Conóceme

Blog de Viajes Viajero Nómada

Hola [email protected], te habla Jesús el autor de este blog de viajes. Si has llegado a esta página es porque sientes curiosidad acerca de quién está detrás de este blog y quieres saber algo más sobre Viajero Nómada. 

Que los blogs de viaje son una gran fuente de información es algo indiscutible. Sin embargo, no hay dos blogs iguales al igual que no hay dos personas iguales. Cada bloguero presenta la información a su manera y las opiniones y consejos que aportamos son subjetivas.

Seguro que si eres viajero habitual ya tienes tu lista particular de blogueros con los que te identificas y de los que te dejas guiar por sus recomendaciones. 

Y para los nuevos descubrimientos nunca está de más saber un poco sobre quién está detrás de cada blog, qué background tiene, algunas pinceladas sobre su personalidad, qué destinos conoce más, y sobre todo qué forma de viajar tiene.

De todos los blogs serios sea cuál sea su enfoque (viajes low-cost o mochilero, viajes de lujo, aventura, mujeres viajeras solas, en pareja, generalistas…) podrás sacar ideas de viaje e inspiración, pero sin dudas aprovecharás mejor tu tiempo si te ciñes a los blogs que más se ajustan a tu manera de viajar.

¿Quién soy?

Nací en la bellísima isla de Menorca, cursé mis estudios de Economía en Barcelona, y desde que los acabé he vivido la mayor parte del tiempo en el extranjero por una razón u otra. En la actualidad resido en Bruselas.

Al acabar la carrera no tenía nada claro que quería hacer y a dónde quería llegar profesionalmente. Lo que sí sabía era lo que no quería hacer. El típico camino de picar piedra y sudar sangre trabajando como junior en auditoría o consultoría para alguna de las Big Four no era para mí.

Decidí tomármelo con calma y dejar que las cosas fluyesen a su ritmo. En esa época mi único objetivo era trabajar unos meses al año (acumulé un buen número de contratos temporales en el sector financiero y en empresas del sector turístico en diferentes posiciones) para ahorrar un dinerito que me permitiese viajar y/o vivir en el extranjero hasta que se me acabasen los ahorros.

De esos primeros años viviendo en el extranjero, viajando con mi mochila a cuestas, y sin más visión de futuro que a unos pocos meses vista,  conservo algunos de los mejores recuerdos de mi vida. 

Algunos años después, el peso de la realidad (hay que trabajar para ganarse la vida), y también las ganas de ponerme a prueba profesionalmente y desarrollar una carrera exitosa, me llevó a emprender una aventura profesional llena de retos y satisfacciones como consultor en temas relacionados con el comercio internacional, y la gobernanza económica y el complejo entramado institucional de la Unión Europea. 

Aventura profesional en la que todavía estoy inmerso. 

Mi trabajo es sumamente exigente y absorbente pero como contrapartida me obsequia con más vacaciones y días libres que las de un profesor :). Tiempo que aprovecho para viajar todo lo que puedo.

Mi ubicación actual, en el corazón de Europa, hace que sea muy fácil visitar la mayoría de los destinos europeos y los más próximos en viajes cortos de unos pocos días.

Por una parte me permite llegar en tren o en coche en menos de 2 horas a ciudades tan apasionantes como Londres, París o Ámsterdam, y por otra al ser la capital de la UE tiene vuelos directos con un buen número de destinos europeos e internacionales.

Mis viajes largos ya no se cuentan por meses sino por semanas. De esos, solo puedo hacer entre 3 o 4 al año. Afortunadamente, me es muy fácil organizarme un buen número de viajes al año de 3 a 5 días por Europa o destinos cercanos tipo Marruecos o Turquía. 

No tengo motivo de queja. Intento exprimir al máximo el tiempo del que dispongo y gracias al sitio en el que vivo puedo viajar a una gran variedad de destinos interesantes con mucha espontaneidad y sin necesidad de organizarme sin mucho tiempo de antelación.

Cuéntame más sobre tus viajes y tu forma de viajar

Soy un viajero independiente al que le gusta viajar con calma. Me identifico más con el slow travelling que con el coleccionismo compulsivo de destinos. Me gusta exprimir al máximo cada destino que visito y darme mi tiempo para conocerlo con calma.

Solo viajo a los sitios que me apetece, aunque eso signifique repetir y repetir algunos destinos. 

