histórico de Florencia tomando un café aquí, una cerveza allá… Después de comer atravesamos el Ponte Vecchio. Construido en el 1345, el Ponte Vecchio y sus casas colgantes es una de las imágenes más conocidas y fotografiadas de Florencia.

Palazzo Pitti

Tras una fugaz visita a la Basílica del Santo Espíritu (no tiene nada de especial) visitamos el impresionante Palazzo Pitti y sus jardines, los jardines Boboli. El Palazzo Pitti es un gigantesco palacio renacentista construido en 1458 por encargo de Luca Pitti, un banquero florentino.

Posteriormente, en 1549 fue comprado por la familia de los Medicis para que fuese la residencia oficial de las familias gobernantes del Gran Ducado de la Toscana. Hoy en día es un museo que alberga varias exposiciones.

Basilica Santa Croce

Para terminar nuestras visitas en Florencia nos acercamos a la Basílica de Santa Croce. Es la segunda mayor iglesia de la ciudad después de la Catedral de Santa María del Fiore. No es tan espectacular como esta última pero bien vale acercarse hasta ella.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here