Qué hacer en Toledo: 60 planes imprescindibles

Qué hacer en Toledo

Toledo es una de las ciudades más monumentales de España, y su casco antiguo es uno de los más grandes y mejor conservados de Europa. Su cercanía y excelentes conexiones con Madrid hacen de ella una ciudad todavía más atractiva para el visitante. Para que no te pierdas nada en este artículo te sugiero algunas de las cosas más importantes que hay que ver y hacer en Toledo.

Si quieres viajar al pasado, Toledo es la ciudad ideal. Es una de las poblaciones más antiguas de España con más de 2.000 años de historia, cuando los carpetanos se instalaron en un montículo justo frente al promontorio donde hoy se levanta el «Casco» de Toledo

Fue una ciudad de gran importancia para los romanos; capital del Regnum Hispanae o Visigodo, como le conocemos todos; no perdió importancia durante el periodo árabe y se convirtió en la capital de Castilla en el siglo XI

Un siglo después, gracias a Alfonso X el Sabio y la creación de la Escuela de Traductores de Toledo, la ciudad (junto con Córdoba), congregó a sabios de los mundos cristiano, judío sefardí y musulmán.

Una vez formada España, siguió siendo la capital del país hasta que Felipe II la trasladó a la Villa de Madrid en 1561, momento en el que la ciudad perdió influencia. No fue hasta la segunda mitad del siglo XX cuando la recuperó, especialmente tras convertirse en 1983 en la capital de Castilla-La Mancha.

Con casi 85.000 habitantes, bien conectada con el sur y norte por autobús, tren AVE y carreteras, y un casco antiguo Patrimonio de la Humanidad, las cosas que hacer en Toledo son innumerables. Vamos a repasar las más interesantes.

Antes de empezar con esta lista decirte que hay tanto que ver en Toledo que bien vale la pena que le dediques al menos dos días. Además de noche la ciudad tiene mucho encanto y sobre ella hay un buen número de leyendas y misterios que puedes conocer en algún tour o por tu cuenta.

Si decides pasar al menos una noche te vendrá bien conocer cuáles son las mejores zonas donde alojarse en Toledo.

¿Qué te cuento en este post?

60 cosas qué hacer en Toledo que no te puedes perder

1. Toma un primer contacto con Toledo con un Free Tour

No hay mejor manera para empezar una visita a Toledo que apuntarse a una visita guiada gratuita (el guía vive de las pequeñas propinas que le dan los participantes si el tour fue de su agrado). 

Los free tours se han popularizado muy rápidamente y quien prueba alguno repite en la próxima ciudad que visita. El de Toledo es uno de los más populares. No es para menos ya que en una ciudad con tantísima historia una visita con guía se hace realmente amena.

Con este Free tour podrás adentrarte en la historia, las leyendas, y las anécdotas de la ciudad de las tres culturas; cristianos, judíos y árabes. Además de ello, también te llevarás buenas recomendaciones para el resto de tu visita. 

>>> Reserva tu Free Tour aquí <<<

2. La Primada: la Catedral de Toledo

La Catedral de Toledo

La primera cosa que te recomiendo ver en Toledo es la Santa Iglesia Catedral Primada, nombre que le viene porque es la sede del Arzobispado de Toledo, regido por el «Primado» de España, arzobispo que el Vaticano considera casi cardenal. 

El estilo principal del templo es gótico, pero también hay partes en mudéjar y mozárabe. La torre de la catedral tiene 92 metros de altura, se terminó en 1422 y su pico constituye el punto más alto de Toledo.

La catedral se empezó a construir en 1226 sobre un templo anterior cuyos orígenes databan de cuando Alfonso VI conquistó Toledo a los árabes. Sin embargo, antes, en periodo visigodo, ya había otro templo que se consagró en el año 587. 

La catedral tiene dos entradas: la Puerta de los Leones, en la calle Cardenal Cisneros; y la entrada para asistir a misas en la Calle Chapinería.

Hay varios tipos de entrada que te permiten visitar tanto la Catedral, la Torre de las Campanas con la Campana Gorda, y los museos del templo como el Tesoro o la Custodia. La completa cuesta 12.50€. También puedes contratar una visita guiada aquí.

