Sri Lanka en 3 semanas: Qué ver + Itinerario

Sri Lanka en 3 semanas

¿Estás planeando un viaje a Sri Lanka y tienes dudas acerca de cuál es el mejor itinerario? Este post te va a ser de gran utilidad. Aquí te explico el itinerario que hice en mi viaje a Sri Lanka en 3 semanas. Te cuento en detalle lo que fue bien y lo que hubiese cambiado.

Para empezar, no me extraña que te hayas interesado por Sri Lanka. Este destino está muy de moda, y razones para ello no le faltan. Es uno de esos sitios que merecen estar en el top de cualquier lista de destinos a visitar.

¿Por qué? Pues porque a pesar de ser una pequeña isla – nación te ofrece una enorme diversidad de cosas para hacer y ver, algunas de las cuales son atractivos de primer nivel mundial (sin exagerar), y que irás descubriendo en este post y en los que vaya escribiendo sobre este país. 

Antes de entrar de lleno en el itinerario, déjame tratar algunas consideraciones breves que te pueden ser de utilidad

¿Cuántos días son necesarios para visitar Sri Lanka?

3 semanas es el tiempo perfecto para poder ver lo más importante de Sri Lanka, disfrutar del viaje sin demasiadas prisas y con tiempo para relajarte en la playa.

Si dispones de más días mejor que mejor, ya que incluso con 3 semanas tendrás que dejar de visitar muchas cosas interesantes. 

Por ejemplo, en mi viaje tuve que prescindir de visitar lugares como Jaffna, algunos sitios del triángulo cultural como Mihintale, y zonas de costa como Trincomalee o Arugam Bay.

Y si tu viaje va a ser algo más corto siempre puedes recortar tu tiempo en las playas o prescindir de algunas de las visitas que te recomiendo. 

De los destinos que visité y que te detallo en esta ruta por Sri Lanka en 3 semanas donde va menos turismo y que mucha gente no visita son Colombo y Anuradhapura (una pena porque no me perdería ninguno de los dos).

¿Cuándo es la mejor época para visitar Sri Lanka?

La mejor época para visitar Sri Lanka es entre diciembre y abril. Sin embargo, realmente es posible visitar Sri Lanka durante todo el año, ya que el país experimenta dos estaciones de monzones en zonas diferentes.

Esto hace que cuando hay monzón en el norte y la costa este, haya estación seca en la costa sur y suroeste, y viceversa. De esta manera siempre podrás disfrutar de días de playa soleados. Únicamente deberás adaptar tu itinerario para los días de playa.

En mi caso visité Srí Lanka en la época de Navidad y Año Nuevo, por lo que mis días de playa los pasé en la costa sur.

En plan resumido las estaciones secas por zonas son:

  • Norte y costa Este: de abril a septiembre
  • Centro: Diciembre a Mayo
  • Costa sur y suroeste: Diciembre a Marzo

¿Qué necesitas preparar para tu viaje?

Vuelos: Obvio. Usa Skyscanner o Momondo para comparar precios y horarios. Te recomiendo que siempre compres cada ida y vuelta completa con la misma compañía. Si tienes conexiones con diferentes compañías y algo le pasa a tu primer vuelo, perderás la capacidad de reclamar por tu segundo vuelo.

Alojamiento: Yo reservé todos mis hoteles por booking. En función de la fecha en la que viajes te conviene reservar con más o menos antelación.

Visados y Sri Lanka ETA: Necesitas sacarte la ETA (Electronic Travel Authorisation) que te da permiso para visitar el país durante 30 días. El proceso se hace online (https://eta.gov.lk/) y cuesta 50 dólares

Seguro de viajes: No viajes sin seguro. Cualquier percance te puede salir muy caro. Yo uso Heymondo o Iati para mis viajes. Ambos son excelentes. Para mi viaje a Sri Lanka usé el primero.

