36 Cosas que hacer en Ámsterdam

Qué hacer en Ámsterdam

La ciudad de las bicicletas, la Venecia del norte o, simplemente, Ámsterdam. La capital de los Países Bajos es una de las urbes más vibrantes y abiertas de mente de toda Europa. Tiene una vida cultural apasionante, una buena cantidad de lugares que visitar, y una oferta de ocio brutal. Sigue leyendo y te cuento algunos de los planes que hacer en Ámsterdam más interesantes.

Los mejores planes que hacer en Ámsterdam

1. Descubre la ciudad en bicicleta

Planes que hacer en Ámsterdam

Que Ámsterdam se haya ganado el título oficial de capital mundial de la bicicleta es algo que debería darte una pista sobre la importancia de este medio de transporte en la ciudad. Por cualquier lugar por el que te desplaces encontrarás a muchos ciudadanos montados en sus propias bicis o haciendo uso de las que el servicio local de alquiler ofrece. El consejo está claro: pedalea para conocer Ámsterdam tal y como lo haría un vecino de cualquier barrio de la capital de Holanda.

2. Visita la Casa de Ana Frank

El Diario de Ana Frank es una de las obras más populares y sobrecogedoras de todas las que dan cuenta de la II Guerra Mundial. La Casa de Ana Frank es una de las cosas más populares de las que hay que ver en Ámsterdam.

La casa, reconvertida en museo, te permitirá aprender bastante sobre la protagonista del libro y sobre la ciudad de Ámsterdam durante unos años que fueron especialmente duros para sus habitantes.

3. Descubre el Patio de Begijnhof

Ámsterdam es una ciudad repleta de secretos y de rincones poco conocidos y visitados por la gran mayoría de turistas. El Patio de Begijnhof es uno de estos sitios. Se trata del complejo residencial más antiguo de toda la ciudad, un lugar que se abre en torno a un patio que lleva sin cambiar apenas nada desde 1346. Hermoso, tranquilo y único, esta visita te permitirá viajar en el tiempo y remontarte a los mismos orígenes de esta ciudad. No dejes de visitarlo.

4. La Heineken Experience: Visita la fábrica de Heineken

Heniken Experience

La conocida firma de cervezas Heineken tiene su sede en la misma ciudad de Ámsterdam y, además, cuenta con una de las fábricas más antiguas y acogedoras de todas las que fabrican esta bebida.

Pues bien, si vas a pasar unos días en la ciudad y eres un amante de este líquido amarillo, una de las cosas que más te recomiendo hacer en Ámsterdam es visitar las instalaciones de Heineken. Durante la visita podrás descubrir el proceso de elaboración de su cerveza y, por supuesto, disfrutar de algunas de las variedades más conocidas de la firma para que termines tu visita con un buen sabor de boca.

5. De crucero por el centro de Ámsterdam

Otra de las cosas que hay que hacer en Ámsterdam sí o sí es un pequeño recorrido  en barco por los canales que le han servido a esta ciudad el sobrenombre de la Venecia del Norte. Contemplar las calles de la ciudad desde el agua es algo de lo más placentero.

Además, puedes contar con planes especiales como cenas románticas u otras muchas opciones, por lo que el crucero por los canales de Ámsterdam es un plan ideal para cualquier momento de tu viaje.

Canales de Ámsterdam

6. ¿Y si en vez de un crucerito te alquilas una barquita para navegarla tu mismo?

Esto también es una opción. En una de mis visitas Ámsterdam para celebrar una despedida de soltero nos alquilamos una barquita y nos recorrimos la ciudad bien provistos de bebida y buen humor. Nuestra barca triplicó sus pasajeros iniciales con incorporaciones varias durante el trayecto y sufrimos varios choques náuticos. Divertidísimo!!

