Últimas visitas en Luang Prabang

Templo de Luang Prabang

Nuestro último día en Luang Prabang lo dedicamos a pasearnos por el mercado de día, visitar el Museo del Palacio Real, algunos de los muchos templos de la ciudad que no habíamos visitado todavía, y a esperar sentados en una terraza a la orilla del Mekong a que llegase la hora de coger nuestro vuelo a Vientiane.

Mercado diurno de Luang Prabang

Después de un buen desayuno, relaxing cup of café con leche incluido (la intervención de la Botella ante el COI va a ser un estigma de por vida para esta pobre mujer), en nuestra guesthouse nos dimos un paseo por el mercado de día de Luang Prabang. Con tanta visita y excursión no habíamos tenido tiempo de pasearnos con tranquilidad por este mercado.

El mercado está en la zona de una de los principales atractivos turísticos de Luang Prabang que tampoco pudimos visitar hasta el último día, el Museo del Palacio Real. Cada vez que intentamos visitarlo los días anteriores estaba siempre cerrado. Tiene un horario algo limitado. Está cerrado los martes y el resto de días abre de 8 a 11 de la mañana y de 13:30 a 15:30.

Palacio Real de Luang Prabang

El recinto del Museo del Palacio Real comprende el propio Palacio Real, el Wat Ho Pha Bang, uno de los templos más bonitos de Luang Prabang, y varías galerías de exhibiciones donde, entre otras, puede verse una colección de coches antiguos.

El Palacio Real me pareció muy sencillo y sobrio. Nunca hubiese podido imaginar que antaño hubiese sido el palacio de la familia real de Laos, especialmente cuando se compara con los palacios reales de los países de la zona.

Tras esta visita nos dimos un paseo por las calles de Luang Prabang y entramos en algún que otro templo que no habíamos visitado todavía. Esta ciudad es perfecta para pasearse con total tranquilidad, pararse a tomar un café en alguno de las muchas cafeterías que hay, mantener una conversación con viajeros o con los habitantes de LP, o simplemente relajarte con un buen libro sentado en alguna de las muchas terrazas a orillas del río Mekong.

Calle de Luang Prabang

Antes de ir al aeropuerto nos dio tiempo de comer algo. Nos decidimos por el Viewpoint Restaurant del Mekong Riverside Hotel. Se come bien y es uno de los puntos donde puede disfrutarse de uno de los mejores paisajes que ofrece el río Mekong en Luang Prabang. Después de comer teníamos un Tuk-Tuk que, por los 50.000 kips oficiales, estaba esperándonos para llevarnos al aeropuerto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here