Moneda: Lleva cash y cambia allí. Podrás pagar con tarjeta de crédito o débito en algunos sitios pero ten en cuenta que en muchos sitios te aplicarán un 3-5 % extra por ello. Yo usé mi Revolut en varias ocasiones sin problemas tanto para pagar como para sacar dinero de los cajeros.

Internet: En el mismo aeropuerto podrás adquirir una Sim Card para turistas con datos y llamadas a muy buen precio. 

Los paquetes y las ofertas varían. Pero calcula que tendrás buenas ofertas para 30 días con datos ilimitados en torno a los 20 euros al cambio, y con datos limitados (muy probablemente de 30 GB) por menos de 10 euros.

Descárgate PickMe: Esta aplicación te facilitará mucho la vida para tus traslados. Es tipo Uber (que también funciona allí). Podrás reservar desde tuk tuks hasta vehículos de gama alta.

¿Cómo moverse por Sri Lanka?

En general no vas a necesitar el avión para los desplazamientos internos a menos que quieras viajar a Jaffna. 

Para moverte por Sri Lanka puedes usar el transporte público (trenes y buses), contratar un conductor privado para todo tu viaje o por días, tirar de tuk tuks (también para desplazamientos largos) o alquilar tu propio tuk tuk o coche.

En cuanto al transporte público es una buena opción si quieres ahorrar ya que es super barato aunque algo lento. Te recomiendo los trenes pero no así los autobuses, excepto para trayectos cortos, ya que son incómodos, pueden ir muy lentos, y no tienen aire acondicionado. 

Yo me moví con una combinación de ellos: contraté varios traslados con conductor privado, usé a menudo los tuk tuks, y también hice algún desplazamiento en tren. No usé el autobús ni una sola vez.

Déscargate las aplicaciones PickMe y UBER. Sirven para contratar desde coches hasta tuk tuks. Ten en cuenta que en algunas localidades (las más pequeñas) vas a encontrar muy pocos conductores disponibles o tal vez ninguno.

Itinerario para visitar Sri Lanka en 3 semanas

Mi itinerario de 3 semanas fue el siguiente:

Día 1: Llegada a Colombo y transfer a Anuradhapura
Día 2: Anuradhapura
Día 3: Buda de Avukana y el Templo de la Cueva de Dambulla
Día 4: Sigiriya
Día 5: Polonnaruwa
Día 6: Kandy
Día 7: Tren de Kandy a Ella
Día 8: Ella
Día 9: Buda de Buduruwagala y llegada a Tissa
Día 10: Safari en el Parque Nacional de Yala
Día 11 – 12: Mirissa y Weligama
Día 13 – 15: Unawatuna
Día 16-17: Galle
Día 18: Hikkaduwa
Día 19 – 20: Colombo
Día 21: Vuelo de vuelta

Llegada a Colombo y transfer a Anuradhapura

Taxi aeropuerto Colombo

El aeropuerto internacional Bandaranaike, al que llegarás con tu vuelo internacional no se encuentra en Colombo sino la localidad de Negombo, una ciudad costera con playa, a unos 32 km de la capital.

No es de extrañar que mucha gente opte por pasar el primer día en esta localidad para descansar del largo viaje. Otros prefieren iniciar su itinerario e ir directamente a la primera etapa de su viaje para aprovechar el tiempo.

Negombo y su playa no son nada especial, así que si te ves con fuerzas obvia este sitio y empieza tu ruta. Eso fue lo que hice.

Mi primera etapa en mi viaje a Sri Lanka de 3 semanas fue Anuradhapura, una de las antiguas capitales y un destino que no debes perderte en tu viaje.

Para ir del aeropuerto internacional Bandaranaike a Anuradhapura contraté un taxi. En la misma terminal de llegadas hay varios stands con representantes de las compañías de taxis. Sus precios son francamente altos. 

Si vas a contratar un taxi tienes que negociar duramente. Otras opciones son contratar un conductor que te recoja en el aeropuerto antes de tu llegada o tirar de aplicaciones como Uber o PickMe.