Más información: https://www.catedralprimada.es/

3. Descubre el Toledo misterioso en el Museo de la España Mágica

Toledo es una ciudad que siempre ha estado muy relacionada con la magia y el misterio. Por esta razón, encontrarás muchas cosas que hacer en Toledo relacionadas con esta temática. Una de las más interesantes es este museo ubicado también en la Calle Cardenal Cisneros.

El museo está instalado en una cueva del siglo X y posee subterráneos que en el siglo XIII se convirtieron en mazmorras. Además del museo, en este lugar puedes contratar paseos por el Toledo más misterioso y de noche. También puedes contratarlos online aquí.

La entrada cuesta tan solo 2 euros. Más información: https://www.paseostoledomagico.es/

4. Retrocede dos mil años en las Cuevas de Hércules

Es otro lugar imprescindible que ver en Toledo por su antigüedad y la leyenda que se cierne sobre él. 

Históricamente, todos acuerdan que las Cuevas de Hércules son unos depósitos de agua del siglo I d.C. que los romanos construyeron para abastecer de agua a la ciudad, recurso que provenía del acueducto.

Sin embargo, si hacemos caso a la leyenda, esta cueva llegó a albergar la «Mesa de Salomón», fue el lugar donde el semidiós Hércules guardó sus tesoros y se convirtió en la sede de los mejores magos en la Edad Media. Si la visitas con un guía, descubrirás mucho más.

5. Más restos romanos en las Termas

Además de las Cuevas de Hércules, tienes que ver en Toledo las Termas Romanas, en la Plaza Amador de los Ríos. La entrada es gratuita y descubrirás el mayor y mejor patrimonio romano del casco. 

Este museo arqueológico se divide en varias salas donde podrás ver cómo eran las termas romanas.

6. De compras por la calle «ancha»

Oficialmente la calle Comercio, en ella encontrarás todo tipo de tiendas: de ropa, joyerías, tiendas para comprar mazapanes, recuerdos, cerveza Domus o De la Sagra y, sobre todo, espadas, producto por el que Toledo es conocido.

Además de las tiendas, la calle posee bares y lugares donde comprar productos gastronómicos como quesos y jamones a buenos precios.

7. Los damasquinados de Reyes Católicos

Seguro que habrás oído de este tipo de arte. Básicamente consta en el uso de hilos y láminas en oro para crear todo tipo de dibujos en objetos metálicos como platos, espadas, bisutería y otros adornos y objetos. 

El uso de este tipo de arte en España se inició hace siglos y Toledo se ha convertido en un lugar con grandes especialistas.

Puedes encontrar este arte de Damasco en muchas tiendas del casco, pero las de la calle Reyes Católicos son de las mejores.

8. ¿Te gusta pasear? Recorre la senda ecológica

Ruta ecológica

Si tienes tiempo de sobra porque le dedicas a tu visita varios días, otra cosa que hay que hacer en Toledo es recorrer la senda ecológica. Se trata  de un paseo que bordea la ciudad siguiendo el curso del río Tajo.

Ideal para admirar la ciudad y el entorno natural que la rodea desde otra perspectiva. La ruta tiene una extensión de 5 kilómetros que se puede recorrer en unas dos horas si la haces al completo.

9. El Puente de Alcántara sobre el Tajo

Otro imperdible que ver en Toledo es este gran puente con origen en la época romana y reformado en la Edad Media. Está al este de la ciudad, frente a la Puerta de Alcántara y te proporcionará unas magníficas vistas de Toledo y del propio río Tajo. En Navidades se decora con luces y es totalmente peatonal.

10. Cruza el Tajo en el Barco de Pasaje

Desde el Puente de Alcántara y rodeando la muralla en dirección oeste hay una senda natural que, tras 800 metros, acaba en el Paseo del Barco. 

Allí encontrarás una barcaza que cruza el río tirando unas cuerdas. Este servicio es gratuito y se presta durante varios días a la semana en distintos horarios según la época del año.

11. Otro puente: el de San Martín

Es el otro gran puente de Toledo y está al oeste de la Ciudad. Es del siglo XIV y de mayor envergadura que el de Alcántara. En la entrada norte del río hay una torre que tiene un pequeño parque y al que se puede acceder desde la Bajada de Santa Ana. 

Al oeste, en el Paseo Recaredo, hay un mirador desde donde podrás tener las mejores vistas del puente.

12. Siéntate en la Plaza de Zocodover

Qué ver en Toledo: Plaza Zocodover

Otra cosa que hacer en Toledo es visitar el corazón del Casco de Toledo: la Plaza de Zocodover, donde locales y visitantes se sientan para descansar de los paseos, conversar o disfrutar de eventos variados.

