Qué hacer en Dubái: 30 planes imprescindibles

Qué hacer en Dubái

¿Te despierta la curiosidad Dubái, la capital de los Emiratos Árabes Unidos? ¿Estás barajando visitar esta ciudad o simplemente ya tienes tus billetes y estás en la fase de preparación de tu viaje?

Si es así, este artículo te va a ser muy útil. He preparado una lista de cosas que ver y hacer en Dubái para que no te pierdas nada de esta ciudad.

Dubái es uno de los destinos que están más de moda. Su glamour, su desmesura, su larga lista de récords mundiales, sus zocos y sus grandes centros comerciales, sus playas, su oferta gastronómica, y su infinita oferta de ocio para todos y toda la familia, son sólo algunos de sus atractivos.

En esta ciudad es imposible aburrirse. Hay tal cantidad de cosas que hacer, que a veces llega a abrumar. Sin embargo, esa cantidad de actividades no se corresponde tanto con la oferta de cosas para ver desde el punto de vista histórico.

Y es que Dubái es una ciudad muy nueva. Es una enorme metrópolis que se ha desarrollado a golpe de talonario financiado por el petróleo en tan solo unas pocas décadas. Por lo que no esperes ver mucho patrimonio histórico. Tampoco mucha cultura.

Si bien se ha invertido mucho en infraestructuras punteras y actividades de ocio y grandes atracciones tipo enormes parques de atracciones, pistas de ski, centros comerciales gigantescos, zonas de ocio familiares enormes, y demás… La inversión en cultura y museos de primer nivel no ha sido parejo.

No quiero decir con esto que no haya nada que ver desde el punto de vista histórico o cultural. Lo hay. Simplemente no esperes un patrimonio al nivel de ciudades con una historia más dilatada en el tiempo.

En cualquier caso, decirte que en mi primer viaje a Dubái, el de descubrimiento de la ciudad, pasé 8 días allí, y no tuve un momento para aburrirme.

Como en muchas de las grandes ciudades turísticas del mundo, en Dubái también puedes adquirir tarjetas turísticas que te permitirá entrar gratis en los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Estos son: el Go City: Dubai All-Inclusive Pass y el Go City: Dubai Explorer Pass

¿Valen la pena? En mi opinión no tanto como en otras ciudades. Sin embargo, todo depende de qué atracciones turísticas quieras visitar. Simplemente haz un cálculo y decide en consonancia. Yo no usé ninguno de estos abonos.

Qué hacer en Dubái: 30 planes imprescindibles

1. Visitar el Burj Khalifa, una de las actividades imprescindibles que hacer en Dubái

Burj Khalifa

En esta ciudad de récords, el más llamativo sigue siendo el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa. Con sus 828 metros de altura su esbelta figura domina y define el skyline de la capital emiratí.

Con esta carta de presentación, visitar este edificio es una de las cosas que deben figurar en lo más alto de tu lista de cosas que hacer en Dubái. Sin embargo, para hacer esta visita tendrás que tomar algunas decisiones. Decisiones que afectarán al costo del billete que compres.

Para empezar hay varios miradores. Hay dos en las plantas 124 y 125 a unos 452 metros de altura al que la mayoría de gente accede, y otro en la planta 148 a 555 metros para los que están dispuestos a pagar un precio más elevado.

También hay diferencias de precio para diferentes momentos del día. El precio se encarece por la tarde, en horarios de mayor afluencia. Horarios que te permiten disfrutar de la vista de día, al atardecer, y de noche con la ciudad iluminada.

Por otra parte, también hay una entrada conjunta con el Dubai Aquarium.

Debes reservar tu billete online con toda la anticipación que puedas, especialmente si viajas en temporada alta (de noviembre a abril). Si no lo haces así corres el riesgo de que no encuentres plazas para el día que te interese. Quedas avisado!!!