En mis viajes busco experiencias que marcan, conocer nuevas realidades, llenar mis inquietudes culturales, explorar lo desconocido, y todavía persigo esa sensación de descubrimiento de mis primeros viajes a destinos exóticos.

También reconozco que soy un viajero muy hedonista, me gusta pasarlo bien y disfrutar de las buenas cosas de cada sitio. 

Mi manera de vivir los viajes trasciende a simplemente estar de vacaciones o pasar unos días de relax. Para mí significa evadirme por un tiempo de mi día a día y vivir una segunda vida aunque sea solo por unos días o semanas. 

Disfruto especialmente esos viajes a destinos con culturas diferentes que de tanto en tanto me gusta hacer en solitario. Me dan la oportunidad de encontrarme conmigo mismo, reevaluar mi escala de valores, tomar perspectiva de la vida y del mundo en el que vivo, y me ayuda a valorar lo que es realmente importante y lo que no. 

¿Todo esto te suena a topicazo? Si es así te recomiendo que en algún momento de tu vida hagas un viaje en solitario de unas semanas por algún país con una cultura y valores diferentes a los de tu lugar de procedencia. Aprenderás mucho de lo que te rodea pero también de tí mismo. 

Pocas cosas me han ayudado a conocerme y a saber quién soy como los viajes en solitario que he hecho a lo largo de mi vida.

¿Quieres conocer en detalle cómo viajo y qué tipo de viajes me gustan? Más abajo he abierto una pequeña sección de preguntas y respuestas, pero antes déjame contarte algunas cosillas sobre este blog.

El Blog

Viajero Nómada empezó su andadura allá por el mes de julio del 2012. Como tantos otros blogs de viaje vio la luz como un pequeño espacio en el que plasmar experiencias y recuerdos, como un hobby y sin ninguna pretensión seria.

Desde entonces el blog ha crecido muchísimo, mucho más de lo que hubiese podido imaginar en sus inicios. Hoy, al igual que tú, son miles las personas que llegan a este blog cada día buscando información y consejo

La responsabilidad de ver que tanta gente se fía de lo que cuento y recomiendo es un poco abrumadora, pero también es una fuente de motivación.

¿Qué vas a encontrar en Viajero Nómada? Básicamente lo que yo busco en otros blogs. Mucha información práctica para preparar tus viajes sobre los temas esenciales, experiencias de primera mano, consejos y un poquito de inspiración. 

Todo ello presentado de la manera que a mí me gusta encontrarla, con un enfoque 100% práctico, de consumo fácil y rápido, y entrando en detalle en los comentarios de cada post, que es donde se puede aportar mucho más valor añadido y ahondar en los temas en detalle, y donde me gusta entrar en valoraciones más personales. 

Preguntas y respuestas

¿En cuantos países has estado?

Por extraño que parezca nunca me he puesto a contarlos. Calculo que en unos 60 aproximadamente. La verdad es que me importa bien poco el número. No soy un coleccionista de destinos. 

Cada año procuro conocer algunos países nuevos pero sin obsesionarme. Esencialmente viajo por placer y no me importa repetir el mismo país varias veces. Voy allá donde me apetece en cada momento, sin más.

¿De todos los países que has visitado cuál es el que más te gusta?

He visitado muchos lugares maravillosos del mundo y espero seguir engordando la lista de destinos en el futuro, pero si hay uno que me tiene atrapado ese es Tailandia, y por extensión todo el sudeste asiático.

Tailandia es el destino que me inoculó el virus viajero y al que viajo cada año (a veces varias veces al año) desde hace ya mucho tiempo. Es un destino que lo tiene todo y donde me siento como en mi casa.

Hay viajes que marcan y a mí me cambió la vida mi primer viaje a Tailandia hace ya muchísimos años. Desde entonces no he parado de viajar a ese rincón del mundo. No hay otro lugar que me tenga tan enganchado como el sudeste asiático. Probablemente habré hecho más de 20 viajes a la zona… Y los que están por venir!!

¿Cuál es el que menos te gusta?

No puedo nombrar ninguno. Todos en los que he estado son destinos excelentes por un buen puñado de razones. 

Obviamente algunos tienen más atractivos que otros. Sin embargo, lo que define lo bueno que es un viaje son las experiencias que vives en el mismo. 