Fue diseñada por el arquitecto Juan Herrera y construida en el siglo XVI. Su nombre deriva el árabe sūq ad-dawābb, que significa «mercado de animales de carga».

13. Sube al Alcázar de Toledo

Fue el palacio real de Toledo, para luego convertirse en un edificio militar. Está al sur de la Plaza de Zocodover y en el punto más alto de Toledo: a 100 metros sobre el río Tajo

Además de albergar el Museo de Historia del Ejército, también da cobijo a la Biblioteca de Castilla-La Mancha, que cuenta con el segundo fondo de libros más importante de España tras la Biblioteca Nacional.

La entrada general cuesta 5 euros. Los domingos la entrada es gratuita!!! Más información: Alcázar de Toledo

14. Empieza a conocer la obra de El Greco en Museo de Santa Cruz

Si te gusta el arte, tienes que ver en Toledo este museo. Está en la calle Miguel de Cervantes y era un hospital durante la Edad Media. Hoy cuenta con una colección basada en objetos de la época romana y, muy importante, cuadros de El Greco.

La entrada cuesta 4 euros. Más información: Museo de Santa Cruz

15. Prueba las carcamusas

No puedes irte de Toledo sin probar las carcamusas. Se trata de uno de los platos tradicionales más típicos de la cocina castellana y que cuenta con gran arraigo en Toledo. Es un guiso de carne (magro de cerdo) con guisantes y salsa algo picante que se sirve en una cazuela de barro.

16. Prueba platos toledanos en el Bar Ludeña

Hay muchos restaurantes en Toledo y este es uno de los más peculiares. Sobre todo porque mantiene la oferta gastronómica castellano-manchega. 

Algunos de los platos que podrás probar son además de las carcamusas: guiso de cerdo, perdiz, estofado, sopa castellana, embutidos y quesos de la tierra o asadillo. Además, todo a buen precio.

17. Pasa por debajo de algún cobertizo 

En Toledo, los cobertizos son pasadizos que comunican dos edificios creando una especie de pasaje misterioso y estrecho debido a que la mayoría de sus calles no son muy anchas.

Uno de los más interesantes y parte de las rutas mágicas por Toledo es el de Santo Domingo el Real, con siglos de antigüedad e iluminado por lámparas.

18. Los restos árabes en la Mezquita Cristo de la Luz

Es una de las joyas del patrimonio que ver en Toledo y uno de los restos musulmanes más importantes. Su construcción data del año 999 y está ubicada en una de las puertas de la muralla. 

Hoy en día es una iglesia, pero conserva una parte de la antigua mezquita. De hecho, al entrar, un lado es arquitectura árabe y la otra cristiana. La entrada también te permitirá pasear por la zona superior de la muralla y tener unas magníficas vistas de la ciudad.

19. Pequeños templos como la parroquia de Santiago el Mayor

Más cosas que hacer en Toledo que te permitirán conocer la historia de la ciudad es visitar los templos pequeños. Si continuas hacia la salida del casco te encontrarás con esta iglesia que fue levantada en 1245

Desde fuera podrás ver decoraciones en estilo mudéjar toledano. Además, está de camino a otra de las puertas de la ciudad: la de Alfonso VI, una de las más antiguas y levantada por el rey que conquistó Toledo en 1085.

20. Acércate a la espectacular Puerta de la Bisagra

Puerta de la Bisagra

Es la gran entrada al casco y uno de los lugares más fotografiados de Toledo. Fue construida por los musulmanes en el siglo X y como entrada principal a la ciudad. Desde un principio tuvo un nombre parecido al actual: bab al Shaqra o Puerta de la Sagra. 

En el siglo XVI se realizó una importante reforma para obtener el aspecto actual que luce el escudo imperial de la ciudad. Entre la entrada exterior y la interior hay un gran patio de armas que merece la pena visitar.

21. Iglesia de los Jesuitas o San Ildefonso

Es otro de los grandes templos de Toledo. Se empezó a construir en 1629 y las obras no terminaron hasta cien años después. Destaca su gran fachada barroca de dos torres, ys u interior está diseñado en un blanco pulcro y te sorprenderá la gran cúpula sobre el altar. La entrada es gratuita 

22. Vanguardia gastronómica en el Mercado de San Agustín

Es el establecimiento gourmet del casco, donde poder probar platos de todo tipo y de distintas cocinas. Está en la Cuesta Águila número 1 y el mercado tiene cinco plantas. La de abajo está orientada a pinchos y las de arriba ya son restaurantes donde poder comer a la carta o de menú.

