38 planes imprescindibles qué hacer en Granada

Qué hacer en Granada

Granada es una de las ciudades más visitadas de España. Su rico patrimonio y las experiencias que ofrece dejan siempre una bonita huella en todo aquel que pone sus pies en ella. Si estás pensando en visitarla, toma nota, te propongo algunos de los mejores planes que hacer en Granada para que regreses con la sensación de haberla exprimido al máximo.

38 planes para tu lista de qué hacer en Granada

No hay viajero que no caiga rendido ante su patrimonio andalusí, cuya representante de excepción es la Alhambra, ante el placer de pasear por sus serpenteantes calles que confluyen en pintorescas plazuelas, o ante el encanto de barrios como Sacromonte o Albaicín.

Su sabrosa gastronomía, sus ricas y archiconocidas tapas, su arte flamenco, sus bonitos miradores y sus casas moriscas terminan de pincelar su esencia. Disfrutar de todo esto son solo algunas de las muchas cosas que hay que hacer en Granada.

1. Visita la Alhambra, la joya nazarí de Granada

El Generalife - La Alhambra

Sin duda, la primera visita que deberías hacer es a la Alhambra. Aunque se haya visto una y mil veces, siempre quedan rincones, espacios y secretos que descubrir en esta ciudad palatina de época andalusí, que se erige muy majestuosa sobre la colina del Sabika. Está declarada Patrimonio de la Humanidad, acertadamente, porque guarda intramuros extraordinarias joyas arquitectónicas, fuente de inspiración y halagos a lo largo de la historia.

Aunque puedes escoger diferentes tipos de entradas, la más demandada es la general. Mi recomendación es que la compres justo tengas claro que vas a visitar Granada. La Alhambra es el monumento más visitado de España y las entradas están limitadas por lo que se agotan con muchas semanas de antelación.

Da acceso a zonas como el Generalife, la Alcazaba, el Baño de la Mezquita, o a los palacios Nazaríes, donde se encuentran el Patio de los Leones y el Mexuar, además de algunas zonas de acceso gratuito como el palacio de Carlos V, el museo de Bellas Artes y el de la Alhambra.

En mi caso tuve muchísima suerte. Cuando fuí a comprar las entradas, con dos meses de antelación, ya se habían acabado para todos los días precedentes a mi llegada. De milagro conseguí entradas para última hora del día. No te confíes o realmente te arriesgas a quedarte sin entradas.

Opté por comprar la Dobla de Oro que además de la entrada a todos los recintos de la Alhambra también te da acceso al Palacio Dar Al-Horra, a los baños del Bañuelo, la Casa de Zabra, la Casa Horno de Oro y a la Casa del Chapiz. Puedes comprar las entradas a la Alhambra aquí:

Comprar entrada a la Alhambra

Si por un casual cuando vayas a comprarla están agotadas todavía te queda la posibilidad de recurrir a alguna agencia de viajes. Además de las que vende directamente el Patronato que gestiona el monumento, se reserva una cantidad de entradas para su comercialización vía agencias de viajes que por lo general incluyen también un guía. Puedes mirar precios aquí:

Visita guiada a la Alhambra

2. Pasear por la Plaza Nueva

Esta plaza, situada a medio camino entre la cerrera del Darro y el centro, es la más añeja de Granada. Además de ser una de las más transitadas -da acceso al barrio de Albaicín y la calle Elvira-, está rodeada de edificios significativos, como la casa de los Pisa y la Real Chancillería, y salpicada de bares y restaurantes con terrazas, donde puedes disfrutar de un refresco con bonitas vistas.

3. Acercarse al Sacromonte y visitar su Abadía

Recorrer el Sacromonte es otra de las cosas que tienes que hacer sí o sí en Granada. Este pequeño barrio gitano, que se levanta de cara a la Alhambra, está recorrido por empinadísimas calles, en las que se arraciman sus típicas casitas blancas, que en su mayoría son cuevas excavadas en la montaña.

Además también se encuentran algunos enclaves de visita ineludible, como la abadía de Sacromonte, que preside la parte más alta, o el museo Cuevas del Sacromonte, que alberga exposiciones sobre la historia del flamenco o la etnografía de este barrio con un carácter tan racial.

4. Ver la Catedral de Granada y la Capilla Real

La Catedral de Granada

En el centro de la ciudad se encuentran estos dos monumentos, que, sin duda, forman parte imprescindible de la lista de cosas que hacer en Granada. La catedral fue ordenada levantar por los Reyes Católicos y puede presumir de ser el primer templo religioso de estilo renacentista levantado en nuestro país.

