Bratislava en un día: itinerarios y qué ver

Bratislava en un día

Bratislava es una ciudad que por su pequeño tamaño se presta a ser visitada en un día. Su cercanía con grandes capitales del antiguo Imperio Austro-Húngaro como Viena, Budapest o incluso Praga hacen de ella una excursión de un día muy popular para quienes están de viaje por la zona.

La mayoría de la gente que visita Bratislava en una excursión de un día lo hace desde Viena. Está a tan solo 60 kilómetros y el recorrido en tren se hace en 1 hora 6 minutos. Desde Budapest se tarda casi dos horas y media en tren, y desde Praga poco más de 3 horas por carretera (algo más en tren).

Visitar Bratislava en un día es perfectamente factible ya sea en una excursión de ida y vuelta, o pasando noche y dedicándole un día entero. Es una de las capitales más pequeñas de europa, y cuenta con tan solo 400.000 habitantes. Casi todos sus atractivos turísticos se concentran en su pequeño y compacto centro histórico.

Centro Histórico de Bratislava

El casco antiguo de Bratislava es pequeño, pero es realmente encantador. Situado a orillas del río Danubio en las ladera de la colina sobre la que se asienta el Castillo, es un mini laberinto de calles estrechas y empedradas donde podrás disfrutar de la bella arquitectura típica de Europa Central, de sus tiendecitas, y de sus numerosos cafés y restaurantes en un ambiente muy relajado que nada tiene que ver con la saturación de ciudades como Praga.

Qué ver en Bratislava en un día. La ruta que te te propongo

Realmente si puedes empezar tu visita temprano no vas a necesitar de una ruta predefinida para no perder tiempo y poder ver todo lo que hay que ver en Bratislava. Podrás perderte por la ciudad sin rumbo fijo, pasar por los mismos lugares varias veces, y ver los atractivos turísticos más importantes con tranquilidad.

Si por el contrario llegas a la ciudad un poco tarde y tienes el tiempo algo justo puedes seguir un itinerario parecido al siguiente:

Empieza por el UFO y el puente sobre el Danubio (Most SNP)

UFO Most SNP Bratislava

Si llegas a Bratislava desde Viena, u otro sitio en tren coge el autobús 93 hasta el centro. Prácticamente todo el mundo se baja en la parada de la Ciudad antigua a los pies del Castillo. Sin embargo te aconsejo que te bajes en la siguiente, justo pasado el puente que cruza el río Danubio.

Desde allí acércate hasta la orilla del río desde donde tendrás las mejores vistas del Castillo de Bratislava. Podrás hacer muy buenas fotos. Después, para pasar al otro lado del Danubio hay un paso de peatones debajo de la carretera del puente.

Antes de hacerlo puedes subir al UFO Observation Deck. En su plataforma de observación situada a 95 metros de altura tendrás las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Subir a ella cuesta 7,40 euros.

Es gratis si comes en el restaurante, desde el que también hay excelentes vistas. En mi caso no me pareció que valese la pena pagar la entrada por esas vistas. Desde el Castillo también tendrás buenas vistas y subir a él es gratis.

Visita la Catedral de San Martín

Catedral de Bratislava

Justo cuando hayas cruzado el puente te encontrarás en el casco viejo de Bratislava. Verás en seguida la Catedral de San Martín, escenario de la coronación de 11 reyes húngaros entre los s. XVI y XIX. No es una catedral muy espectacular, pero su visita es gratuita y también se pueden visitar sus catacumbas.

Recorre la calle Hviezdoslav hasta el Antiguo Teatro Nacional de Eslovaquia

Un día en Bratislava

La calle Hviezdoslav, situada muy cerca de la Catedral, es una elegante avenida arbolada flanqueada por restaurantes, cafés, tiendas y hoteles. Caminando por ella llegarás al Teatro Nacional, un edificio neo renacentista de 1886.

La Iglesia Azul

La Iglesia Azul

Antes de perderte por las bonitas calles del centro acércate a la Iglesia Azul, una de las cosas que debes tener sí o sí en tu itinerario de un día en Bratislava. Esta iglesia es uno de sus atractivos turísticos más llamativos y con más encanto.

Construida en 1907 en un estilo Art Nouveau húngaro destaca por su inconfundible color azul. Pocas veces se tiene la oportunidad de admirar una iglesia de color azul. Su interior también tiene mucho encanto. A menudo permanece cerrada, excepto en horas de misa. Tuvimos la suerte de que el capellán nos dejase entrar.

El Palacio Grassalkovich y sus jardines

Palacio Grassalkovich

Antes de explorar el centro histórico de Bratislava dirígete hacia el Palacio de Grasalkovich. De camino puedes pasar por la Iglesia de San Ladislao, la Iglesia de San Juan y la Sinagoga, o prescindir de ellas si no te apetece desviarte algunos minutos.

El Palacio Grasalkovich es la residencia del Presidente de Eslovaquia. Tendrás que conformarte con verlo desde afuera ya que no está abierto al público. Sin embargo podrás pasearte por sus jardines.

Dírigete al centro pasando por la Iglesia de la Santa Trinidad y explora sus calles

Qué ver en Bratislava

El Palacio Grassalkovich está a tan solo cinco minutos andando del centro antiguo. Échale un vistazo a la Iglesia de la Santa Trinidad y explora las calles del centro a tu aire sin ruta predefenida. Ya verás que en una excursión a Bratislava de un día te dará tiempo de explorar los rincones y las calles de esta zona sin prisas.

