Qué hacer en Bali: Las 30 planes imprescindibles

Qué hacer en Bali

En este post quiero compartir algunas de las cosas que ver y hacer en Bali imprescindibles para que aproveches al máximo tu viaje y no te veas tan sorprendido por los aspectos negativos de esta isla. ¿Te suena esto último algo extraño? 

Verás… Visité Bali por primera vez hace ya muchos años, cuando era jovencito y viajaba en plan mochilero. Tengo unos recuerdos fantásticos de aquella época, no tanto de la Bali de ahora. 

En mi opinión la isla corre serio riesgo de morir de éxito, y es que a lo largo de los años (especialmente en los últimos) he visto cambiar la isla a peor, y muy especialmente la parte sur y Ubud.

El turismo de masas ha traído consigo una explosión del urbanismo descontrolado y sin ningún tipo de orden que ha agravado todavía más sus tradicionales problemas de tráfico y contaminación.

A ello, se le suma la explosión de los precios de todo, especialmente del alojamiento, convirtiendo lo que antaño era un destino muy asequible en uno de los más caros del sudeste asiático.

Por otra parte, debes ser consciente que a menos que te vaya el surf, sus playas te pueden decepcionar mucho. Si te va el surf, perfecto, vas a encontrar un paraíso, pero si lo que te va es disfrutar en plan relax de playas paradisíacas y pegarte buenos baños la cosa cambia.

En general calificaría sus playas como de mediocres (curiosamente las de las zonas más turísticas son así) con algunas excepciones, sobre todo en la zona de Uluwatu donde están las mejores playas de Bali.

Nada que ver con las playas de postal de otras islas del país, o las de sus vecinos del sudeste asiático como Tailandia o Filipinas. 

Vaya, parece que casi quiero convencerte de no visitar Bali. No es así ni mucho menos. Únicamente quiero que seas consciente de lo que te vas a encontrar y dejarte claro que la imagen idílica que ves en las redes sociales está distorsionada, muy distorsionada.

A pesar de estas pinceladas de realidad algo negativas, es un destino que te recomiendo visitar al 100%. Sólo sé consciente de lo que hay, evita lo negativo, y céntrate en lo bueno de la isla.

Para empezar, Bali tiene muchas caras, y los problemas de las zonas más turísticas del sur (especialmente de Kuta a Canggu) y de Ubud poco tienen que ver con la realidad de otras zonas.

Creo que para tener una visión más acertada te vendría bien leer este post: Dónde alojarse en Bali: Las mejores zonas.

Por otra parte, seguro que la isla te cautivará tanto por su cultura como por la infinidad de actividades que puedes realizar en ella. Es un destino que combina playas, naturaleza, arte, cultura, espiritualidad, compras, templos, volcanes, arrozales, paisajes exuberantes, relax, vida nocturna, deportes, y un largo etcétera.

Y aunque aquí por lo general no encontrarás las mejores playas de Asia, no todo está perdido. La isla sí tiene unas cuantas playas muy chulas. Encontrarás algunas de las mejores en Uluwatu y en las islas vecinas de Nusa Lembongan y Nusa Penida hay algunas playas que valen mucho la pena.

Además, en este aspecto, las cercanas Islas Gilli son todo un acierto.

Por otra parte, aunque la isla de Bali cada vez recibe un mayor número de turistas, aún puedes encontrar su autenticidad casi intacta si sales de las zonas más turísticas del sur.

Vayamos ya a lo que interesa, a las actividades que hacer en Bali.

¿Qué te cuento en este post?

Qué hacer en Bali: Los planes imprescindibles

1. Contemplar los emblemáticos arrozales de Tegallalang

Qué hacer en Bali: Los planes imprescindibles, Tegallalang

Una de las imágenes más famosas de Bali es la de sus arrozales, verdes terrazas escalonadas que forman escenarios de ensueño que representan algunos de los paisajes más hermosos que se pueden contemplar en la isla. 

La visita a alguno de ellos es algo que hay que hacer en Bali de forma obligada y uno de los más populares es el de Tegallalang, declarado Patrimonio de la Humanidad. 

A unos 20 minutos al norte de Ubud, estos campos de arroz se abastecen de un antiguo sistema de riego conocido como subak y ofrecen un espectáculo visual único que se  pueden explorar siguiendo varios senderos entre las terrazas onduladas de cultivo. 