23. Móntate en un autobús turístico

Si lo tuyo no es andar y quieres hacer un recorrido en autobús por Toledo, tienes dos opciones. Una es en el autobús de dos plantas City Sights Seeing, que recorre parte del casco y alrededores de la ciudad haciendo 9 paradas. 

La otra opción es utilizar el Tren Turístico de Toledo, que realmente es un autobús pero con forma de tren.

>>> Compra tu billete para el trenecito turístico aquí <<<

24. Conoce la historia de los templarios

Estos monjes-soldado también pasaron por la ciudad y dejaron su rastro, que se puede conocer en una exposición permanente. Verás una exposición con maniquíes y objetos típicos de los templarios

El lugar está en la calle San Clemente, 1. La entrada cuesta 9 y también te da acceso a la exposición Herramientas de tortura. Más información aquí.

25. Conoce más sobre las técnicas de tortura de la Inquisición

Esta exposición no es un lugar para niños, porque la mayoría de los objetos expuestos son herramientas de tortura, las que utilizada la Inquisición y algunos son espeluznantes. Está en la calle Alfonso XII y la entrada tiene un coste de 9 euros (acceso conjunto a la exposición Historia de los templarios). Más información aquí.

26. Más medievo en el Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda

No muy lejos, en la calle San Román se encuentra la iglesia del mismo nombre, uno de los templos de estilo mudéjar más importantes de Toledo. El templo es del siglo XIII y dentro se han reunido la mayoría de los vestigios materiales de la época visigoda: siglos V al VIII.

La entrada cuesta 2 euros. Más información: Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda

27. Convento de Santo Domingo El Antiguo y la tumba de El Greco

Volvemos a los templos para recomendarte este maravilloso convento del siglo XVI y donde está enterrado El Greco, famoso pintor griego que se instaló en la ciudad en ese siglo. Por esa razón, en el interior puedes disfrutar de varios cuadros del pintor. Además, está frente a la Parroquia de Santa Locadia.

28. Conoce el laurel de la casa de los hermanos Bécquer

Ya que estás por la zona, puedes ir hacia la Plaza Capuchinas por la calle San Ildefonso. En el número 8 está la vivienda donde Valeriano y Gustavo Adolfo Bécquer vivieron un par de años. 

Ya se habían hospedado por algunos cortos periodos de tiempo en una pensión de la Calle Bécquer (cerca de las Cuevas de Hércules), pero esta fue una residencia más permanente. 

Tanto, que plantaron un laurel que todavía hoy sobrevive y se levanta más de diez metros sobre el suelo y se puede ver desde el exterior.

29. Las vistas del Mirador de la Granja

La última cosa que hacer en Toledo por la zona es acercarse a este mirador en el límite noroeste de la ciudad. El mirador te permitirá tener unas muy buenas vistas de la zona norte de la ciudad. Además, tiene unas escaleras mecánicas que comunica con la parte más baja de la ciudad.

30. Los mejores productos en el Museo del Queso Manchego

No hay que olvidar que estás en Castilla-La Mancha, y eso significa buen queso. Si te gusta o quieres comprar uno para regalar, otra cosa que hacer en Toledo es visitar el Museo del Queso. 

Se encuentra frente a la catedral, en la calle de Sixto Ramón Parro. Por el número y variedad de productos, descubrirás que estás en todo un museo en honor al queso. Más información: Museo del Queso Manchego

31. Comprar mazapán otra de las cosas que hacer en Toledo

Mazapanes de Toledo

Algunos dicen que el mazapán de Toledo es el mejor de España. No sé si será el mejor, pero sin duda de los mejores. Además como es uno de los productos más típicos de la ciudad, llevarte mazapán a casa es una de las cosas que debes anotar en tu lista de cosas que hacer en Toledo.

Pastelerías para ello hay muchas. ¿Quieres una recomendación de una en concreto? Acércate a la Pastelería de Santo Tomé en la plaza Zocodover.

32. Si te gusta la cerveza: a la Abadía Cerveza Artesana

En la calle Sillería, tienes a tu disposición este establecimiento especializado en cervezas artesanas. El local está montado en una antigua casa de oficios del siglo XVI. Además de un salón central, hay otras salas en antiguas cuevas y aljibes.