En su interior, puedes ver el museo Catedralicio, la capilla Mayor, bonitas vidrieras y obras de arte importantes como las de Alonso Cano. Aneja a esta se encuentra la Capilla Real, que guarda los restos mortales de los Reyes Católicos, del infante Miguel, y de su hija Juana la Loca y su esposo Felipe el Hermoso.

5. Disfrutar en el Parque de las Ciencias

Su visita es uno de los grandes atractivos de la ciudad. Como su nombre indica está dedicado a las ciencias. Dispone de numerosos espacios, pero los que más llaman la atención son el observatorio astronómico, el mariposario tropical, el Biodomo, el curioso laberinto vegetal y la torre de observación.

6. Visitar el monasterio de San Jerónimo

Este monasterio renacentista, el primero que se construyó tras la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos, es otra de las visitas imprescindibles que hacer en Granada. En su interior, destaca el altar mayor, rebosante de imágenes de héroes, personajes históricos y santos, y sus dos bonitos claustros ajardinados.

7. Tapear, todo un arte en la capital granadina

Tapear por Granada

Tapear forma parte casi intrínseca de la cultura de Granada. La costumbre es poner una tapa bien generosa y gratuita con cada consumición. La calle Elvira es la zona por excelencia de esta gastronomía en miniatura, repleta de bares que compiten por ofrecer la mejor tapa.

Igualmente, la zona centro -a dos pasos de la calle mencionada-, el paseo de los Tristes, o la plaza Nueva son lugares de referencia de la ruta del tapeo granaína. Algunos de los bares que te recomiendo para salir de tapeo son el Bar los Diamantes, Bodegas Castañeda, la Riviera, Los Manueles, Casa Julio, restaurante Casa Torcuato, o Entrebrasas. Realmente la lista podría ser enorme…

Una buena manera de tomar un primer contacto con la ciudad y conocer sobre ella es uniéndose a un Tour gratuito.

Free tour por Granada

8. Ver el museo Caja Granada Memoria de Andalucía

En sus cuatro salas verás varias exposiciones relativas al patrimonio natural, social y cultural de Andalucía, que te permitirán adentrarte en el presente y el pasado de una de las comunidades con más solera de España.

Cuenta, además, con una exposición de arte que tiene más de un centenar de obras, desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, en las que se incluyen algunas de Pablo Picasso, Andy Warhol o Santiago Rusiñol.

9. Saborear un té en una típica tetería árabe

La calle Calderería Nueva, muy cercana a la conocida y céntrica Elvira, está repleta de teterías árabes tradicionales, tiendas de artesanía, panaderías, y pastelerías árabes. No dejes de disfrutar de la experiencia de entrar en una de estas teterías y saborear alguna de las modalidades de té árabe y otras propuestas exóticas que ofrecen.

10. Entrar en el Bañuelo

Baños del Bañuelo Granada

Estos baños reales, ubicados en la carrera del Darro, datan del siglo XI, lo que, curiosamente los convierte en los más antiguos de España. Su interior está decorado con bonitas arcadas visigodas, romanas y califales, entre las que se cuelan, a través de las troneras octogonales, la luz y los rayos del sol que le imprimen una belleza especial.

En mi caso lo visité porque me entraba con la Dobla de Oro. Los baños son pequeños y si tienes que pagar la entrada separada por verlos te pueden decepcionar algo. Aún así es una visita interesante.

11. Cruzar la puerta de Elvira

Este puerta-fortaleza, declarada Bien de Interés Cultural, formaba parte de la antigua muralla y dio acceso a Granada durante la dominación islámica. Actualmente, esta puerta, una de las más antiguas de la ciudad, conserva el gran arco de herradura rematado con una hilera de almenas. La mejor perspectiva de esta la tendrás desde el lado de la plaza Nueva.

12. Conocer las casas moriscas del Albaicín

Este barrio, que para mí es el que tiene más encanto de Granada, está recorrido por callejuelas estrechas y empinadas, entre las que se cuelan sus típicos cármenes. Estas casas de herencia morisca están integradas por impresionantes patios que se abren a privilegiados miradores con vistas excepcionales de la Alhambra.

Algunas de las casas que más vale la pena visitar son la casa de Zafra, un palacete nazarí sede del Centro de Interpretación del Albaicín, y la casa del Chapiz, que incluye un bonito patio decorado con columnas nazaríes.