Los taxistas me pedían de inicio unas 28.000 rupias esrilanquesas (LKR), unos 83 euros al cambio (el cambio con esta moneda fluctúa mucho), y cuando les dije que con PickMe me costaba 16.000 LKR (unos 47 euros) me igualaron el precio. 

Este fue el desplazamiento más largo que hice. Hay unos 180 km de distancia que se cubren en casi 4 horas (en Sri Lanka se circula bastante despacio).

Anuradhapura

Srí Lanka en 3 semanas: Anuradhapura

Si visitas el Triángulo Cultural, un área que cubre gran parte de las antiguas ciudades del país, hay tres lugares que destacan sobre el resto: Sigiriya, Polonnaruwa y Anuradhapura.

Esta última es la menos visitada de las tres. Sin embargo, es una visita muy espectacular que debes meter en tu itinerario si tienes días suficientes. Si haces un viaje a Sri Lanka de 3 semanas puedes encajarlo perfectamente.

Anuradhapura es una de las antiguas capitales más importantes del país. Fundada en el año 380 AC fue la primera capital de Sri Lanka. Hoy es Patrimonio de la Humanidad y sus ruinas cubren una gran superficie.

En su parque arqueológico podrás visitar enormes dagobas (como llaman allí a las estupas), templos, palacios y otras edificaciones en diferentes grados de conservación. La visita es realmente impresionante.

Además hay que destacar que muchos de estas dagobas y templos están hoy en uso y son uno de los lugares de peregrinación budista más importantes del país.

En Anuradhapura pasé dos noches. El primer día fue para descansar, disfrutar de la piscina y dar un pequeño paseo por la ciudad moderna (que no tiene absolutamente ningún atractivo). 

El segundo día visité el parque arqueológico. Puedes hacerlo por tu cuenta en bicicleta o en Tuk Tuk (el área es muy amplia y necesitas un medio de transporte). Yo opté por el tuk tuk. Lo contraté vía la aplicación PickMe y me costó 4000 LKR (unos 12 euros).

En un día puedes visitar perfectamente los puntos más importantes. No le dedicaría más tiempo.

En Anuradhapura me alojé en el Hotel White House. Un hotel bien situado, con camas cómodas, y una decoración muy extravagante, que lo mejor que tiene es su piscina. Me costó unos 27 euros la noche con desayuno.

Buda de Avukana y el Templo de la Cueva de Dambulla

Templo de la Cueva de Dambulla

Mi siguiente destino sería Sigiriya, pero de camino aproveché para visitar el Buda de Avukana y el templo de la Cueva de Dambulla, también conocido como Templo de Oro de Dambulla. 

Para este traslado contraté un chófer privado. Contratar un chófer privado es una de las mejores maneras de moverse por Sri Lanka. 

Es mucho más caro que usar el transporte público que te puede costar apenas un par de euros para trayectos largos, pero es bastante asequible, infinitamente más cómodo y te permite optimizar tu tiempo al máximo.

Gran parte de mi itinerario podría haberlo hecho viajando en tren o bus, pero hay cosas que no hubiese podido visitar como por ejemplo los dos sitios que visité este día o el Buda de Buduruwagala por falta de tiempo o por la imposibilidad de llegar a ellos con transporte público. 

Contratar un chófer privado para todo tu viaje, parte de él, o por días sueltos a medida que lo vayas necesitando es muy sencillo. Generalmente tu hotel o guest house te lo podrá organizar o podrás hacerlo tú mismo por internet. 

Casi todos mis traslados privados los contraté con los alojamientos en los que me fuí quedando. Anuradhapura fue una excepción. Mi hotel se demoró demasiado en darme una solución, así que tiré de una página web donde se ofertan varias empresas.

La página en cuestión es: srilankacaranddriverhire.com.

Contraté con una empresa llamada Zeus Holiday Travels y todo fué bien, como con todos los conductores que contraté. El día completo me costó 65 dólares (una tarifa muy estándar por día completo que incluye todo).