Puedes comer o cenar gracias a sus distintos menús, pero, sobre todo, no te vayas sin probar sus cervezas artesanales, incluidas las que se producen en la provincia de Toledo: Domus y La Sagra.

33. De marcha a la Sala Pícaro

Es cierto que el casco de Toledo no es Ibiza, pero tiene algunas pequeñas discotecas donde alargar la noche. La más popular es Pícaro, un poco antes de la Abadía, en la misma calle. 

La sala tiene dos plantas y una barra. Además de discoteca, también es sala de conciertos. Los precios no son muy caros y cierra tarde.

34. Arte morisco en el Museo Taller del Moro

Dejamos la zona centro para ir al oeste, donde comienza el Barrio Judío de Toledo. Justo en el límite este de este barrio está este taller-museo en la calle del mismo nombre. 

La entrada es gratis y en el interior se reúne una importante colección de arte morisco.

35. Iglesia de Santo Tomé y El entierro del Conde Orgaz

Junto a la calle Comercio, la de Santo Tomé es de las más comerciales y visitadas. Y en ella está la Iglesia de Santo Tomé, del siglo XIV y que alberga la famosa obra El entierro del Conde de Orgaz. Destaca su torre mudéjar con un gran campanario. 

La entrada tiene un coste de 3 euros. Más información: Iglesia de Santo Tomé

36. Las grandes obras del Museo del Greco

Hay muchas obras del Greco repartidas por el casco antiguo, pero la mayor densidad está en este museo situado en el barrio judío, en el Paseo del Tránsito, inaugurado hace unos años y un imperdible que ver en Toledo. 

Además de una buena colección de cuadros del artista griego, hay esculturas y otras obras de artistas de los siglos XVI y XVII. Justo delante del museo hay un parque con un mirador al río Tajo

La entrada está en torno a los 3 euros. Más información: Museo del Greco

37. La herencia judía en la Sinagoga del Tránsito y el Museo Sefardí

Si estás en el barrio judío, la visita a la antigua hacienda del judío más poderoso de la ciudad es otra cosa que hacer en Toledo. Para llegar a ella solo hay que desplazarse al callejón de Samuel Levi y bajar al sur hasta la entrada de la Sinagoga del Tránsito. 

El sefardí, que nació en la ciudad en 1320 y fue tesorero de Pedro I de Castilla, mandó construir este templo judío justo al lado de su casa. Hoy también cuenta con un museo donde conocer la historia del pueblo sefardí en Toledo. 

Entrada 3 euros. Más información: Museo Sefardí

38. Sinagoga de Santa María La Blanca

Sinagoga Santa María La Blanca

La otra gran sinagoga de Toledo. Situada en la calle de los Reyes Católicos, es del siglo XII y está construida en estilo mudéjar. Destacar en su interior una gran sala con arcos de herradura y objetos y documentos de la historia de la propia sinagoga. 

El acceso tiene un coste de tres euros, pero hay en la entrada una zona ajardinada con asientos donde poder sentarse de forma gratuita.

39. Vistas y cócteles en la Terraza el Miradero

Es uno de los lugares más visitados del casco y otra de las cosas que hacer en Toledo. Las vistas del norte de la ciudad son impresionantes gracias a los casi 90 metros de altura. 

La terraza se encuentra abierta durante todo el día y puedes acercarte a tomar el vermú, comer, tomar una cerveza por la tarde o alargar la noche escuchando música.

40. Otra terraza: Mirador del Alcázar

Si visitas Toledo en verano, además de la terraza el Miradero, puedes acercarte a la que hay frente al Alcázar. Es mucho más pequeña pero también hay buen ambiente, la visita gente joven y tiene unas buenas vistas al río Tajo.

41. La última en la Terraza Recaredo

Es la tercera gran terraza y está fuera de las murallas, un poco al norte de la Puerta del Cambrón. Como las otras, tendrás también unas buenas vistas del Tajo y el resto del oeste de Toledo. Se sirven cócteles y abren hasta tarde.

42. No te pierdas el Monasterio San Juan de los Reyes

Imponente monasterio y tercer gran templo de Toledo. La fachada principal (en la plaza del mismo nombre) es de estilo gótico flamígero, propio del siglo XV cuando fue levantado. 