Estos arrozales se extienden por laderas empinadas, en un impresionante ejemplo de cómo los agricultores balineses han esculpido el paisaje para aprovechar al máximo la tierra fértil de la región. 

El paseo, de aproximadamente un kilómetro, es una experiencia muy agradable. Es el espacio adecuado para tomar un buen montón de fotos, que se hacen aún más espectaculares en los columpios instalados durante el recorrido. 

Es recomendable visitar Tegallalang temprano para evitar las multitudes, ya que es una atracción muy popular, y el calor intenso del día.

Esta zona la descubrí en moto. Y es que los alrededores de Ubud están cargados de cosas para ver. Nada mejor que hacerlo por tu cuenta en moto. En Ubud cada vez hay más tráfico, pero a poco que sepas conducir moto te acostumbras rápido, y una vez te alejes de la ciudad la cosa se va relajando.

2. Acércate al Pura Besakih, una visita imprescindible que hacer en Bali

Acércate al Pura Besakih, una visita imprescindible que hacer en Bali

Entre los templos más imponentes de Bali se encuentra, el Pura Besakih o Templo Madre. Es el mayor templo hindú de la isla, y un lugar de culto y peregrinación de gran importancia entre los balineses.

Se trata del templo más antiguo y sagrado de Bali y por ese motivo recibe el apodo de “Templo Madre”.

El Pura Besakih alberga un enorme complejo de 22 templos más pequeños y santuarios diferentes. El principal es el Penataran Agung, con siete niveles que representan las siete capas del universo del hinduismo

Ubicado en la ladera del monte Agung, el pico más alto de Bali, ofrece unas vistas espectaculares al volcán y de sus alrededores. 

Con esta carta de presentación, no te extrañe que sea uno de los más visitados. Ponlo en lo alto de tu lista de las cosas imprescindibles que ver en Bali. 

Si dispones de vehículo propio anímate a visitarlo por tu cuenta. Si no vas a conducir y buscas más comodidad puedes contratar una excursión organizada con guía que te lleve a conocer algunos de los más conocidos.

>>> RESERVA TU EXCURSIÓN AL TEMPLO MADRE BESAKIH <<<

3. Disfrutar de las playas de Bali

Como ya te adelanté, desde mi punto de vista la Isla de Bali no cuenta con las mejores playas de Asia pero sí cuenta con cientos de kilómetros de costa donde encontrar muchas playas de arena fina y aguas cristalinas bastante aceptables.

Aunque sea difícil destacar entre todas ellas, a continuación te comentaré las que son más populares por una razón u otra.

La zona de playa que conforman Kuta, Legian, Seminyak y Cangu es una de las preferidas entre los viajeros en busca de surf y oferta nocturna. Son extensos arenales contiguos donde se concentra la mayor parte del turismo y conocidos por su estilo de vida frenético, tanto de día como de noche. 

Estas playas son muy apreciadas por sus olas, el surf y su ambiente. Sin embargo es importante que tengas en cuenta que sus arenas no son las más bonitas, y tienen olas y corrientes lo que hace que no sean del todo ideales para nadar, pero sí perfectas para aprender a surfear.

Al sur de Kuta se encuentra Balangan Beach, muy conocida por sus impresionantes puestas de sol y vistas panorámicas. 

Esta playa de arena dorada está rodeada de majestuosos acantilados de piedra caliza cubiertos de vegetación, con arrecifes de coral que crean un paisaje único. Aunque es conocida por el surf, también está bien para darse un buen baño y relajarse. 

Dreamland Beach es otra de las mejores y más concurridas de Bali, aunque el desarrollo turístico le ha quitado algo de belleza a su entorno. 

En cuanto a Jimbaran Beach, es un refugio tranquilo y lujoso para hacer deporte y nadar, una playa de 4 km famosa por sus aguas limpias y su exquisita selección de restaurantes de pescado y marisco y hoteles de lujo. 

Para mí casi es un ritual acercarme a Jimbaran para darme un homenaje de marisco en algunos de sus restaurantes a pie de playa.

Nusa dua es otra playa que no está nada mal para disfrutar del mar y del relax. Sus aguas son por lo general tranquilas y la zona se caracteriza por sus resorts de lujo muy populares entre familias y parejitas en luna de miel.