La primera parada fue el Buda Avukana. Este gran Buda de 12 metros que data del s.V fue tallado en la misma roca de granito. Este Buda y el templo que lo acoge, son una atracción turística popular del país. La visita en sí no lleva mucho tiempo. El templo no es muy grande. 

Como aliciente extra a esta visita, el camino desde Anuradhapura para llegar a él te ofrece unos paisajes fantásticos, con selva y lagos preciosos. 

A mí me hubiese gustado quedarme 3 o 4 días en la zona explorando a mi aire y haciendo algunos trekkings… Si vuelvo a Sri Lanka algún día sin duda lo haré.

La siguiente parada fue el Templo de la Cueva de Dambulla, uno de los grandes atractivos de Sri Lanka (mucho más importante que el Buda de Aukuna) que debes incluir en tu itinerario si puedes.

Se trata de un templo situado en lo alto de una colina (buenas vistas aseguradas) compuesto por cinco cuevas que acogen múltiples estatuas de Buda, las más antiguas datan de hace más de 2000 años, y murales que figuran entre los más bellos del país.

El destino final fue Sigiriya, probablemente el sitio más espectacular de Sri Lanka, al que llegué a eso del atardecer.

Sigiriya

Sigiriya

Si tuvieras que escoger sólo un sitio que visitar en Sri Lanka, te recomendaría que fuese éste. En Sigiriya, Patrimonio de la Humanidad, hay que visitar Roca del León (36 USD) uno de los símbolos del país e imagen que ocupa las portadas de muchas guías de viaje.

En la cima de Roca del León, una especie de colina-roca de 200 metros de altura,  podrás visitar las ruinas de un antiguo palacio y disfrutar de unas vistas fantásticas.

Es recomendable visitar la Roca del León temprano para evitar los autobuses cargados de turistas y el calor. Calcula que la visita te llevará toda la mañana. 

Además de lo que hay que ver en la cima, no hay que perderse los frescos, los Jardines Reales en la base de la roca, y el museo. Es un sitio al que hay que dedicarle tiempo, sin prisas, porque es un lugar único.

Después de visitar Roca del León, pillé un tuk tuk para ir hasta Pidurangala Rock. Me costó 2000 LKR (unos 6 euros) ida y vuelta incluyendo el tiempo de espera. No intentes ir a pie porque está lejos. En coche hay más de 3 km, a pie algo menos.

Después de subir a la Roca del León estarás cansado con lo que unido al sol y el calor, la caminata es bastante paliza. Además tienes la subidita a Pidurangala Rock por delante y la vuelta a tu hotel…

Por 6 euros vale la pena que te lleven hasta allí, te esperen, y después te dejen en tu hotel.

La entrada cuesta 1000 LKR (3 Euros). La subida a lo alto de Pidurangala Rock te llevará unos 30 minutos. Pasarás por algún que otro templo y un Buda reclinado antes de llegar a la cima. 

Cuando llegues a la cima tendrás una de las mejores vistas de todo el país con Roca del León en frente y una vista panorámica de la zona alucinante..

En Sigiriya me quedé en el hotel Il Frangipane, un pequeño hotel boutique que recomiendo al 100%. Super bien situado, muy cerca de la Roca del León, con habitaciones muy amplias, jardín tropical y piscina. Pagué unos 51 euros por noche con desayuno.

Polonnaruwa

Polonnaruwa

Visité las ruinas de Polonnaruwa en una excursión de un día desde Sigiriya. Lo hice con el mismo tuk tuk que me llevó a Pidurangala Rock. La ida y vuelta, más el recorrido dentro del parque arqueológico, que es francamente grande, me costó 8500 LKR (25 Euros).

La visita al museo (vale mucho la pena) y a las ruinas te va a llevar casi todo el día. Hay gente que lo combina con otra visita, tipo el Templo de la Cueva de Dambulla… creo que es un gran error ya que Polonnaruwa se merece que le dediques un día completo.

Hace 800 años esta ciudad fue una de las antiguas capitales y un gran centro comercial y religioso floreciente. Hoy es un parque arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad que cubre una vasta superficie con una enorme cantidad de ruinas por visitar, muchas de las cuales están muy bien conservadas.

