Las cataratas de Luang Prabang

Cataratas de Luang Prabang

En los alrededores de Luang Prabang hay dos magníficas cataratas: Tat Kuang Si y Tat Sae. Alquilamos unas motos y visitamos estas cataratas el mismo día. Fue una de las excursiones que hice en Laos que más me gustaron.

Las cataratas de Luang Prabang: Tat Sae y Tat Kuang

Alquilamos unas motos en Luang Prabang por 150.000 kips el día entero y visitamos ambas cataratas, primero fuimos a Tat Sae y luego a Tat Kuang Si. Nos recomendaron ir primero a Tat Kuang Si, la más alejada de Luang Prabang, y de vuelta parar en Tat Sae. Nos equivocamos en la ruta y lo hicimos al revés.

Barcas a Tat Sae

Las cataratas de Tat Sae están a 18 kilómetros de Luang Prabang. Una vez llegas allí, después de pasar por unos paisajes espectaculares, te obligan a dejar la moto en un parking (5000 kips) que está a 5 minutos caminado del embarcadero de la aldea de Ban Aen.

Desde el embarcadero salen las barcas que te llevan a la entrada de las cascadas. Te cobran 10.000 kips por persona y la entrada a las cataratas de Tat Sae cuesta 20.000 kips.

Tanto en las cataratas de Tat Kuang Si como en las de Tat Sae te puedes bañar. Sin embargo, me pareció que las de Tat Sae estaban mucho mejor preparadas. Han medio construido como una especie de piscina que tiene mesas, tumbonas, y un bar restaurante. Todo lo que puedas necesitar para pasarte un día tomando el sol y bañándote.

Cataratas Tat Sae

Estas cascadas están formadas por multiniveles que conforman pequeñas piscinitas en las que es posible bañarse. Parace que en temporada seca llegan casi a secarse del todo hacia el mes de febrero, por lo que la mejor época para visitarlas es de julio a noviembre.

Después de bañarnos en Tat Sae cogimos las motos y nos dirigimos a visitar las cataratas de Tat Kuang Si. Para llegar a ellas tuvimos que volver a Luang Prabang y coger la carretera que lleva hacia ellas.

De camino a Luang Prabang pasamos por una curiosa aldea conocida como la aldea de las piñas. A lo largo de la carretera sus habitantes se ponen en puestecillos a vender piñas.

Arrozales de Laos

Si los paisajes hasta llegar a Tat Sae son bonitos, los que se pueden disfrutar de camino a Tat Kuang Si son todavía mucho más impactantes. Pasas por zonas con una vegetación muy exhuberante, riachuelos, aldeas rurales, montañas, etc. Todo muy bucólico y muy bonito. Lo que más me gustó fueron los arrozales. No sé, tengo cierta debilidad por los arrozales :).

Tuvimos la suerte de llegar justo cuando el monzón hizo acto de presencia. Nada más aparcar las motos cayó un buen chaparrón. Dejamos las motos en el parking de la entrada (2.000 kips) y comimos algo antes de entrar. Nos armamos de valor y nos hinchamos a carne a la barbacoa. Cuando paró de llover entramos a las cataratas de Tat Kuang Si (20.000 kips).

Cataratas Tat Kuang Si

Las cascadas de Tat Kuang Si son unas de las más espectaculares de Laos. Está formada por la cascada principal que es un salto de agua de 25 metros y un conjunto de cascadas menores y diversos niveles que forman piscinas donde es posible bañarse. En la temporada seca estas piscinas tienen un color azul verdoso muy vivo y unas aguas limpias perfectas para echarse un chapuzón.

Nosotros visitamos estas cascadas en plena época de lluvias, cuando llevan un caudal muy abundante que impide el baño en gran parte de los niveles de la cascada, y sus aguas van más revueltas y no son tan claras. Sin embargo la parte positiva es que la cascada principal es mucho más impresionante.

Laosiana bañandose en Tat Kuang Si

Estas cataratas son uno de los principales atractivos turísticos que hay que ver en Luang Prabang, más bien en sus alrededores, que más valen la pena. Esta excursión en moto fue una de las mejores experiencias de nuestro viaje a Laos y os la recomiendo al 100%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here