La puerta de San Miguel

Puerta de San Miguel

La Puerta de San Miguel, junto al Castillo, es la imagen más representativa de la ciudad. Es la única puerta de las fortificaciones medievales que queda en pie. Su orígen data de principios del s. XIV aunque su aspecto barroco actual viene de la reconstrucción de 1758.

Podrás llegar a ella desde la Iglesia de la Santa Trinidad cruzando el pequeño puente de San Miguel, y una vez la atravieses te encontrarás en pleno centro histórico. Es uno de los principales atractivos turísticos que hay que ver en Bratislava.

La Plaza Hlavne Namestie

Plaza Hlavne Namestie

Otro de los puntos imprescindibles que tienes que ver en Bratislava es la Plaza Hlavne Namestie. Es la plaza principal del centro histórico y la más bonita. Sus bonitos edificios, entre los que destaca el Ayuntamiento Antiguo y su fuente central, la fuente de Maximiliano hacen de ella una plaza muy fotogénica.

El Ayuntamiento Antiguo de Bratislava

Ayuntamiento antiguo de Bratislava

El Ayuntamiento Antiguo “preside” la Plaza Hlavne Namestie con su torre del Reloj. Es uno de los edificios más antiguos del país, data del S. XIV, y en la actualidad es la sede del Museo de la Ciudad de Bratislava centrado en la historia de la ciudad.

El Palacio del Primado

Palacio del Primado

Atraviesa el Ayuntamiento Antiguo por la plaza Hlavne Namestie y llegarás a otra placita donde está situado el Palacio del Primado, la actual sede del ayuntamiento. Este edificio rosado de estilo clásico es uno de los más bonitos de la ciudad. Podrás visitar su interior y su famosa Sala de los Espejos donde se celebran los plenos del Ayuntamiento.

Recorre las calles del Centro

Qué ver en Bratislava

Caminar por las bonitas calles del centro histórico es un placer. Si visitas Bratislava en un día asegúrate de pasearte por las más conocidas y también por las más escondidas. Las principales tienen sus edificios perfectamente restaurados, las menos conocidas presentan un aire más descuidado pero no por ello menos interesante.

Encuentra al Sr. Cumil y al resto de estatuas de bronce

Cumil

Repartidas por las calles del centro hay varias estatuas de bronce. La más famosa es el Sr. Cumil, un obrero que sale de una alcantarilla. Es una de las cosas que tienes que ver en Bratislava ya que es una de las imágenes más populares y representativas de la ciudad. Hay otras estatuas entre las que destacan Shone Naci, un señor con un sombrero de copa, y un soldado de Napoleón.

Sube al Castillo de Bratislava

El Castillo de Bratislava

Para finalizar este itinerario de Bratislava en un día nada mejor que visitar su principal atractivo turístico. El Castillo de Bratislava se yergue sobre la cima de una pequeña colina a orillas del Danubio y justo al lado del centro histórico.

Los orígenes del castillo datan del S. IX y a lo largo de la historia a sufrido importantes modificaciones y reconstrucciones. La estructura actual es una reconstrucción de mediados del siglo pasado. Sufrió un incendio en 1811 que lo dejó en ruinas hasta su restauración.

Qué visitar en Bratislava

El Castillo es visible desde cualquier parte de la ciudad y es la imagen que define a la capital de Eslovaquia junto a la Puerta de San Miguel. En la actualidad acoge el Museo de Historia que forma parte de la red de museos del Museo Nacional de Eslovaquia.

Desde lo alto de la colina se tienen muy buenas vistas del Danubio y de la ciudad. Hay varios jardines pequeños en el recinto y el camino de subida o bajada te pasea por calles antiguas empedradas. Creo que vale la pena dejarlo para el final ya que uno de los mejores momentos para subir es al atardecer. Con suerte disfrutarás de una bonita puesta de sol.

Visitar Bratislava en un día es tiempo suficiente

Un día en Bratislava es suficiente para ver sus principales atractivos turísticos. Es una ciudad pequeña con un casco antiguo compacto que se recorre en unas horas. Yo lo hice así. Viajé en tren desde Viena por la mañana y me volví por la tarde sobre las 16 o 17 horas.

Me dio tiempo a verlo casi todo, sin embargo se me hizo muy corto. La ciudad me gustó más de lo que esperaba y me hubiese quedado encantado a pasar noche. Me dejé de ver alguna cosilla tipo el monumento Slavin, y no pude visitar los alrededores de Bratislava como el Castillo de Devin.

Tampoco pude experimentar la ciudad como se merece. Sin prisas y con tiempo suficiente. Me hubiese gustado quedarme a cenar en alguno de sus restaurantes típicos, probar su vino local, y vivir su vida nocturna que tiene bastante buena fama.

Cómo llegar a Bratislava

El aeropuerto de Bratislava está conectado con varias capitales europeas. Vuelan tanto líneas regulares como de bajo coste tipo Ryanair. Además también está la posibilidad de llegar vía el aeropuerto de Viena, mucho más grande y mejor comunicado que se encuentra a tan sólo 40 km de la capital de Eslovaquia. Además el aeropuerto de Viena cuenta con muy buenas comunicaciones para ir hasta Bratislava.

Por otra parte, si estás de visita en Viena tienes trenes directos que te dejan en la capital de Eslovaquia en 1 hora. También hay trenes diarios regulares desde otras capitales europeas como Praga, Berlín, Budapest o Varsovia.

Vuelos baratos a Bratislava

Dónde alojarse en Bratislava

No hay mucha complicación a la hora de escoger zona donde alojarse en Bratislava. Es una ciudad pequeña y cualquier parte de su casco histórico o alrededores está bien. Es donde se concentran la mayoría de sus hoteles.

Hoteles en Bratislava

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here