Es de los parques arqueológicos más importantes de Asia. En cuanto a ciudades antiguas budistas solo lo he visto superado ampliamente por Siam Reap, en Camboya y Bagan, en Myanmar, y lo situaría al mismo nivel o por encima de lugares como Sukhothai y Ayutthaya en Tailandia.

En el viaje de vuelta tuve una gran sorpresa y una de las mejores experiencias del viaje. En la carretera de vuelta nos salieron al paso hasta tres elefantes salvajes. Alucinante ver cómo estos animales pararon el tráfico campando a sus anchas en plena carretera.

Kandy

Kandy, Sri Lanka

La siguiente etapa del itinerario de mi viaje a Sri Lanka en 3 semanas fue Kandy. Mi alojamiento de Sigiriya me organizó el transfer (de hecho el conductor fue el propietario del hotel) que me costó 15.000 LKR (45 euros).

Kandy es la segunda ciudad de Sri Lanka y, dicen, el centro cultural del país (después de haberla visitado no entiendo esta afirmación). Es una ciudad muy caótica, sucia y muy ruidosa. 

No me gustó. Aún así me pareció interesante visitarla y disfruté del día que pasé en ella, pero no volvería.

Kandy es casi una parada obligada en todo viaje a Sri Lanka ya que desde aquí parte el mítico tren que llega a Ella. El recorrido de este tren tiene fama de ser uno de los más bonitos del mundo y es casi una experiencia imprescindible que hay que hacer.

En esta ciudad tan poco atractiva hay varias cosas interesantes que visitar como subir al Srī Mahā Bōdhi Temple con su gran Buda y desde donde se tienen buenas vistas de la ciudad, visitar los Jardines Botánicos, pasearte por el Lago de Kandy, o visitar el Templo del Diente de Buda.

El templo Sri Dalada Maligawa, más conocido como el Templo del Diente de Buda, es el principal atractivo de Kandy. Es uno de los templos más importantes de Sri Lanka, sobre todo porque alberga una reliquia de Buda.

Este templo ocupa un enorme complejo que podrás visitar y que acoje además el Museo del Budismo, una visita que te recomiendo que hagas.

En definitiva, no pases más de un día en esta ciudad. 

Aquí me quedé en el hotel My City Hotel que me costó 41 euros la noche con desayuno. Es un hotel de gestión familiar muy básico pero cómodo. Para dormir y nada más.

Tren de Kandy a Ella

Tren de Kandy a Ella

El viaje en tren de Kandy a Ella es una de las experiencias más populares entre los viajeros que visitan Sri Lanka. Dicen que es de los más bonitos del mundo. No sabría decirte si es así, pero sí puedo certificar que los paisajes justifican el viaje.

El trayecto dura 7 horas y hay varias frecuencias a lo largo del día. Debes pillar alguno de los de primera hora del día. Como más pronto mejor. Infórmate sobre los horarios aquí: http://www.railway.gov.lk/

Desgraciadamente los billetes no se pueden comprar en la página oficial. Puedes comprarlos directamente en la estación de tren pero te arriesgas a no encontrar plaza, especialmente en fechas de alta afluencia turística.

El problema es que se ha creado una especie de mafia en torno a estos billetes. Las agencias de viajes y algunos grandes portales de internet los compran por adelantado y los comercializan en sus webs con un importante sobreprecio.

Si compras tu billete directamente en la estación te va a costar unos pocos euros, mientras que si lo compras online (cosa que te recomiendo para asegurarte la plaza) te va a costar unos 25 USD (los precios varían en función de la fecha y quién te los venda).

Puedes comprarlos vía agencias de viajes locales o en portales como 12go.com o Bookaway (donde lo compré por poco más de 23 euros).

Ella

Sri Lanka en 3 semanas: Ella

En esta etapa de mi viaje a Sri Lanka en 3 semanas visité los atractivos turísticos de Ella, una ciudad situada en una zona montañosa famosa precisamente por el viaje en tren desde Kandy y por el Nine Arch Bridge (el Puente de los Nueve Arcos).