Sanur es una zona que cuenta con todos los servicios que puedas desear pero sin la locura de Canggu. Su playa de arena fina y aguas super limpias y tranquilas es ideal para bañarse.

Aquí te he nombrado algunas de las más populares. Sin embargo, en mi opinión las mejores playas de Bali se encuentran en Uluwatu. Entre las playas de esta zona no dejes de visitar Padang Padang Beach, Bingin Beach, Nyang Nyang Beach, Melasti, Thomas beach, Nungalan Beach, o Pandawa Beach.

Como ves, si buscas, en Bali encontrarás buenas playas. Aun así, prefiero disfrutar de playas algo más tranquilas por lo que cuando viajo a Bali intento acercarme unos días a las Islas Nusa (Penida y Lembongan) o las Islas Gili.

4. Degustar lo mejor de la gastronomía indonesia en un warung

La gastronomía de Bali es un reflejo de su rica historia comercial, fusionando influencias culinarias de Malasia, China, el sur de la India e incluso Europa. 

Los platos balineses se destacan por sus sabores y especias intensas, como jengibre fresco, sambal, tamarindo, cúrcuma y chiles crudos picantes. Como ingredientes comunes incluyen arroz, pasta, mariscos, pescado, verduras y carnes como cerdo, pato y pollo. 

El mar Índico proporciona una abundante fuente de mariscos, como los apreciados crustáceos de Jimbaran. Además, las frutas autóctonas son una delicia. 

Una buena oportunidad de probar diferentes comidas a buen precio es visitar los warungs, establecimientos familiares típicos que ofrecen una variedad de platos de la cocina local, como nasi goreng, mie goreng, satay y sopas. 

Varían en estilo y tamaño, desde simples puestos callejeros hasta restaurantes más formales y son reconocidos por su comida casera a precios asequibles, lo que los hace populares tanto entre lugareños como turistas. 

Los warungs ofrecen auténtica comida indonesia en un ambiente acogedor e informal, así como bebidas como café, té y jugos naturales. 

Otro tipo de restaurante muy típico es el padang, una especie de bufé libre donde se pueden escoger entre diversos platos pequeños.

5. Ascender al volcán Batur para vivir un amanecer único

Ascender al volcán Batur para vivir un amanecer único

La belleza natural de Bali brilla de forma especial en ciertos momentos como el amanecer, que parecen verdaderamente mágicos. Uno de los mejores lugares de la isla para ver este momento es desde lo alto del volcán Batur, en el distrito de Kintamani, uno de los puntos más sagrados de Bali. 

Aunque su última erupción fue hace más de 50 años, se considera que el volcán sigue todavía en periodo de actividad. 

Para llegar al amanecer a la cumbre, a 1.700 metros de altura, es necesario iniciar el camino de madrugada para poder contemplar los primeros rayos de sol desde la cima, cuando todavía permanece el cielo oscuro, pues el recorrido se hace entre dos o tres horas. 

Una vez en la cumbre, disfrutarás de la majestuosidad del volcán Batur, la cordillera circundante, el lago en su cráter, dedicado a la diosa de los lagos, y claro está, de un amanecer épico.

Personalmente, espero volver a Bali pronto y repetir este ascenso que hice hace ya muchos años en uno de mis primeros viajes al sudeste asiático. 

No tendrás problemas en hacerlo por tu cuenta ya que el camino cuenta con senderos bien marcados y relativamente fáciles y está bastante concurrido ya que es una de las excursiones más populares que hacer en Bali. 

Aun así es posible hacer la ruta con la compañía de alguno de los numerosos guías locales disponibles, o contratar la siguiente excursión de senderismo por el Volcán Batur al amanecer

6. Templo Ulun Danu Batur

Otra de las cosas que puedes hacer en Bali es aprovechar tu visita al monte Batur para acercarte al Templo hindú Ulun Danu Batur. Después del templo madre, es uno de los templos más importantes de Bali. 

Es conocido como Pura Ulun Danu o Ulun Danu y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2012. Está dedicado  al dios Vishnu y a la diosa Dewi Dani del lago Batur. Junto a las aguas que proporciona el lago bendice el suelo de la isla con fertilidad.

7. Surfear en las playas más icónicas de Bali

Surf en las playas icónicas de Bali, Uluwuatu

Bali es un paraíso para los amantes del surf, con una amplia variedad de lugares y condiciones ideales para surfistas de todos los niveles. La isla cuenta con diversas playas que son todo un icono para la práctica del surf. 