7. Piérdete en el mercadillo de Waterlooplein

Los mercadillos son lugares que nunca deberían perderse cuando se visita una nueva ciudad. En Ámsterdam podrás encontrar uno en cada barrio. Como es posible que no tengas tiempo de conocerlos todos, te aconsejo que vayas al de Waterlooplein. Este mercadillo de antigüedades y cacharros varios es uno de los que tienen más vidilla.

8. Vive la plaza Dam

Plaza Dam

La Plaza Dam es el corazón de Ámsterdam. Esta plaza es uno de los lugares más concurridos de la capital y cuentan con algunos de sus edificios más representativos como el Palacio Real o la Nieuwe Kerk. Pasar por esta plaza es otra de las cosas que hay que hacer en Ámsterdam y que con absoluta seguridad harás en un momento u otro.

9. Conoce de cerca el Museo Van Gogh

Ámsterdam es una ciudad de museos, por lo que al menos visita alguno de ellos. Si quieres un consejo, el Museo Van Gogh es uno de los más representativos y espectaculares de la ciudad. En las salas de este inmenso museo descubrirás unas 200 pinturas de este gran genio y en torno a 400 dibujos que salieron de sus manos. Además podrás admirar pinturas de otros artistas como Breton, Courbet o Monet.

10. No te pierdas las vistas desde la Torre A’dam

Si eres de los que nada más salir de viaje ya va pensando en las fotos que se traerá de vuelta, subir a la Torre A’dam tiene que estar entre las cosas que hay que hacer en Ámsterdam.

Como bien te podrás imaginar, desde su piso superior, a unos 100 metros de altura, se puede disfrutar de unas vistas de los canales y la ciudad espectaculares. Además, tiene un restaurante giratorio un poco más abajo que te dará la ocasión de disfrutar de una panorámica de Ámsterdam mientras comes.

11. Vive una nueva experiencia en el barrio rojo

Otra de las cosas que debe figurar en tu lista de cosas que hacer en Ámsterdam es un paseo por el barrio rojo. La prostitución se ejerce aquí desde hace siglos y es una actividad completamente regulada por las autoridades locales. Sin embargo, hay más motivos para visitarlo que el puro morbo de ver la industria del sexo tan expuesta.

Sus estrechos callejones, sus antiguos edificios y las tabernas tradicionales que se alojan aquí dan una buena idea de cómo era la ciudad en sus orígenes, por lo que se trata de una visita indispensable para cualquier viajero.

12. Duerme una noche en una casa flotante

Casas flotantes en Ámsterdam

Se estima que la ciudad de Ámsterdam tiene unas 2000 casas flotantes repartidas por sus canales. Estas embarcaciones que alojan a muchos vecinos de la ciudad se encuentran en alquiler en muchos momentos del año.

Alojarse en Ámsterdam en una casa flotante es una experiencia diferente que aunque no lo parezca no está para nada reñida con la comodidad. El nivel de comodidad y confort que tienen estas casas son equiparables a las de cualquier casa normal.

13. Las Nine Streets: Un lugar para ir de compras

No es que en Ámsterdam no abunden los comercios de todo tipo y los establecimientos preparados para que puedas comprar cualquier artículo, pero es que la zona conocida como “Nine Streets” es muy especial.

Se trata de uno de sus principales ejes comerciales, aunque no deberías pensar en grandes cadenas ni en firmas internacionales. Más bien te encontrarás con pequeñas tiendas locales  de muchos estilos, cafeterías bohemias y locales que pondrán a tu alcance un universo de productos originales de todo tipo.

14. Relájate en el Jardín Botánico

Edificios, monumentos, museos… Ámsterdam es una ciudad que ofrece mucho, pero que puede llegar a saturar un poco. Unos momentos de relax en pleno “verde” no te vendrán mal.  Sin tener que salir de la capital de los Países Bajos podrás disfrutar de uno de los jardines botánicos más antiguos y completos de Europa. Nuestro consejo es que no dejes escapar la ocasión, ya que su colección de plantas es algo difícil de encontrar en otro lugar.