Puedes optar entre los siguientes tipos de billete:

Yo compré la entrada a los pisos 124 y 125 por la mañana. En mi opinión la experiencia vale mucho la pena sin necesidad de optar por las opciones más caras. Las vistas son espectaculares y por la mañana te ahorras ese extra de gente que hay por las tardes.

Consejo: Para llegar al Burj Khalifa en transporte público, pilla el metro hasta la parada Dubai Mall/Burj Khalifa, recorre la pasarela hasta el Dubai Mall (tardarás unos 10 minutos), y luego sigue las indicaciones “At the Top”. 

La entrada del Burj Khalifa se encuentra en el nivel LG del Dubai Mall frente a un food court.

2. El Dubai Mall

El Dubái Mall, con sus más de 1200 tiendas, infinidad de restaurantes, y atracciones varias, es el centro comercial más grande del mundo por superficie. Es francamente enorme y fácil perderse en él.

Aunque no seas mucho de visitar centros comerciales, vale la pena dedicarle algo de tiempo ya que en su interior además de tiendas hay algunas cosas curiosas que ver. Entre ellas:

  • El Dubai Aquarium & Underwater Zoo. Si no quieres pagar la entrada, no te preocupes, hay partes visibles gratuitas.
  • Una catarata interior con esculturas colgadas muy fotogénica.
  • Un esqueleto de dinosaurio, más concretamente de un enorme diplodocus de 24,4 metros de largo y 7,6 metros de altura.
  • Una pista de hockey sobre hielo en la que el público puede patinar.
  • Una pista de Karts.
  • Y muchas más cosas como cines, un simulador de vuelo, atracciones de realidad virtual, una gran sala de juegos recreativos, food-courts etc.

3. El Dubai Aquarium & Underwater Zoo

Qué hacer en Dubái: Dubai Aquarium

Como te acabo de comentar, se encuentra en el Dubái Mall y es una de las cosas que ver en Dubái más populares, especialmente entre familias con niños. Se trata de un gigantesco acuario en el que miles de criaturas marinas se mueven a su aire en torno a corales artificiales.

Paseando por su túnel de cristal podrás admirar desde tiburones y rayas hasta una infinidad de peces de colores. También puedes hacer una inmersión junto a tiburones.

Además, visitarás el Underwater Zoo cuya estrella indiscutible entre sus habitantes es King Croc, un enorme cocodrilo de 750 kg, que comparte espacio junto a su pareja Queen Croc.

Es una actividad interesante que hacer en Dubái con niños, aunque si no quieres pagar la entrada, también puedes ver una parte del acuario gratuitamente desde el interior del Dubai Mall.

4. El show de la Fuente de Dubái

Frente al Dubai Mall hay un lago artificial con una de las fuentes más grandes del mundo. Más que una fuente al estilo clásico, la fuente está conformada por muchos tubos esparcidos por el lago que lanzan potentes chorros de agua.

A lo largo del día tienen lugar varios espectáculos en el que los chorros de agua “bailan” al ritmo de la música y los efectos lumínicos especiales. Cada espectáculo es diferente, ya que se usan canciones y efectos lumínicos diferentes.

Estos espectáculos se suceden cada media hora a partir de las 18h y hasta medianoche. También hay algunos durante el día.

La zona de la fuente es enorme y seguro que podrás admirar el espectáculo sin problemas. Aún así no está de más pillar un buen sitio unos minutos antes del inicio del show, sobre todo en los meses de temporada alta. 

También puedes reservar mesa en algunos de los restaurantes con terraza y vistas a la fuente del Dubai Mall.

El espectáculo es muy cortito, apenas unos minutos. Si bien a mí me gustó, creo que se le da demasiado bombo. Lo realmente espectacular es el entorno, con el Burj Khalifa iluminado de noche. Pero vaya, es algo que no debes perderte, más teniendo en cuenta que es gratis.

5. Bur Dubai

Bur Dubai

Bur Dubai, junto a Deira, es la parte más antigua de Dubái, el lugar donde se originó la ciudad. Te recomiendo que dediques un día a explorar estas dos zonas.