Si tienes malas experiencias (robos, alojamiento, enfermedad, desencuentros con tus compañeros de viaje…) hasta el destino más espectacular te puede dejar mal sabor de boca y viceversa. 

Por ejemplo uno de los mejores recuerdos viajeros lo tengo de Laos, país que no destaca especialmente por encima de sus vecinos en casi ningún aspecto (exceptuando tal vez por su naturaleza). 

Los momentos de relax leyendo tranquilamente con un café en las orillas del Mekong, los baños en las cataratas, la belleza de la selva, las rutas en moto atravesando arrozales y aldeas humildes, la manera de ser tan sencilla de la gente, o esa sensación de que el tiempo se ha parado tan habitual en Laos las  tengo grabadas como algunas de las mejores experiencias viajeras de mi vida.

¿Cuál es tu ciudad favorita?

En vez de una te nombraré cinco. 

  1. Madrid, la mejor capital que conozco hasta el momento para asentarse, 
  2. Bangkok, aunque ha cambiado (se ha vuelto más ordenada y seria) y se ha encarecido mucho en los últimos años me tiene totalmente enganchado, 
  3. Hong Kong, simplemente una ciudad espectacular como pocas en todos los sentidos, 
  4. Medellín, la ciudad latino americana que más me gusta y donde me gustaría vivir una temporadita, y 
  5. La Habana, a pesar de ser la ciudad que me despierta más sentimientos contradictorios me muero de ganas por volver.

¿Qué países tienes en tu lista de prioridades para el futuro?

Una lista extensísima. En mi lista de futuribles a los que más ganas tengo figuran Filipinas, Japón, Corea del Sur, Perú, Marruecos y Brasil.

¿Qué destinos dominas más? ¿De qué destino eres un experto?

He viajado extensamente por Europa y Asia (sobre todo el sudeste asiático que me tiene irremediablemente enganchado), no lo suficiente por América, y mis grandes olvidadas son África y Oceanía.

Experto, experto no sé, pero si tuviese que destacar algún destino sobre los que me atrevo a opinar y aconsejar con cierta solvencia sobre gran parte de los aspectos que conforman el día a día (no solo viajes), diría que además de España, Bélgica, donde vivo gran parte del año, y Tailandia, país que visito como mínimo una vez al año.

¿Cuál es tu estilo de viaje? ¿Cómo viajas?

Soy un viajero independiente. No me gusta nada el tema de los paquetes turísticos y los viajes organizados. Tampoco soy muy amante de los hoteles todo incluido más allá de dos o tres días para descansar después de una ruta dura o en los casos en los que no hay otras opciones.

Me gusta hacerme los itinerarios a mi medida y tener la flexibilidad de poder modificarlos sobre la marcha, en función de cómo vaya yendo el viaje. Con toda la información que hay en internet hoy en día es muy sencillo organizarte los viajes por tu cuenta. 

No me gustan los itinerarios en los que hay que saltar constantemente de un lado para otro. Prefiero visitar menos sitios pero visitarlos con más calma, a fondo, y disfrutarlos más y con menos prisas.

Por otra parte, no soy un viajero de bajo presupuesto. Me gusta viajar bien, con cierta comodidad y darme mis caprichos. No me privo de nada cuando viajo pero tampoco hago estragos en mi cuenta corriente.

¿Dónde te alojas? ¿Hostel, Airbnb, hotel?

Me alojo en todo tipo de alojamientos y precios excepto en dormitorios compartidos. En mis viajes largos combino buenos hoteles con pensiones y guest houses sencillitas para ir compensando costes. 

Por lo general en grandes ciudades y zonas de playa suelo optar por hoteles decentes y cómodos y en las zonas rurales o ciudades más pequeñas en alojamientos más modestos. 

También tiro mucho de Airbnb. Especialmente en las ciudades más caras y en sitios en los que preveo quedarme una semana o más.

Ejemplos: En mi último viaje a Londres me alojé en un 4 estrellas por 130 euros la noche, en Los Cayos de Santa María (Cuba) en un 5 estrellas todo incluido por 120 euros/noche, en Trinidad (Cuba) en casa particular por poco más de 20 euros, en Ayutthaya (Tailandia) en una guest house sencillita por menos de 20 euros/noche.

¿Maleta o mochila?