La tarde de llegada me la tomé con calma, descansando, paseando por la ciudad (más bien un mini pueblo), tomando algo y poco más.

Empecé el día subiendo a Little Adam´s Peak, desde donde se tienen unas vistas geniales de Ella Rock y del entorno. En la bajada de la colina me tiré en tirolina.

Puedes llegar desde Ella hasta la base de Little Adam´s Peak caminando, pero el paseo es largo, de mínimo 40 minutos. Yo fuí en tuk tuk por 600 LKR (los tuk tuks en Ella son realmente caros comparados con otros puntos del país).

De ahí me acerqué caminando al Nine Arch Bridge. Para volver a Ella también pillé un tuk tuk por 1500 LKR (4,50 euros).

En Ella me quedé en el Ella Soul Resort un hotel muy agradable con buenas habitaciones con terraza, muy céntrico pero a la vez situado en una zona muy tranquila. Este hotel me gustó mucho, más aún teniendo en cuenta su precio: 30 euros por noche con desayuno.

Buda de Buduruwagala y llegada a Tissa

Buda de Buduruwagala

Mi próximo destino sería Tissa, desde donde haría un safari en el Parque de Yala al día siguiente. Mi hotel de Ella me gestionó el traslado hasta allí con coche privado, con parada de camino para visitar el Buda de Buduruwagala. Me salió por 14000 LKR (unos 42 euros).

En realidad sería más acertado calificarlas como los Budas de Buduruwagala ya que son varias estatuas de Buda de más de 1000 años talladas directamente en la roca de la colina. La más grande mide 15 metros y es la más alta del país.

Llegué a Tissa a eso de la hora de comer. Aquí podría haberme organizado perfectamente el safari de la tarde en vez del safari de la mañana del día siguiente y haber ganado un día. 

Mis planes eran pasear un poco por la ciudad (no hay nada interesante en Tissa) y disfrutar de la piscina. Esa tarde cayó una fuerte lluvia y tuve que quedarme en el hotel.

En Tissa me quedé en el Peacock Reach Hotel (45 euros la noche con desayuno). Un hotel sin grandes lujos pero muy decente con habitaciones amplias, limpias y piscina. Me volvería a alojar ahí.

Safari en el Parque de Yala

Parque de Yala

Por la mañana bien temprano vino a recogerme el conductor que me llevaría a conocer el Parque de Yala. Contraté un safari de medio día que empieza muy temprano por la mañana a eso de las 5 de la madrugada y acaban ya pasado el mediodía. 

7 horas de safari que son más que suficientes en mi opinión, aunque también hay safaris de día completo que empiezan también a eso de las 5 am y acaban a las 6 pm.

Ví una buena muestra de la fauna del parque incluyendo elefantes y al esquivo leopardo de Ceilán bajando de un árbol. 

El safari me costó 20.000 LKR (unos 60 euros) y lo contraté directamente con mi hotel. Fue todo un acierto, ya que el conductor-guía fue muy profesional y me llevó tanto a los puntos más “calientes” para ver animales como por las zonas menos exploradas del parque.

Haz algún safari si puedes, ya sea en el Parque de Yala o en algún otro, disfrutarás de la experiencia.

Mirissa

Mirissa

En este viaje a Sri Lanka de 3 semanas no podían faltar unos días de playa. Mi próximo destino fue Mirissa, para mí la mejor playa de la costa sur sin lugar a dudas

El traslado lo hice también con chófer privado que me costó 14500 LKR (unos 43 euros).

En Sri Lanka muchas playas, a pesar de ser muy bonitas, no son nada agradables para el baño, o porque el oleaje es muy fuerte, o porque los fondos son rocosos. Mirissa no es una de estas playas. Es una playa tropical de arenas blancas y aguas tranquilas ideal para bañarse.