En Bur Dubai hay varios atractivos que no te puedes perder, todos ellos situados a lo largo de la orilla del Dubai Creek, una ría natural navegable de unos 10 km de longitud. 

Lo que debes ver en Bur Dubai:

  • Al Seef: Es una zona que recrea cómo era el Old Dubai. Con sus construcciones típicas que acogen tiendas, buenos restaurantes, y cafeterías es un sitio que se anima mucho de noche. Da gusto pasear por ahí y la zona es muy fotogénica.
  • Al Fahidi: Antes conocido como Bastakiya Quarter, es una zona restaurada conformada por una cincuentena de edificios y callejones estrechos. Sus edificios acogen algún pequeño museo, galerías de arte, y algún que otro restaurante.
  • El Museo de Dubái: Te hablaré de él más adelante.
  • El Zoco de Bur Dubai: Se trata de un zoco muy colorido donde se venden muchos productos diferentes, desde especias, textiles, y artesanía, hasta oro y mucho más.
  • El Distrito histórico de Shindagha: Ya casi en la desembocadura de la ría, Shindaha era el lugar donde los sheiks y la élite de la ciudad vivió hasta los años 50. La zona se ha recuperado y ahora acoge algunos museos, restaurantes, cafeterías, tiendas, y algún hotel boutique. 

Yo visité toda esta zona junto a Deira por mi cuenta en un día con total calma y me sobraron horas. Para aprovechar el día incluiría otras visitas como The Frame. También hay visitas guiadas que te permitirán conocer más de su historia. Mira esta excursión por el Viejo Dubái.

6. Museo Al Shindagha

Ya que estás visitando Shindagha reserva algo de tiempo para el Museo Al Shindagha. Se trata de un museo compuesto por 21 edificios que albergan exposiciones interactivas centradas en las raíces de Dubái.

También podrás visitar la residencia Al Maktoum, la que fue la residencia principal del jeque Saeed bin Maktoum Al Maktoum, un conocido ex gobernante de Dubái.

7. El Museo de Dubái

De todos los museos que puedes visitar en la ciudad, éste es uno de los imprescindibles. Tanto por su temática como por el edificio que lo acoge, el Fuerte Al Fahidi.

Este fuerte es el edificio más antiguo de Dubái. Sus orígenes datan del año 1787, de poco antes de la fundación de la ciudad, a principios del siglo XIX.

El museo se centra en la evolución de la ciudad, de una pequeña aldea pesquera y recolectora de perlas a lo que es hoy, una de las ciudades más prósperas y modernas del mundo.

8. Cruza el Dubai Creek en abra

Las abras son barcas tradicionales. Se usan mucho para cruzar el Dubai Creek de Bur Dubai a Deira. Cuesta tan solo 1 dirham. 

La estación de abras en Bur Dubai está muy cerca del zoco de Bur Dubai y el de Dira está justo enfrente del Gran Zoco de Deira (muy cerca del zoco del oro).

9. Deira

Zoco del Oro en Deira

Deira es uno de los barrios más antiguos de la capital emiratí. No tiene nada que ver con la modernidad y el lujo por las que esta ciudad es tan célebre. Es un barrio humilde, en el que viven las clases trabajadoras que hacen funcionar los servicios de la ciudad.

Los mayores atractivos de Deira son sus bazares o zocos. Entre ellos no te pierdas el de las especies, el del perfume o el del oro, donde se expone en una de sus tiendas el anillo de oro más grande del mundo con un peso de 64 kg y revestido con más de 5 kg de diamantes y piedras preciosas.

¿Te atreverías a darle un valor estimado a este anillo? Las tasaciones más conservadoras lo sitúan por encima de los 3 millones de dólares.

10. Prueba la gastronomía emiratí en el Arabian Tea House

Como en cualquier país que visites, debes probar la gastronomía local, que por cierto es deliciosa. Más si la pruebas en un buen restaurante. Precisamente la falta de buenos restaurantes no es un problema en esta ciudad.