¿Maleta o mochila? ¿Qué es más cómodo? Tema habitual de discusión entre viajeros… Mi voto va para la maleta. 

Si bien mi filosofía de viaje no ha cambiado mucho, hoy viajo de manera muy distinta a cuando era más joven. Mi mochila hace tiempo que cría polvo en algún rincón perdido. 

Mis años de mochilero se quedaron atrás. Hace años que cambié mochila por maleta. Personalmente me es mucho más cómodo viajar con maleta.

¿Por qué? 

Básicamente porque viajo con varios cacharros electrónicos (ordenador, cámara de fotos, gopro, etc) que llevo en una mochilita pequeña y se me hace muy pesado e incómodo cargar con dos mochilas. 

Prefiero llevar colgada una mochilita y arrastrar una maleta. Además en la maleta me caben más cosas y mejor.  

La mochila solo para viajes de aventura, a lugares recónditos, o a zonas rurales con accesos complicados donde no se puede arrastrar una maleta.

¿Viajas solo o acompañado?

Encontrar compañeros de viaje para viajes largos no es nada fácil. En los años que llevo viajando compulsivamente he tenido que viajar solo en numerosas ocasiones. Era eso o no viajar.

También he viajado con gente que he conocido en foros de viajes (algunos de los cuales se han convertido en compañeros de viaje ocasionales y buenos amigos).

¿Qué prefiero? Pues depende del destino y claro está del compañero/a de viaje. Sin embargo guardo un recuerdo muy especial de todos los viajes que he hecho en solitario. 

Viajar solo te obliga a integrarte más con el destino que visitas, a vivirlo todo con más intensidad, a desenvolverte por tu cuenta, a gestionar tus tiempos a tu ritmo, y tiene además un componente de autodescubrimiento que hace que la experiencia sea algo especial.

¿Has estado en peligro en algún momento de tus viajes?

Solo se me viene a la cabeza una ocasión en Medellín en la que volviendo de fiesta de un antro situado en una zona poco recomendable un taxista completamente tatuado (cara incluida), collares y dientes de oro me llevó de vuelta a El Poblado pasando por alguna de las comunas más peligrosas de la ciudad.

En un cruce nos encontramos con un retén improvisado con barreras de gente de la comuna armada. Por un momento creí que la cosa se iba a complicar de verdad… 

Nos dejaron pasar sin problemas. El taxista era de la comuna y no llevaba malas intenciones. De haberlas tenido podrían habernos robado, matado y nadie se hubiese enterado. 

Realmente creo que si adoptas las medidas de seguridad habituales y aplicas un poco el sentido común no tienes por qué verte envuelto en situaciones problemáticas. 

En mi caso cometí un error básico que afortunadamente no tuvo consecuencia negativa alguna: En Colombia en las grandes ciudades y de noche siempre hay que usar taxis reservados por aplicación o por teléfono.

¿Tienes un trabajo o vives de tu blog?

Soy una persona normal con un trabajo normal. Este blog es la extensión de una de mis grandes pasiones (viajar), no mi medio de vida. 

¿Vivirías constantemente viajando? 

No lo deseo en absoluto. Cuando era más joven me encantaba ese estilo de vida. En mi momento vital actual no le veo ningún atractivo a estar de ruta sin parar a largo plazo.

Sin embargo, sí me atrae viajar durante semanas o incluso meses recalando entre viaje y viaje en sitios “amigos” durante un tiempo para descansar, llevar una rutina y socializar con caras conocidas. 

Me hace falta una infraestructura, poder disfrutar de relaciones personales estables, llevar una vida rutinaria durante un tiempo que me permita apuntarme a actividades, hacer deporte de manera regular, llevar una vida más o menos sana etc.

Mi ideal de vida sería tener mi campo base en España, pasar unos meses al año basado en sitios en los que me siento como en casa como Tailandia, Bali, Playa del Carmen o Medellín, e ir viajando desde esos lugares a otros sitios…. 

¿Quién sabe? Tal vez acabe adoptando ese estilo de vida algún día cuando el mundo vuelva a la normalidad.

¿Qué es lo que más te gusta de bloguear?

El contacto con mis lectores. Disfruto contestando a los comentarios que me dejan en el blog y ayudando en lo que puedo. Es lo que me aporta una mayor satisfacción. 

Por eso no dudes en preguntar o comentar lo que quieras.