15. Acércate a Bollenstreek

Quizá sepas que Holanda es el centro mundial de la producción de tulipanes. Estas hermosas flores son cultivadas al aire libre en grandes extensiones que se llenan de color y crean una vista realmente hermosa. En el corazón de Ámsterdam no vas a encontrarte ninguno de estos lugares, pero solo tendrás que desplazarte 20 minutos para conseguirlo.

La localidad en cuestión se llama Bollenstreek y, especialmente en primavera, cuenta con una presencia de tulipanes que llena de vida hasta el último de sus rincones.

16. Visita Oude Kerk

Oude Kerk

Si Ámsterdam es una ciudad cargada de historia, su edificio más antiguo será una parada obligada para cualquier visitante. Pues bien, el honor de ser la construcción más anciana de la ciudad recae en la iglesia Oude Kerk, templo que fue consagrado en 1306. En su interior descubrirás un templo sencillo que parece sacado de otra época.

En esta iglesia podrás apreciar tumbas, varios órganos y la bóveda de madera hecha en la Edad Media más grande de Europa que aún se conserva. Por cierto, esta bóveda le otorga una sonoridad increíble. Oír sus órganos en funcionamiento es una maravilla.

17. Compra algo en Nieuwendijk

La calle más antigua de Ámsterdam es otro de los sitios que tienes que visitar. En la actualidad es un espacio comercial de lo más animado en el que se pueden encontrar tiendas de todo tipo. Un dato para que tengas en cuenta la antigüedad de esta calle: se piensa que la actividad comercial comenzó aquí en torno al 1275… definitivamente es una calle con mucha historia.

18. Visita un Coffee Shop

Se trata de uno de los atractivos más populares de Ámsterdam. Vayas o no a consumir cannabis siempre puedes entrar a disfrutar de la exótica decoración de muchos de ellos, ya que se trata de espacios que se han convertido en referencias turísticas de la ciudad y que, por lo tanto, están cargados de detalles y resultan de lo más encantadores.

19. Un picnic en el Vondelpark

Vondelpark

Como ya te imaginarás, el clima no es lo mejor de la capital holandesa. La lluvia y el frío son condiciones que marcan la mayor parte de los días en la ciudad, por lo que sus vecinos aprovechan cualquier rayo de sol para disfrutarlo.

Si tienes la suerte de disfrutar de un día soleado aprovecha para hacer un pequeño picnic en el Vondelpark, uno de los parques más grandes y atractivos de una ciudad que cuenta con algunos espacios al aire libre muy agradables y muy bien cuidados.

20. Pasea por Herengracht

Ya te he sugerido un crucerito por los canales de Ámsterdam. Sin embargo, el encanto del Herengracht está más en su orilla que en sus aguas. Sin ninguna duda, un paseo por los márgenes de este canal es algo que debes programar en tu itinerario. Aquí te encontrarás algunos de los edificios más antiguos y bellos de la ciudad, todo para que disfrutes de un momento lleno de encanto que creará una experiencia única en tu viaje.

21. Respira el ambiente de la plaza Leidseplein

En esta plaza hay que pararse un momento y disfrutar de su ambiente. Es uno de los rincones más bohemios de la ciudad. Artistas callejeros, músicos y otros personajes similares se confunden con las personas que pasan por aquí creando una atmósfera muy peculiar y festiva. Puedes tomarte algo en sus bares o, simplemente, sentarte a contemplar el ajetreo de la plaza.

22. Piérdete en el Rijksmuseum

Rijksmuseum

El Museo Nacional es otra de las cosas que hay que ver en Ámsterdam. Recientemente reformado, posee la colección de pintura más extensa y de mayor calidad del conocido Siglo de Oro holandés. Pero hay mucho más en sus salas: arte oriental, piezas arqueológicas de Egipto, muebles de época… en definitiva, una experiencia a la que es difícil renunciar. Si tienes poco tiempo no lo dudes, acércate a obras como La ronda de noche o La novia judía, dos obras de Rembrandt que se cuentan como las más importantes del museo.