El Arabian Tea House es uno de los mejores restaurantes de cocina local que disfruté en los días que estuve en Dubái. Situado en el barrio histórico de Al Fahidi, sirve platos típicos de la cocina emiratí a precios muy razonables.

Para que te hagas una idea comí allí un Lemon Tikka Hummus (el mejor humus, que además venía con carne, que he probado y seguramente probaré en mi vida), Tahta Laham (un plato que se sirve con dos capas de carne de cordero separadas por capas de arroz), un té de hibiscus y agua por 142 dirhams (unos 35 euros).

11. Madinat Jumeirah

Madinat Jumeirah

En Dubái todo tiene un cierto aire artificial y a pesar de ello hay muchos sitios bonitos y con encanto. Madinat Jumeirah es uno de esos sitios que a pesar de ser de reciente construcción es hermoso y da gusto visitar.

Se trata de un espacio residencial y comercial que recrea un zoco tradicional y usa arquitectura también tradicional para sus viviendas y con canales en plan rollo Venecia, sin góndolas pero con abras.

Otra de las cosas por las que destaca este lugar es por sus vistas al Burj Al Arab. Hay varios puntos desde donde te saldrán fotos perfectas para tu instagram… el mejor: la terraza de la cafetería Costa Coffee.

12. Excursión al desierto, una de las más populares que hacer en Dubái

Las excursiones al desierto probablemente sean las más populares que se hacen desde Dubái.

Hay varias empresas que organizan estas excursiones y cada una incluye sus actividades. Normalmente se recorren las dunas del desierto en un 4×4, muchas incluyen sandboarding, paseo en camello y algún aperitivo en plan té y dátiles.

Otras excursiones incluyen también disfrutar del atardecer, cena y espectáculo en pleno desierto.

Si te interesa echa un vistazo a estas excursiones:

13. La Marina

Dubai Marina

Solo por pasear por la Marina y disfrutar de su alucinante skyline, ya vale la pena visitar Dubái. Para mí es la zona más espectacular de la ciudad, y precisamente esta ciudad no anda escasa de sitios superlativos.

Dubai Marina es una marina artificial construida tierra adentro, no lejos de la playa, que se ha convertido en el mejor lugar para vivir en la ciudad. 

Pasea por el paseo que bordea toda la marina (tiene una extensión total de 7 kilómetros) y disfruta de las vistas con sus rascacielos y sus yates. A lo largo de este paseo hay infinidad de restaurantes, bares, tiendas y un gran centro comercial, el Dubai Marina Mall.

Te recomiendo que intentes visitar la Marina tanto de día como de noche. De noche, con sus edificios iluminados el ambiente es simplemente mágico.

Como no podía ser de otra manera, una de las actividades más populares es hacer un paseo en yate. 

14. Tírate por la tirolina urbana más grande del mundo

Para los adictos a la adrenalina, en la Marina tienes la oportunidad de deslizarte por la tirolina urbana más larga del mundo.

Desde una altura de 170 metros recorres una distancia de 1 kilómetro atravesando la Marina a una velocidad de 80 km hasta llegar al Dubai Marina Mall. 

A mí el precio de la actividad me tiró para atrás (además hacía poco me había tirado en tirolina en Sri Lanka), y me conformé con ver cómo llegaba la gente desde las alturas hasta la terraza del Dubai Marina Mall.

¿Tienes curiosidad por saber cuánto cuesta? Echa un vistazo a este link.

15. The View at the Palm

The View, Palm Jumeirah

Hay dos miradores que no te puedes perder en Dubái, los del Burj Khalifa y el The View. 

Este último, situado en Palm Jumeirah, te ofrece unas vistas panorámicas de 360 grados desde su mirador al aire libre situado a 240 metros de altura.

Las vistas son muy diferentes a las que tienes desde el Burj Khalifa. Desde The View podrás apreciar mucho mejor las zonas que para mí tienen más atractivo de Dubái como Palm Jumeirah, JBR y la Marina, y Jumeirah con el Burj Al Arab.