La playa de Uluwatu es uno de esos lugares, famosa por sus excelentes rompientes y olas de izquierda que rompen sobre un arrecife de coral y que suponen todo un desafío para los surfistas experimentados, que pueden disfrutar de unos tubos verdaderamente espectaculares. 

Otro lugar muy destacado, conocido por sus olas de izquierda y su tubo perfecto, que resulta muy atractivo para los surfistas avanzados, es Padang Padang, en la península de Bukit. 

Por supuesto, también existen en Bali muchos lugares para aquellos que son principiantes en este emocionante deporte del surf. 

Este es el caso de la popular Kuta Beach que ofrece olas consistentes y de tamaño moderado, ideales para aprender o para mejorar los conocimientos ya adquiridos. Además, se pueden encontrar numerosas escuelas de surf que ofrecen clases para principiantes.

Canggu, el centro de la acción y el sitio más de moda de la isla en estos momentos, también es un buen sitio para principiantes.

8. Vivir la agitada noche de Bali

Vivir la agitada noche de Bali

La vida nocturna de Bali comienza en los chiringuitos de la playa al atardecer y se traslada a clubes y bares. En las zonas de Kuta, LegianSeminyak, Canggu y, en menor medida, Ubud se concentra la mayor parte del turismo nocturno, en una mezcla de bares y discotecas. 

El verdadero epicentro de la noche de Bali está en el tramo que va de Kuta a Canggu pasando por Legian y Seminyak, que albergan una gran variedad de bares, clubes y discotecas que atraen a una multitud joven y fiestera.

En Kuta destacan garitos como Sky Garden Lounge, todo un clásico y con la fama de ser el mayor club de Indonesia, Twice Bar, Bounty, Velvet, y Jenja para disfrutar de la música y el ambiente nocturno. 

Seminyak, la zona elegante de Bali, ofrece una vida nocturna sofisticada con bares de playa y clubes exclusivos como Potato Head Beach Club, Red Carpet Champagne Bar y Ku De Ta. 

También se puede disfrutar de jazz en vivo en Ryoshi Seminyak House of Jazz e incluso visitar pubs de ambiente gay, como Bali Jo y Dix Club. 

Canggu es la zona más concurrida de Bali y también la zona más de moda. Aquí hay muchísimas fiestas que se organizan en diferentes discotecas, bares, restaurantes o clubs de playa. Siempre hay algo especial programado para cada día de la semana. 

Entre los establecimientos más populares para salir de fiesta figuran Finn´s Beach Club, Old´s Man, The Lawn, Pretty Poison, Sandbar o Mason Backroom. La lista es larga.

Si eres joven y quieres salir de fiesta por donde la gente guapa y los influencers se mueven, Canggu es tu sitio.

Por su parte, Ubud ofrece una escena nocturna más tranquila con bares y cafeterías que presentan música en vivo y espectáculos culturales tradicionales, como el Jazz Café, Laughing Buddha, Lebong Café y otros locales de copas, incluyendo Napi Orti.

9. Mezclarse con los balineses en los bulliciosos mercadillos callejeros

Ir de compras por la isla es otra de las cosas que hacer en Bali. Las principales compras de productos locales incluyen artesanía, tallas y estatuas de madera, piedra, bronce o hueso; productos gastronómicos como té o café y ropa.

De Kuta a Canggu, se encuentran tiendas de marcas y centros comerciales, mientras que en Ubud y otras áreas, la oferta se centra en ropa de estilo local como vestidos, pareos y camisetas

Una buena opción es visitar los típicos mercadillos balineses, donde se puede encontrar de todo, en medio de un auténtico ambiente local. En el Mercadillo de Arte Tradicional de Ubud los vendedores ofrecen frutas, verduras y artesanías locales procedentes de aldeas cercanas. 

También cerca de Ubud, pero más tranquilo que el mercado anterior, el Sukawati Art Market es un mercado de arte y artesanía con precios atractivos y amplia gama de productos, desde trajes hasta esculturas de madera y joyas.

El mercado más grande de la isla es el colorido mercado de Pasar Badung en Denpasar, capital de Bali. Este mercado ofrece miles de productos y comida locales, en un ambiente típico con estrechos pasadizos llenos de gente y pequeñas tiendas pegadas entre sí.