A pesar de ser una de las más desarrolladas turísticamente, tiene un ambiente tranquilo. Yo disfruté mucho del tiempo que pasé aquí, y la recomendaría como primera opción de destino de playa a cualquiera que viajase a Sri Lanka.

Además, Mirissa es un lugar muy popular por sus excursiones para avistar ballenas.

Desgraciadamente sólo me puede quedar dos noches ya que la ocupación hotelera de la zona estaba casi al 100% en los hoteles de cierta calidad cercanos a la playa (visité esta playa casi en pleno Año Nuevo y reservé el hotel con poca antelación).

A pesar del poco tiempo que pasé en Mirisa Beach disfruté mucho de esta playa. 

También visité algunas playas cercanas como Secret Beach, un rinconcito con encanto pero que se llena de gente. Está bien para pasar un par de horas. Y, el mismo día, después de pasar un ratito en esta pequeña playa, me acerqué también a Weligama. 

Weligama es probablemente la mejor playa para aprender surf de Sri Lanka, pero no te la recomiendo para nada, más allá de una visita puntual, si no vas a surfear. No es nada agradable para bañarse.

En Mirissa me quedé en el Paradise Beach Club, sin lugar a dudas el mejor hotel de esta playa. Es un hotel situado en primera línea de mar, con habitaciones con terraza con vistas a la playa, piscina y restaurante.

Fue el hotel más caro de todos,  me costó 125 euros la noche con desayuno. Repetiría sin dudarlo.

Unawatuna

Unawattuna

De Mirissa a Unawatuna fuí en tuk tuk. Me costó 4000 LKR (12 euros)..

Unawatuna es la playa más desarrollada turísticamente de Sri Lanka en competencia directa con Hikkaduwa (es mucho más agradable que esta última).

La playa es bastante larga, y tiene una enorme oferta de restaurantes, bares y tiendecitas como para mantenerte entretenido durante tu estancia. 

No esperes vida nocturna salvaje, no la hay. A parte de alguna fiesta puntual (que por lo general nunca se alarga hasta altas horas de la noche) el rollo va de cenar y tomarte alguna copa en los bares de la playa o de la calle principal.

Unawatuna es una buena playa para disfrutar del sol y bañarte en aguas tranquilas. No la calificaría como paradisíaca pero si la escoges seguro que tendrás buenos días de playa.

Aquí también me acerqué a visitar la Pagoda Japonesa y Jungle Beach. Esta playa está formada por dos pequeñas playas, una muy pequeña, muy llena, y donde desembarcan barcas con turistas, y la otra algo más grande y tranquila. En ambas hay restaurante.

Aquí pasé 4 noches, Año Nuevo incluído, y estuve a gusto. Sin embargo, si tuviese que volver a Sri Lanka no repetiría, me quedaría en Mirissa.

Me quedé en el hotel Silva Rest, una casa colonial reconvertida en hotel boutique con amplios jardines tropicales y piscina. Un buen sitio que además está muy bien ubicado. Me costó 61 euros la noche sin desayuno.

Galle

Galle Fort

Ya casi llegando al final de mi viaje de 3 semanas a Sri Lanka me esperaba la visita de otro imprescindible del país: Galle. Hice el traslado desde Unawatuna en tuk tuk. Me costó 1500 LKR (4,5 euros).

Galle es una ciudad colonial de pasado portugués y holandés declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La ciudad antigua está rodeada por una muralla dentro de la cual se conservan muy bien las antiguas casas y palacios coloniales, muchos de los cuales han sido reconvertidos en hoteles, galerías, museos, tiendas o restaurantes.

En Galle me quedé tres noches. Visité la ciudad y desde allí hice una excursión de un día a Hikkaduwa. Realmente me sobró una noche ya que con un día ves la ciudad con total tranquilidad.

Me quedé en la guest house Parawa House. Me costó 80 euros la noche con desayuno. Es una guest house bonita y con encanto que ocupa una casa colonial y cuyo personal te trata muy bien.

Sin embargo, algunas habitaciones (la mía una de ellas) tenían problemas serios de humedad. Mientras no solucionen esos problemas no la recomendaría a pesar de las excelentes críticas que tienen.