Está regentado por la orden de los franciscanos y cuenta en la parte sur con la iglesia de la Cofradía Hermandad Cristo de la Humildad, a la que también se puede acceder.

La entrada cuesta 2.80 €. Más información: Monasterio San Juan de los Reyes

43. El bonito Torreón de los Baños de La Cava

Frente al monasterio y uno de los palacetes más interesantes que ver en Toledo. Posee un torreón y una pequeña muralla. Se construyó entre los siglos XVI y XVII y fue residencia de los Duques de Maqueda. 

Al día de hoy, como es de titularidad privada no se puede acceder al interior, pero las vistas desde el exterior bien merecen pasear por la zona.

44. Deja el casco por la puerta del Cambrón

Dejamos, por el momento, el casco a través de esta gran puerta que da al Paseo de Recaredo. Su construcción es anterior al siglo XVI, pero es en 1576 cuando se realizó una gran remodelación para adoptar el aspecto actual. 

Tiene cuatro torres y es casi como una fortaleza con terrazas en la fachada que da a Recaredo. Importante: ten cuidado al pasar por la puerta porque transitan coches y el pasaje es muy estrecho.

45. Monumento al Sagrado Corazón de Jesús

Si, desde el Puente de San Martín, subes por el Paseo Recaredo llegarás a una zona alta con buenas vistas del Tajo dejando la ciudad. Desde ese lugar verás la torre de este monumento, en la orilla norte del río y ya fuera de la muralla.

El complejo tiene unos horarios de visita y conserje para el control de la entrada. Además de este monumento, hay una ermita: la del Cristo de la Vega, con más de mil años de antigüedad.

46. Al Circo Romano

Es el único gran monumento romano fuera del centro y tiene entrada por la Av. de Carlos III y Reconquista. El circo es del siglo I d.C. y se conserva muy poco del edificio original. 

La parte más interesante está en la zona de la entrada por Reconquista, donde hay una serie de carteles con explicaciones de la historia del lugar y partes que lo componen.

47. Descansa un rato en el Parque de «La Vega»

Al final de la calle Reconquista te encontrarás con este parque que se extiende hasta la Puerta de la Bisagra. Está justo enfrente, tiene zona infantil, baños, varias terrazas y bancos donde sentarte para disfrutar de las vistas del casco.

48. Descubre el Renacimiento Toledano en el Hospital de Tavera

Ya que estás en el Parque de «La Vega», justo en el lado norte está el Hospital de San Juan Bautista, al que también llaman de Tavera porque en el edificio está enterrado el cardenal Juan Pardo Tavera. 

Su construcción comenzó en 1541 en estilo renacentista y en su interior se puede disfrutar de este arte arquitectónico, además de obras del Siglo de Oro. 

Se puede visitar todos los días y el coste de la entrada es de 6 €. Más información: Hospital de Tavera

49. Castillo de San Servando, uno de los mejores albergues de España

Desde el Puente de Alcántara, sólo tienes que subir una cuesta para llegar a este pequeño castillo medieval que también cuenta con monasterio y que fue sede de los templarios. Al día de hoy, se ha convertido en un albergue juvenil. 

Sólo es posible visitar el interior si te alojas en él. No es muy caro y puede ser una oportunidad para pasar un fin de semana en Toledo por un precio moderado y vivir una experiencia interesante.

50. Descubre qué es un Cigarrral

Seguro que has oído hablar de ellos, pero igual no sabes qué son realmente. Pues bien, son fincas pequeñas y privadas de alto coste y donde vive parte de la clase alta de Toledo. 

Afortunadamente para el común de los mortales, hay hoteles y restaurantes que se han montado en estos lugares. 

Uno que te recomiendo es el Restaurante Cigarral Monte Rey, al que puedes llegar desde la salida de Toledo por el Puente de San Martín a través de la Calle Cerro de la Cruz.

51. Una cena especial en un restaurante estrella Michelín

Hablando de cigarrales, el restaurante Iván Cerdeño ubicado en el Cigarral del Ángel es un lugar ideal para disfrutar de la buena mesa toledana. Es el único restaurante de la ciudad con estrella Michelín.

Entre sus especialidades figuran platos como la torta de pies de cerdo, quisquilla y caviar, el pichón asado con profiteroles rellenos de higos y bombón de pichón, y el queso, especias y azafrán. Te ofrece varios menús que van desde los 45 euros hasta los 130 euros.