Al igual que el Burj Khalifa aquí te cobran diferentes precios en función del horario. Si llegas a partir de las 16:30 h (puede variar en función de la época del año) es más caro. 

Yo tuve que pagar ese sobreprecio porque me retrasé más de lo que tenía previsto. Aproveché para ver la puesta de sol desde las alturas, pero en mi opinión no vale la pena pagar ese extra. 

En horario normal cuesta 100 dirhams y en peak hour 158 dirhams, una diferencia de aproximadamente 15 euros.

La entrada al mirador está en el interior del centro comercial Nakheel. Puedes llegar tanto en taxi como con el monorraíl bajándote en la parada Nakheel Mall.

A diferencia de la entrada del Burj Khalifa, no es tan necesario que la compres con anticipación a menos que viajes en temprada alta. Puedes comprarla allí mismo o por internet aquí.

16. Hotel Atlantis y el Aquaventure Waterpark

El Hotel Atlantis preside el final de Palm Jumeirah, esa estructura artificial que recrea la forma de una palmera tan famosa. Se trata de un hotel muy lujoso que alberga varias atracciones.

Entre ellas destaca el Aquaventure Waterpark, uno de los parques acuáticos más grandes del mundo, la Bahía de los delfines, donde podrás nadar con estos simpáticos animales, o el Acuario de LostChambers.

Si te interesa visitar estas atracciones puedes comprar la entrada aquí. Puedes llegar hasta allí usando el monorraíl que recorre Palm Jumeirah.

17. Burj Al Arab

Burj Al Arab

El Burj Al Arab es uno de los hoteles más lujosos y conocidos de Dubái. Es de los pocos hoteles de 7 estrellas que hay en el mundo.

Para muchos hacer una visita guiada por sus instalaciones y suites más lujosas es una de las cosas que hay que hacer en Dubái. Yo no me incluyo en este grupo, pero si a ti te atrae la idea puedes reservar un tour aquí.

Otra opción para visitar el hotel es reservar alguna comida o cena en alguno de sus restaurantes.

También puedes simplemente disfrutar de las vistas a este hotel desde alguna de las playas cercanas como Umm Suqeim o desde Medinat Jumeirah.

18. Global Village

El Global Village es uno de los centros comerciales más originales de Dubái. Está formado por pabellones que representan países diferentes como Tailandia, Marruecos, Japón, Turquía, China, India y muchos más.

Éstos contienen reconstrucciones de monumentos representativos de cada país como el Coliseo, el Taj Mahal o la Torre de Pisa, y están decorados siguiendo el estilo de cada país.

Además de poder comprar productos típicos de cada lugar, también encontrarás una abundante oferta gastronómica de diferentes lugares del mundo.

Es especialmente interesante visitar este sitio al atardecer. Así también, podrás disfrutar de la iluminación de sus pabellones.

19. La Mer

Una visita que hacer en Dubái si vas con niños para pasar un día en familia es este espacio comercial y de ocio. Es una zona que combina playas con todos los servicios necesarios, tiendas, restaurantes e incluso un parque acuático, el Laguna Waterpark.

20. Etihad Museum

Dubái no destaca por la calidad de sus museos. Realmente ninguno me dejó boquiabierto. Hay algunos en los que la espectacularidad está en los edificios que los albergan, como el Museo del Futuro, y otros que tienen exposiciones decentes, pero ninguno es de talla mundial.

El Etihad Museum no es un museo de primer nivel internacional, pero te asegura una visita entretenida y que te servirá para conocer más de la historia del país, más concretamente sobre su nacimiento como nación. 

Si te gusta la historia, es un buen complemento al Museo de Dubái.

21. The Frame

The Frame, Dubái

Esta es otra de las atracciones que hay que visitar en Dubái. Es un edificio en forma de marco que simboliza la frontera entre el nuevo y el viejo Dubái.