23. Sorpréndete con la iglesia clandestina de Nuestro Señor en el Ático

Esta iglesia es otro de los secretos que hacen que Ámsterdam sea un lugar fascinante. Para que entres en contexto debes saber que el catolicismo fue prohibido y perseguido en el país durante el siglo XVI. Pues bien, muchos ciudadanos siguieron conservando su fe aunque de un modo poco visible.

La iglesia clandestina de Nuestro Señor en el Ático responde a esta situación, ya que se encuentra en la parte alta de un edificio de viviendas perfectamente oculta a los ojos de los que pasan por la calle. Su actual decoración es del siglo XVIII, aunque mantiene la esencia de lugar clandestino que tan especial hace a esta iglesia.

24. ¿Te gusta la comida asiática? Come en Chinatown

Ámsterdam también tiene su Chinatown. Soy un fanático de la comida asiática y esta ciudad cumple con mis más altas expectativas. En pocos sitios de Europa continental encontrarás mejores restaurantes asiáticos. En Chinatown como no podía ser de otra manera encontrarás muy buenos restaurantes de cocina 100% original china.

25. Disfruta de su animada vida nocturna

Qué hacer en Ámsterdam por la noche

Uno de los mejores planes que se pueden hacer en Ámsterdam es salir de fiesta. Su vida nocturna es una pasada si conoces los garitos que valen la pena. Si no tienes gente local que te pueda llevar a los sitios más de moda, no te preocupes, simplemente acércate a Leidseplein o Rembrandtplein. En estas zonas encontrarás un montón de bares y discotecas de todo tipo.

26. Admira el imponente Palacio Real

Pocas construcciones hay en las calles de Ámsterdam que lleguen a tener la presencia del Palacio Real. Este imponente edificio lleva en pie desde el siglo XVII y es la residencia más importante de todas las que tienen a su disposición los reyes de Holanda.

Es importante tener en cuenta que su estilo clasicista y sus inmensos salones suponen una de las visitas más atractivas de la ciudad, por lo que no se debería dejar escapar una oportunidad para conocer este lugar único con tanta historia.

27. Visita un templo budista en el centro de Ámsterdam

La capital de los Países Bajos es una de las ciudades más cosmopolitas de todas las que se pueden visitar en el mundo. Ninguna opción queda sin representación en sus calles, algo que hace de lo más normal que pueda encontrarse un templo budista en su mismo centro.

Se puede entrar de forma libre para disfrutar de la peculiar arquitectura y de su decoración, por lo que no hay ningún impedimento al respecto. El nombre del templo es He Hua y para encontrarlo hay que acercarse a la calle Zeedijk.

28. Saborea los quesos de Ámsterdam

Quesos Ámsterdam

Si desde que te bajas del avión y comienzas a caminar por las calles de Ámsterdam no dejas de ver quesos no te sorprendas. El queso juega un papel importante en la gastronomía holandesa.

En sus calles encontrarás desde pequeñas tiendas que venden porciones de todo tipo hasta bares especializados en los que disfrutarás de deliciosas degustaciones. Te animo a que descubras la mayor cantidad de variedades posibles.

29. Maravíllate en el Museo NEMO

El Museo NEMO te ofrece uno de las mejores planes que hacer en Ámsterdam con niños,aunque los adultos lo disfrutamos igual que ellos. Se trata de un museo dedicado a la ciencia y al progreso tecnológico que apuesta en muchas de sus salas por exposiciones interactivas. Así, si te gusta curiosear, descubrir experimentos o participar en actividades científicas aprovecha tu visita para conocer de cerca este museo.

30. Prueba a caminar con unos zuecos de madera

Zuecos Ámsterdam

Bueno, tampoco es necesario que recorras la ciudad entera con este calzado típico. Basta con que entres en algún taller artesanal para descubrir cómo se siguen haciendo y que te hagas con un par para tener el souvenir más típico de Holanda. Te sorprenderá ver como las manos de los artesanos consiguen terminar estos zuecos en unos 5 minutos, un espectáculo que te conectará con la cultura artesana local más tradicional.