13. Perderse por las calles del barrio del Albaicín

El Albaicín

Perderse por las callejuelas del barrio del Albaicín es uno de los imprescindibles que hay que hacer en Granada. Hay que recorrer sin prisas sus estrechas calles, que serpentean colina arriba y se abren a pequeñas placitas y miradores con vistas espléndidas tanto a la Alhambra como al centro de la ciudad.

Los largos paseos por este barrio tanto de día como de noche es una de las cosas que mejor recuerdo me evocan de Granada.

El Albaicín guarda además varios atractivos turísticos que vale la pena visitar. Palacios como el de Dar al-Horra, monasterios y conventos como el de Santa Isabel la Real, baños públicos como los del Bañuelo, miradores como el de San Nicolás o el de San Cristóbal, cármenes y casas moriscas como la Casa del Chapiz y un buen número de pequeñas iglesias.

14. Dormir en una casa-cueva

El barrio de Sacromonte es muy conocido por sus casas-cueva excavadas en las rocas, que en la época de los Reyes Católicos sirvieron de alojamiento a la etnia gitana. Hoy, algunas se han reconvertido en casas que se alquilan a turistas.

Al contrario de lo que puedas pensar, disponen de todas las comodidades que necesitas para disfrutar de una estancia agradable y de una experiencia única.

¿Tienes buenas referencias de la ciudad? ¿Conoces las mejores zonas donde dormir en Granada? En este post puedes conseguir buena info que te ayudará a escoger la zona más adecuada para ti.

Dónde alojarse en Granada

15. Relajarse en un hamman árabe

Estos baños árabes públicos constituyeron un lugar de relajación, higiene y socialización en el mundo árabe. Están integrados por diferentes estancias, en las que reina un ambiente sosegado y una decoración típica del al-Ándalus, donde podrás disfrutar de baños de vapor y de diversos tratamientos, que te permitirán limpiar el cuerpo y, sobre todo, relajarte, y disfrutar de la experiencia.

Los más tradicionales, también los primeros que se reabrieron en Europa tras la Reconquista, se sitúan en las inmediaciones de la Alhambra. Echa un vistazo aquí:

Hamman Al-Andalus

16. Ver una zambra en el barrio de Sacromonte

El Sacromonte Granada

El Sacromonte está considerado como una de las cunas del flamenco. Por tanto, no hay mejor lugar que éste para disfrutar de una típica zambra o, lo que es lo mismo, un espectáculo de cante y baile flamenco como lo conocen aquí.

Cada noche en las casas-cueva que lo integran tienen lugar espectáculos, muchos con cena. Una de las más concurridas son las de los tablaos de María la Castañera. Mi impresión es que se ha turistificado en demasía, perdiendo parte de su encanto original.

Desgraciadamente la mayoría de estos sitios te clavan bastante. Por preguntar me acerqué a la Venta el Gallo y el precio por algo menos de 1h y media de espectáculo era de 26 euros. Aún así, parece que los espectáculos son de calidad. Algunas fórmulas de cena más espectáculo son más interesantes.

17. Entrar en el monasterio de la Cartuja

El Monasterio de la Cartuja se levanta sobre un antiguo carmen árabe y sirvió de hogar a la comunidad de los monjes cartujos hasta 1835. En el interior de este templo barroco podrás ver un precioso altar ornamentado, interesantes colecciones pictóricas, como las de Juan Sánchez Cotán o Francisco Bocanegra, y una singular sacristía, donde el vetado del mármol crea curiosas formas.

18. Dar un paseo en tren turístico

Cosas que hacer en Granada

Recorrer la ciudad en tren, por los monumentos y las calles más significativas, te permitirá conocerla desde otra perspectiva y conocer la historia de la capital granadina desde el Medievo hasta la conquista de los cristianos.

Puedes escoger entre el recorrido nocturno, que parte de plaza Nueva, y el diurno, que sale de la Alhambra. Es una actividad divertida para hacer en Granada, especialmente si viajas con niños.

19. Una excursión por la Alpujarra granadina

Uno de los planes más recomendables que se pueden hacer en Granada, o más bien desde Granada, es una excursión por la Alpujarra granadina. Podrás conocer una zona con una naturaleza muy rica, con sus montes y paisajes agrestes salpicados de pueblecitos blancos.