En la visita hay varias exposiciones que representan cómo era el antiguo Dubái, el presente y el futuro de la ciudad.

Desde lo alto de su mirador, a unos 150 metros de altura, se disfrutan de unas excelentes vistas de la parte vieja de Dubái con Bur Dubai y Deira a un lado y de la nueva con una buena perspectiva del Burj Khalifa al otro.

Además, seguro que te impresionará cuando bajo tus pies el suelo de cristal se vuelva transparente.

22. Dubai Garden Glow

Junto a The Frame  se encuentra este jardín nocturno. Nocturno porque es cuando hay que visitarlo, ya que el fuerte de esta atracción es la iluminación. 

Esta atracción, muy dirigida a familias, juega con las luces, la música y los efectos ópticos y acústicos. Para ello se usan más de 10 millones de luces LED para iluminar esculturas y estructuras diversas.

23. JBR, la playa y The Walk

The Walk, JBR

Jumeirah Beach Residence es el barrio que se encuentra entre Dubai Marina y la playa. Aquí, no te pierdas un paseo por The Walk. Se trata de un paseo marítimo que siempre está muy animado, con restaurantes, bares, beach clubs, y tiendas.

Y ya que estás en Dubái y en una de las playas más populares de la ciudad, date unos momentos para tomar el sol y bañarte en sus aguas. 

La playa está super equipada con tumbonas y sombrillas, actividades náuticas, un parque hinchable con toboganes en el agua, y vestuarios públicos con duchas y cabinas para cambiarse de ropa, para que puedas seguir con tus visitas.

24. Mezquita de Jumeirah

La visita a la Mezquita de Jumeirah es una de esas visitas que hay que hacer en Dubái. La razón: que probablemente sea la mezquita más bonita de la ciudad y que además permite la entrada a los no musulmanes.

Más interesante todavía: organiza visitas guiadas de 75 minutos organizadas por el Centro para el entendimiento cultural Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum todos los días menos los viernes a las 10h.

Estas visitas son una gran oportunidad para aprender más sobre la vida y la religión en el emirato. Aprenderás mucho sobre la fe islámica sobre varios temas como sus creencias, sus festividades, sus rituales, sus tradiciones y costumbres.

La visita finaliza con un pequeño aperitivo a base de café, dátiles y pequeñas especialidades de la cocina local.

Hay que vestir de manera apropiada y las mujeres deben llevar un pañuelo que cubra cabeza y hombros. Se presta ropa tradicional si es necesario.

25. Miracle Garden y el Dubai Butterfly Garden

Ahora vamos con otro lugar de Record Guiness. Se trata del Miracle Garden, el jardín de flores más grande del mundo. ¿Qué le ha hecho merecedor de este récord? Sus más de 150 millones de flores de todo tipo.

No es un jardín botánico tradicional, si no que está concebido en plan parque de atracciones, con estructuras en plan castillos y figuras de personajes de Disney que se integran en el entorno y muchas están revestidas de mantos florales. 

Situado justo al lado del Miracle Garden, el Dubai Butterfly Garden es uno de los mariposarios más grandes del mundo. En sus cúpulas habitan más de 15.000 mariposas de más de 50 especies.

Hay excursiones que te llevan e incluyen la entrada como esta. Sin embargo, con lo baratos que son los taxis en Dubái, sale mucho más a cuenta comprar solo la entrada.

26. El Museo del Futuro

Museo del Futuro, Dubái

El Museo del Futuro se ha convertido muy rápidamente desde su inauguración en uno de los principales atractivos turísticos que visitar en Dubái. 

Lo primero que destaca es su arquitectura futurista. Su característica forma cubierta de caligrafía árabe que reproduce un poema del actual dirigente de Dubái es única y una de las imágenes más fotografiadas de la ciudad.

El motivo principal del museo es el futuro de la humanidad. Sus exposiciones a pesar de que no son tan espectaculares como su exterior, son entretenidas y muchas de ellas interactivas. 