31. Acércate al molino de Sloten

Las zonas rurales de los Países Bajos aún conservan una buena cantidad de molinos. Sin embargo, verlos en Ámsterdam es un poco más complicado, aunque tampoco te costará demasiado dar con uno de ellos. El de Sloten es una de las mejores opciones que tienes a tu alcance. No está nada lejos del centro y, además, está perfectamente conservado manteniendo su encanto original.

32. Tómate una cerveza en Brouwerij ‘t IJ

Si visitando la fábrica de cervezas de Heineken te proponíamos algo más industrial, con esta experiencia tomarás contacto con las cervezas artesanales de los Países Bajos. El Brouwerij ‘t IJ es un establecimiento que ha aprovechado la estructura de un viejo molino para crear un templo de la cerveza en el que es imposible resistirse a sus muchas variedades. No olvides que la cerveza es una de las bebidas nacionales, por lo que tiene que formar parte de tu experiencia en Ámsterdam.

33. Maravíllate del colorido del Bloemenmarkt

El popular mercado de las flores. Cierra los domingos, pero el resto de días de la semana estará esperándote para que puedas darte una vuelta por sus calles. Los colores de las flores y la cantidad que hay de ellas crean una atmósfera única que terminará por atraparte.

No tengas duda sobre si acercarte o no al Bloemenmarkt. Incluye esta visita en tu lista de cosas que ver y hacer en Ámsterdam. Un consejo: los bulbos de tulipanes son un gran recuerdo de Ámsterdam que encontrarás aquí con mucha facilidad.

34. Descubre la Casa Museo de Rembrandt

Rembrandt y la ciudad de Ámsterdam están muy relacionados. Este genial pintor creó buena parte de su obra en una casa que compró en torno a 1639. La casa está restaurada consiguiendo el mismo aspecto y ambiente que tenía cuando la habitaba el genial pintor, por lo que sirve tanto para conocer la obra de este como para descubrir la forma en la que vivían muchos habitantes de Ámsterdam en esa época.

35. Fíjate en los ganchos de las fachadas de los edificios

Puede que cuando pasees por las calles más antiguas de la ciudad te fijes en que la mayoría de los edificios tienen unos ganchos anclados a la pared. Para satisfacer tu curiosidad, estos ganchos se usaban para subir muebles, ya que los edificios suelen ser muy estrechos y había piezas que no podían ser transportadas de otra forma.

36. Haz alguna excursión

Si dispones de días suficientes aprovecha para visitar algún lugar de Holanda. El país es pequeño y podrás visitar casi cualquier parte en una excursión de un día. Opciones tienes muchísimas: Utrecht, Rotterdam, Keukenhof, Frisia…  Es un país pequeño pero con muchas cosas para visitar.

Imágenes: Pixabay

2 COMENTARIOS

  1. Aupa Jesús!!

    En primer lugar quiero felicitarte por tu pagina porque es de mucha ayuda para los viajeros inexpertos como yo.

    Voy a pasar unos días en Bruselas y haré un par de escapada a Brujas y a Gane que tengo entendido están muy bien.

    Mis preguntas son 2:
    Como ir de Bruselas a Gante
    y como ir de Bruselas a Amsterdam

    Muchisimas gracias.

    • Hola Joseba. Todos los trayectos por la zona se hacen en tren. Los billetes nacionales puedes comprarlos el mismo día sin riesgo a variaciones de precio y plazas libres. El trayecto Bruselas Ámsterdam también puedes adquirirlo sin antelación, aunque en este caso si tienes muy claras las fechas es recomendable adquirirlo con antelación. De Bruselas a Ámsterdam también hay conexión aérea y aunque no suele salir más a cuenta que el tren tampoco está de más que hagas una búsqueda rápida para comparar precios. Saludos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here