Vale la pena visitar pueblos como Lanjarón, Órgiva Caratuñas, Pitres,  Pampaneira, Pórtugos, Trevélez o Capileira. La mejor manera de hacerlo es a tu aire en coche. Si no dispones de vehículo propio también puedes optar por la comodidad de una excursión organizada. Puedes mirar ofertas aquí:

Excursión de un día por la Alpujarra de Granada

20. Entrar en el museo-cuevas del Sacromonte

Si no has tenido ocasión de ver una de estas cuevas-casa por dentro, puedes hacerlo en este museo. Contiene diez recreaciones de este tipo de viviendas, decoradas con innumerables aperos, herramientas y elementos básicos que se empleaban hace un centenar de años.

Es una excelente oportunidad para comprender el modo de vida y las costumbres de los moradores de estas cuevas. Además, su privilegiada ubicación, te permitirá disfrutar de una preciosa panorámica a la ciudad y del barrio con la Alhambra como protagonista.

21. Recorrer el paseo de los Tristes

El Paseo de los Tristes

Su nombre real es paseo del Padre Manjón, pero han dado en llamarla así porque por ella pasaban los cortejos fúnebres camino del cementerio. El paseo discurre paralelo al río Darro, a los pies de la Alhambra y del barrio del Albaicín.

Si quieres reponer fuerzas, en ella encontrarás una larga retahíla de terrazas, en las que, por supuesto, te servirán una tapa con tu consumición.

22. Visitar el museo de Bellas Artes

Se encuentra en el interior del palacio de Carlos V, anejo a la Alhambra, y su entrada es gratuita para nacionales de la UE (para el resto tan solo 1,5 euros). Es el más valioso de la capital granadina, ya que alberga más de 2 000 obras de arte y esculturas, desde los siglos XV al XX. Las más destacadas son El entierro de Cristo, de Jacobo Florentino y las obras de Alonso Cano, como La virgen del lucero.

23. Descubrir la casa-museo de Manuel de Falla

Este típico carmen granadino fue donde vivió el genial compositor. Guarda numerosos objetos personales, recuerdos, partituras, muebles y curiosos regalos, como un cuadro de Daniel Vázquez Días, figurines de Picasso o pajaritas de papel de Miguel de Unamuno.

24. Contemplar la mejor panorámica desde el Mirador de San Nicolás

Mirador de San Nicolás

De todos los miradores que tiene la ciudad, el de San Nicolás es el más conocido y el que tiene las mejores vistas. Se encuentra en el corazón del Albaicín. Te ofrecerá unas imponentes vistas a Sierra Nevada, a la Alhambra y al resto de la ciudad. Si quieres llevarte un recuerdo especial, acude cuando el sol se pone.

Si bien el más conocido es el de San Nicolás, también hay otros miradores, como el de San Cristóbal o el de la Lona que vale la pena descubrir.

25. Pasear por la silla del Moro

El castillo de Santa Elena o silla del Moro data de época nazarí. Se construyó para defender la Alhambra y el Generalife y para controlar la distribución del agua de la acequia real al conjunto de la ciudad palatina y a las huertas de las inmediaciones.

Subir a ella por el sendero habilitado, entre pinos y olivos, para disfrutar de las increíbles vistas es otra de las cosas interesantes que se pueden hacer en Granada.

26. Acudir al museo-casa García Lorca

Si te quedas con ganas de seguir adentrándote en la vida y el mundo de genios artísticos, sin duda, esta casa-museo resarcirá tus ganas y con creces. Se ubica a las afueras de la ciudad, en el mismo lugar en el que se encuentran las huertas de la vega, y fue el lugar de residencia de Federico García Lorca.

En esta casa, donde el poeta creó los clásicos de la literatura La casa de Bernarda Alba y Romancero Gitano, podrás ver sus muebles originales, ejemplares de manuscritos y muchos otros objetos personales.

27. Ir a la plaza de toros

La plaza de toros de Granada, de estilo neomudéjar, también conocida como Monumental El Frascuelo, está dentro de la lista de las diez mejores de España y, además, declarada Bien de Interés Cultural.

Aunque puedes hacer una visita libre, lo recomendable es que optes por una guiada, porque te explicarán la historia de cada rincón y porque conocerás más información y curiosidades de cada parte.

28. Visitar el corral del Carbón

El Corral del Carbón

Esta alhóndiga nazarí, ubicada en la calle Mariana Pineda, puede presumir de ser el legado más antiguo que dejaron los árabes en Granada y la mejor conservada de España. Sirvió como almacén para mercancías, hoy es sede de oficinas. Puedes entrar en su patio gratuitamente.