52. Disfruta de Toledo desde las alturas: un paseo en globo

¿Buscas una experiencia única? Un paseo en globo es una experiencia inolvidable que podrás experimentar en tu visita a Toledo. Que bien puedes imaginarte, desde las alturas disfrutarás de unas vistas del casco viejo inigualables.

>>> Reserva tu paseo en globo <<<

53. Descubre la Edad de Bronce toledana en el Cerro del Bu

Este cerro está justo frente al Barco Pasaje, al menos la senda que te llevará la cúspide. En ella hay un yacimiento arqueológico con varios niveles de antigüedad, desde la Edad de Bronce, época de los carpetanos, hasta restos de actividad árabe. Desde la cumbre tendrás unas magníficas vistas de Toledo.

54. Disfruta de los mejores atardeceres en el Mirador y Ermita del Valle

Qué ver en Toledo: Mirador del Valle

Aprovechando que andas por el Cerro del Bu, si te acercas a la Ronda de Toledo y caminas unos trescientos metros, llegarás a la Ermita del Valle, un lugar muy especial para los toledanos. 

Este templo, al que se puede acceder en pequeños grupos y de forma ordenada, es destino de la romería del mismo nombre y que se celebra el 1 de mayo. También es un lugar donde, se dice, que los que quieran casarse deben tocar la campaña que hay en el exterior de la ermita.

Al lado de la ermita está el Kiosco, una cafetería con terraza. Y un poco más allá el Mirador del Valle donde se reúnen jóvenes toledanos y turistas para contemplar Toledo. El mejor momento: al atardecer!!!

55. Las mejores vistas desde la Piedra del Rey Moro

Si buscas todavía unas vistas más espectaculares de Toledo, a pocos metros de la ermita verás una gran piedra que se levanta sobre un pequeño cerro. Es la Piedra del Rey Moro, un lugar donde fue enterrado el rey musulmán Abul-Walid. Con cuidado, se puede subir a la cúspide ya que hay unas escaleras de hierro.

56. La historia de España en Puy de Fou Toledo

Es una de las últimas atracciones creadas en Toledo. Se inauguró en el año 2019 y está a unos 8 kilómetros al suroeste de la ciudad. Se puede llegar en autobús o en coche a través de la CM-40.

Esta atracción es un gran parque temático que hace un repaso a la historia de España y Toledo utilizando grandes decorados, atracciones y actores y actrices representando cada gran momento de la historia hispana.

57. Fly Toledo: La tirolina en el Puente de San Martín

Volvemos al puente sobre el río para recomendarte sobrevolar el Tajo en tirolina. La atracción está disponible todos los días y tiene un coste de 10€ y 13€ con bebida. Decirte que el recorrido de esta tirolina es el mayor en Europa en zona urbana con 180 metros de distancia.

58. Descubre el Toledo más misterioso

Se pueden realizar rutas guiadas durante todo el día, y hay bastantes empresas que las organizan. Pero las más interesantes son las rutas nocturnas. Descubrirás lugares malditos como los callejones del Infierno y del Diablo, y las leyendas que hay sobre ellos. 

También te llevarán a entradas a subterráneas y cuevas como la del Alcamá que hacen que parte de Toledo esté totalmente hueco. Las experiencias duran entre una y dos horas, algunas son gratuitas y otras de pago. Uno de los tours más populares es este: Tour nocturno por el Toledo misterioso

59. La Escuela de traductores de Toledo

Dicen que la Escuela de Traductores de Toledo (en tiempos de Alfonso X el Sabio) no tenía una sede concreta, sino que era más un ambiente cultural. Al día de hoy, sin embargo, sí que hay una sede de esta escuela y donde se puede aprender árabe. 

Esta se encuentra en el Palacio del Rey Don Pedro o Palacio de Higares, construido en mudéjar en el siglo XIV. En Toledo, la conocen también como la «casa güena» y aunque no se puede visitar el interior merece ver el edificio por fuera.

60. Acaba la noche en el Círculo del Arte

Acabamos con las cosas que hacer en Toledo hablando de este espacio multifuncional que también abre por la noche como discoteca. Está en la Plaza San Vicente y antaño era un edificio morisco y luego fue iglesia

En la gran sala de baile aún se conserva la decoración árabe y la cúpula de la iglesia. Es una discoteca amplia donde disfrutar de la noche sin muchos agobios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here