Para mí, lo realmente impresionante es el edificio en sí. Las exposiciones, a pesar de que son visualmente atrayentes, dejan un poco que desear, sobre todo por el coste de la entrada (149 AED, algo menos de 40 euros).

Me gustó la visita, pero me fui con la sensación de que sus exposiciones podrían ser mejores, con más base científica, y con más énfasis en las tecnologías que actualmente se están desarrollando y su impacto futuro.

Si el presupuesto no es un problema para tí, visita el museo. Si pagar 40 euros te supone algo de sacrificio, simplemente alucina con el museo por fuera y entra en el lobby.

27. IMG Worlds of Adventure y Dubai Parks and Resorts

Dubái tiene mucho que ofrecer para todo el mundo, también para las familias. Una de las cosas que hacer en Dubái con niños es pasar el día en alguno de sus parques de atracciones. Uno de los más populares es el IMG Worlds of Adventure.

Se trata de uno de los parques cubiertos más grandes del mundo centrado en los personajes de Marvel y Cartoon Network

El parque se divide en seis zonas con su temática y atracciones propias: Marvel, Cartoon Network, IMG Boulevard, IMG Kids Zone, Lost Valley – Dinosaur Adventure, y Haunted Hotel.

Otros parques interesantes son los que ofrece Dubai Parks and Resorts, todos en la misma zona. Los más interesantes son:

  • Legoland Dubai, inspirado en el mundo de Lego. También contiene el Legoland Waterpark, un parque acuático concebido para niños de hasta 12 años de edad.
  • Montiongate Dubai, con una temática centrada en personajes de cine y que incluye muchas atracciones diferentes como montañas rusas o simuladores 4D.
  • Real Madrid World, como te podrás imaginar centrados en el Real Madrid CF.

28. Ain Dubai

Ain Dubai

Situada en Bluewaters junto a JBR en una zona comercial y de ocio, Ain Dubai es la noria de observación más alta del mundo con sus 250 metros de altura.

Esta noria te ofrece grandes vistas de la zona de JBR, la Marina, y Palm Jumeirah. Después de tu viaje, podrás comprar en la zona comercial o cenar en alguno de sus restaurantes.

Puedes llegar a ella cruzando el puente peatonal que une JBR con Bluewaters.

29. Ski en el Mall of Emirates

Los centros comerciales son más que tiendas, también son centros de ocio, y uno de los más grandes, el Mall of Emirates, tiene una oferta muy particular para una ciudad nacida del desierto: el Ski Dubai.

Se trata de una pista de ski cubierta con nieve artificial. Tienen hasta escuela para aprender a esquiar.

30. Excursión a Abu Dabi

Si tienes tiempo suficiente como para dedicarle un día a visitar Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, no te lo pienses. La capital emiratí tiene lugares tan interesantes como 

  • La Gran Mezquita del Jeque Zayed: una de las mezquitas más grandes y bellas del mundo. Es uno de los principales atractivos del país. ¡No te la pierdas!
  • Fortaleza Qasr Al Hosn: que acoge un museo sobre la historia de Abu Dabi
  • Qasr Al Watan, el opulento «Palacio Presidencial»
  • El Museo del Louvre de Abu Dabi, Dubái no tiene museos de primer nivel, sin embargo Abu Dabi sí tiene este museo.
  • Emirates Palace, Si Dubái tiene el Burj Al Arab, Abu Dabi tiene también un hotel 7* 
  • La Corniche, con sus playas y su paseo marítimo.
  • La isla Yas, donde podrás disfrutar de parques de atracciones temáticos como el Warner Bros y el Ferrari World.

Como ves Abu Dabi tiene suficientes atractivos turísticos como para pasar en ella como mínimo 2 días.Obviamente si no piensas pasar noche allí, tendrás que seleccionar qué ver en un día.

También puedes recurrir a una exclusión organizada que te permita visitar lo más importante como esta o esta.

Deja un comentario