29. Ver el palacio de la Madraza

Se ubica frente la capilla Real, en el corazón de la ciudad. Es de época nazarí, pero con el tiempo fue modificándose, de modo que hoy el estilo predominante es el barroco, aunque sigue conservando el oratorio, que incluye un mihrab, la cúpula octogonal y el artesonado mudéjar de la sala principal. Este edificio, que pertenece a la Universidad de Granada y es sede de la Real Academia de Bellas Artes, merece una visita.

30. Entrar en el museo Arqueológico y Etnológico

Si te gusta ir de museos, no dejes pasar la oportunidad de visitarel Museo Arqueológico y Etnológico. Se encuentra en la casa del Castril, un palacio renacentista ubicado sobre la popular carrera del Darro.

En sus dos pisos, organizados en torno a un patio central, podrás ver extensas colecciones en las que se muestran piezas y objetos íberos, romanos, árabes, celtíberos y fenicios y que permiten comprender el modo de vida, la economía y las costumbres de las sociedades paleolíticas y neolíticas.

31. Tráete algún suvenir

Suvenirs de Granada

Cositas para comprar en plan suvenir encontrarás muchísimas paseándote por las calles de Granada. No dejes de echarle un vistacillo a las tiendecitas de árabes de la calle de las teterías con sus coloirdas lamparillas.

32. Saborear platos típicos

La gastronomía de Granada aúna las tradiciones cristianas y musulmanas, lo que la dota de carácter y singularidad. Si quieres volver con la sensación de haber saboreado la ciudad, tienes que probar las berenjenas con miel, las habas con jamón, la tortilla de Sacromonte – elaborada con sesadas o criadillas, guisantes, nueces y pan rallado-, el remojón granaíno, la olla de San Antón o el gazpacho andaluz.

33. Piérdete por el barrio del Realejo

Este antiguo barrio judío, ubicado justo a los pies de la Alhambra, está recorrido por coquetas calles en las que se aprecia muy bien la herencia sefardí. Aquí lo único que importa es dejarse llevar y deambular para descubrir rincones mágicos, como la placeta de la Puerta del Sol, que conserva un antiguo lavadero y desde donde las vistas son muy bonitas.

Entre sus calles también se cuelan algunos monumentos interesantes, como la corrala de Santiago, un excepcional ejemplo de la arquitectura granadina de los siglos XVI y XVII que acoge la Universidad de Granada, el Campo del Príncipe, un antiguo cementerio musulmán, la casa-museo de los Tiros, que alberga colecciones sobre diversos periodos de la historia de la ciudad, o la iglesia de Santo Domingo, de la que destaca su bonita puerta plateresca.

34. Museo de la capilla Real

La capilla Real contiene un museo que permite saber un poco más acerca del legado de los Reyes Católicos. Alberga numerosos tejidos, objetos de orfebrería y pinturas de origen español, flamenco e italiano. A lo que se añaden los numerosos objetos personales de Isabel y Fernando, entre los que se incluyen coronas, cetros, espadas e incluso un cofre con joyas de la reina.

35. Curiosea las tiendas de la Alcaicería

La Alcaicería de Granada

Este entramado de calles de estética árabe, antaño un antiguo zoco árabe donde se comercializaba seda, está repleto de tiendas de artesanía y bazares tradicionales. Constituye un punto de peregrinación para los amantes de las compras y una de las zonas más recomendadas para comprar cerámica de Fajalauza o figuras de taracea.

36. Dar un paseo por Puerta Real

Esta explanada preside el centro moderno de Granada. Si la recorres podrás ver coquetas plazas, como la del Campillo o Mariana Pineda, y edificios de interés, como el teatro Isabel la Católica, el edificio de Correos o la iglesia de Nuestra Señora de las Angustias.

37. Visitar el Carmen de los Mártires

Este recinto se encuentra al sur de la parte amurallada de la Alhambra y fue mandado construir por Isabel la Católica. Está integrado por un palacete, rodeado de bonitos jardines con diseños ingleses y franceses. Están abiertos al público y su visita es otra de las cosas recomendables que hacer en Granada.

38. Una escapada a Sierra Nevada para disfrutar de la nieve

A tan solo media hora de Granada está Sierra Nevada una de las estaciones de esquí más populares de España. Estando tan cerquita si tienes tiempo vale la pena hacer una excursión ya sea para disfrutar de sus pistas de esquí, o simplemente de la montaña y de la nieve. Además si viajas en familia, es sin dudas una de las cosas más divertidas que se pueden hacer en Granada con niños.

1 COMENTARIO

  1. Felicidades por el artículo
    Mi pareja y yo cogimos unos billetes de tren hace unos meses y nos encantó. Lo recomiendo a todo el mundo!
    Saludos,

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here