El tiempo en París. ¿Cuando es la mejor época para visitar París?

El tiempo en París

El tiempo en París se caracteriza por inviernos fríos y veranos calurosos (sin temperaturas achicharrantes exceptuando unos pocos días al año). Si me preguntas cuándo es la mejor época para visitar París te diré que cualquier época del año es buena, independientemente del clima. Opinión que no compartiría para otras ciudades europeas en las que no recomiendo viajar en invierno excepto en el periodo navideño.

El tiempo en París

El clima de París se inscribe dentro de la categoría de clima oceánico semicontinental. Supone la presencia de una diversidad climatológica muy variada durante las diferentes estaciones del año. Así, las estaciones están claramente definidas: inviernos fríos, veranos calientes, y primaveras y otoños con periodos de transición y temperaturas suaves en la mitad de estas estaciones.

La lejanía del mar proporciona a la capital francesa este clima típico de transición que se define por una amplitud térmica de importancia. Por otra parte, la presencia del río Sena hace que la ciudad resulte muy húmeda, con su consiguiente influencia en las temperaturas propias de cada una de las estaciones.

Un aspecto muy destacado en la climatología de París es la frecuencia de lluvias durante una parte importante del año. Durante las estaciones de primavera y otoño se registran las lluvias más frecuentes, que se presentan con un carácter muy irregular. Estas lluvias se despliegan en muchas ocasiones de una forma bastante impredecible, cambiando el tiempo en apenas unas horas.

El invierno en París es duro. Hace frío

Los inviernos resultan duros en París, aunque son sobrellevables ya que no se registran de forma frecuente medidas muy extremas. La media de temperaturas máximas durante la época invernal es de 7 º, mientras que las mínimas apenas superan 1 º de media.

Enero es el mes más duro del periodo invernal y al que corresponden las nevadas más intensas. Como media, durante este mes apenas se alcanzan los 6 º de temperatura máxima, por tan solo 1 º de mínima.

La primavera en París. Un momento ideal para visitar París

Durante la primavera existe una diferencia bastante notable entre los comienzos de la estación y los prolegómenos del verano. Así, durante el mes de marzo se registran temperaturas máximas que solo suponen una media de 12 º (registrándose todavía mínimas de solamente 4 º).

Sin embargo, en el mes de mayo las temperaturas ya muestran un ascenso muy claro y la media de cifras máximas asciende a los 20 º.

Los veranos en París son calurosos pero sin temperaturas extremas

Durante el verano la temperatura no es de forma habitual demasiado elevada, presentando una media de 25 º de máxima, aun cuando en algunas ocasiones supere los 30 º y pueda llegar a unos 35 º que se agravan con la intensa humedad.

Julio es el mes más caluroso, presenta las temperaturas máximas medias más elevadas, con 25 º, mientras que en junio se registran las medias más bajas, con 13 º.

El otoño. Sus inicios es uno de los mejores momentos para viajar a París

Esta estación se caracteriza por cierta calidez diurna y noches frescas y ventosas. Septiembre resulta todavía un mes cálido, con temperaturas máximas medias de 21 º (con una media mínima de 12 º). En algunos días de octubre, el frío ya va asomando su rostro característico, hasta llegar en noviembre a una media de 10 º como temperatura máxima y de tan solo 5º como mínima.

El clima en París

La mejor época para viajar a París

París es una de las ciudades más visitadas de todo el mundo y no hay estación que quede al margen de esa realidad. Cualquier época del año puede ser adecuada para visitar París, dependiendo en mayor o menor medida de las preferencias de cada viajero ya que es mucho lo que hay que ver y hacer en la ciudad de la luz en todo momento.

Los meses de invierno no son mis favoritos para viajar… el frío y los días cortos en los que anochece prontísimo son cosas que me tiran para atrás a la hora de visitar según que ciudades europeas. Sin embargo eso no me pasa con la capital francesa.

Para mí cualquier época es buena para visitar París. La ciudad me gusta en cualquier momento del año, además ofrece infinidad de posibilidades para hacer turismo “indoor” que el que haga mal tiempo no es un impedimento para disfrutarla. Hay tal cantidad de eventos, museos, cafeterías chulas, buenos restaurantes, etc que puedes adaptarte y visitar o hacer cosas en función del tiempo.

Algunas capitales europeas tienen un ambiente muy triste durante los meses más fríos y oscuros… no así París. Ésta es una ciudad dinámica donde siempre hay ajetreo y donde siempre hay algo interesante que hacer. Aún así, está claro que para una primera vez la mejor época para visitar París es la primavera.

Durante la primavera la naturaleza está en plena explosión y la gente comienza a llenar las terrazas, dejando atrás los rigores del invierno. El tiempo en París es muy agradable, siempre y cuando no tengas la mala suerte de que te llueva, y es un placer pasearse por sus calles y por la orilla del Sena.

El verano también es un muy buena época para visitar París. Elegir el verano supone aminorar en gran medida las probabilidades de lluvia y garantizarse días largos y soleados, así como noches frescas repletas de animación nocturna. Las temperaturas medias de 25 º permiten visitar los principales atractivos turísticos de la ciudad de una forma más cómoda.

Para quienes quieren disfrutar del ocio y la vida nocturna ésta es la estación más adecuada. Además, es cuando se celebran importantes acontecimientos públicos como el desfile del 14 de julio o festivales de música al aire libre como el Paris Jazz o el Festival de la Île de France.

Como contrapartida, la elevada humedad característica en la ciudad hace que en ocasiones el calor se haga agobiante, y difícil de soportar el sol a cielo abierto. También hay que tener en cuenta que es plena temporada alta, que se desarrolla entre los meses de junio y septiembre.

Eso supone mayor número de turistas, ocasionando enormes colas para ver los principales monumentos de la ciudad y una mayor aglomeración general. Igualmente, los precios se disparan y resulta más complicado encontrar alojamiento asequible, a lo ya de por sí caro que es París.

Casi se puede decir que son más los extranjeros que se mueven por las calles de la ciudad que los propios parisinos, que aprovechan para irse de vacaciones.

Cuándo visitar París

Otro buen momento para visitar París es el otoño, especialmente hasta mediados del mismo antes de que empiece a hacer frío. El paisaje de otoño presenta rasgos inconfundibles, con los árboles con sus hojas doradas y las hojas caidas sobre las aceras.

También supone el retorno a la actividad tras el periodo vacacional. La ciudad vuelve a la normalidad y es la época de los principales acontecimientos de tipo cultural, con exposiciones en los museos y galerías parisinos.

Por otra parte hay bastantes menos viajeros que en verano y también que durante la primavera. El precio del alojamiento en París, si bien es caro como durante todo el año, se modera más con respecto a los meses veraniegos.

En invierno se registra una menor ocupación por causa de las bajas temperaturas y se pueden encontrar buenas ofertas de alojamiento. Enero y febrero son los meses más fríos y no es raro alcanzar temperaturas cercanas a los 0 º. La excepción son las fechas navideñas correspondientes al mes de diciembre.

Durante estos días, muchas personas visitan París para compartir el ambiente navideño tan especial que se respira en la ciudad, con la iluminación de los escaparates expuestos por todas las calles y avenidas, así como los tradicionales mercados que se despliegan por sus calles y plazas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here