Hikkaduwa

Hikkaduwa

Visité Hikkaduwa en una excursión de 1 día desde Galle. Tanto para ir como para volver pillé un tuk tuk por PickMe. La distancia entre ambas localidades es de algo más de 18 km. Para ir me costó 1585 LKR (4,75 euros) y para volver 2227 LKR (6,70 euros).

Hikkaduwa es una de las playas más turísticas y populares entre surfistas de Sri Lanka desde hace ya muchos años. Yo disfruté de un buen día de playa y viendo a las tortugas gigantes nadando en libertad en Turtle Beach.

Aún así, Hikkaduwa no me entusiasmó. La playa tiene algunas zonas con encanto como la zona de Turtle Beach, pero en general no me pareció nada especial. Tampoco me gustó el desarrollo urbanístico tan feo de la zona. 

Bien para una excursión de un día pero poco más.

Colombo

Colombo

La última etapa de mi viaje a Sri Lanka en 3 semanas fue Colombo. Fuí con un conductor privado contratado con la aplicación PickMe desde Galle que me costó 14.400 LKR (43 euros).

Pasé dos noches en la capital del país, y pude visitarla en día y medio, tiempo que considero perfecto para ver lo más importante. En un día también podría hacerse si te organizas bien y vas a ritmo ligero.

Colombo me sorprendió muy positivamente. Esperaba una ciudad caótica, fea y sucia, y me encontré una ciudad que combina lo antiguo con lo moderno bastante bien cuidada, sin un tráfico denso (tal vez porque la visité en fin de semana), y con cosas interesantes para visitar.

Si te cuadra en tu itinerario de viaje (si visitas Sri Lanka en 3 semanas o más incluye Colombo sin dudarlo), reserva al menos un día completo (mejor si es día y medio) para visitarla.

Me alojé en el Cinnamon Red Colombo, un excelente hotel moderno muy bien situado, que solo por sus increíbles vistas y su piscina en la azotea bien vale la pena la estancia. Me costó 96 euros la noche sin desayuno. 

¿Qué habría cambiado de este itinerario para visitar Sri Lanka en 3 semanas?

Realmente no cambiaría gran cosa. Desde luego no prescindiría de ninguno de los destinos que visité ni cómo me desplacé entre ellos. Lo que sí haría es algunos pequeños cambios en el tiempo que pasé en algunos de ellos.

El primer cambio que haría es pasar máximo una noche en Tissa en vez de dos. Yo hice el safari de mediodía empezando por la mañana. Antes de las 14h ya estaba en el hotel. Podría haber salido en ese momento sin problemas hacia la playa y ganar un tiempo precioso.

En Tissa no hay nada que hacer, y si puedes reducir el tiempo que pases allí mejor que mejor. 

Incluso si se hace el safari de día completo o el de la tarde se acaba a eso de las 18 horas (cuando cierra el parque) y es perfectamente factible hacer tu siguiente traslado justo después llegando a la playa esa misma noche.

Por otra parte, también hubiera cambiado la cantidad de noches que me quedé en Mirissa. Desgraciadamente en el hotel que me quedé estaba completo para los días siguientes y la oferta de la zona estaba ya muy agotada (eran fechas de Año Nuevo).

Me hubiera quedado más tiempo en Mirissa y hubiese reducido una noche, además de en Tissa, en Unawatuna y en Galle.

En Unawatuna hubiese renunciado a alguna noche para estar más tiempo en Mirissa, aunque no se me hizo pesado para nada el tiempo que pasé allí. Sin embargo, no diría lo mismo de Galle.

Esperaba encontrar más ambiente de noche en Galle y la verdad es que a eso de las 9 de la noche está todo ya muy muerto. La ciudad se ve de sobras en 1 día, y si bien puedes tomarla como campo base y hacer algunas excursiones por la zona, yo hubiera preferido pasar una noche menos en favor de Mirissa.

Deja un comentario