10. Templo Pura Tanah Lot, uno de los templos que hay que ver en Bali

Templo Pura Tanah Lot, uno de los templos que hay que ver en Bali

Otro de los templos de Bali más visitados es Pura Tanah Lot, construido sobre una gigantesca roca al sur de la isla y dedicado a los dioses del mar. 

Uno de los mejores es el pequeño templo Tanah Lot, construido en el siglo XVI en un islote a unos 100 metros de la costa suroeste y dedicado a los espíritus guardianes del mar. Por eso, dice la leyenda que está custodiado por unas serpientes marinas. 

Las imponentes puestas de sol de la isla de Bali son muy famosas por su belleza y no son pocos los lugares donde se puede disfrutar de ellas. El templo de Tanah Lot es uno de esos lugares donde maravillarse con sus atardeceres.

Durante la marea alta, el templo queda rodeado por completo por el agua, pero, al atardecer, con la marea baja, el sol se pone por detrás de Pura Tanah Lot y conforma un paisaje de impactante belleza. 

Si vas al atardecer compartirás la puesta de sol con mucha gente, aun así es una de esas visitas que hay que hacer en Bali. 

Esta visita la puedes hacer por libre pero si no estás alojado cerca y no puedes conducir por Bali, siempre puedes llegar en taxi mediante la aplicación Grab, las tarifas son bastante económicas.

También puedes visitar el templo aprovechando alguna excursión como el siguiente Tour privado por Tanah Lot, las cascadas Nung Nung y Bedugul.

11. Templo Pura Luhur Uluwatu, disfruta de sus atardeceres

Entre los templos más importantes de Bali también destaca el Pura Luhur Uluwatu, uno de los más bonitos y sagrados de toda la isla.

Fue construido en el siglo X para proteger contra los malos espíritus. Se encuentra en el sur de la isla y está ubicado a 75 metros de altura sobre el nivel del mar. 

Pura Luhur Uluwatu, hace verdadera competencia a Tanah Lot como punto privilegiado para disfrutar de los mejores atardeceres de la isla. 

Debido a su ubicación el templo goza de unas preciosas vistas panorámicas del Océano Índico. Con el ocaso, proporciona una experiencia fantástica y los propios acantilados de Uluwatu ofrecen una visión inolvidable con las olas chocando contra las rocas.

12. Pasear entre cientos de macacos por el sagrado Monkey Forest

El Monkey Forest, ubicado cerca de Ubud, es una reserva natural que se extiende por más de 27 hectáreas y está considerada por los balineses como un lugar sagrado.

Es un paraje fascinante donde los visitantes pueden pasear por senderos sinuosos que atraviesan un exuberante bosque lleno de árboles y vegetación variada. 

Además, se trata de un enclave que mezcla de forma única naturaleza y arquitectura balinesa, con antiguos templos como los de Pura Beji, Pura Prajapati y Pura Dalem Agung, de gran importancia para los habitantes de Ubud. 

Se encuentran también estatuas y figuras demoníacas que contrastan con la exuberancia del entorno natural. 

Aunque el bosque alberga una diversidad de flora y fauna, es la comunidad de más de 300 macacos de pelo gris y cola larga, que se supone que custodian y protegen el lugar, la que da nombre a este recinto sagrado

Se les puede ver con total libertad saltar entre las copas de los árboles, subirse a los edificios o pasear entre las tumbas. 

Eso sí, es conveniente interactuar con ellos lo menos posible, porque, aparte de llevarse todos los objetos que puedan de los turistas, pueden volverse bastante agresivos.

13. Las paradisíacas Islas Nusa, una excursión que hacer en Bali que vale la pena

Las paradisíacas Islas Nusa, una excursión que hacer en Bali

Las Islas Nusa, a unos 30 minutos en lancha desde Sanur, representan uno de los destinos favoritos para los visitantes de Bali. Si eres de los que soportan poco el tráfico y las aglomeraciones, cambiar Bali por estas islas para unos días de playa será todo un acierto.

En estas paradisíacas islas es posible realizar actividades como surf, esnórquel, buceo, kayak y paddleboard, en un ambiente más relajado y con menor afluencia de turistas. 

De las tres islas principales, la mayor es Nusa Penida, un paraíso natural aún no muy turístico. 

Entre sus atractivos encontramos acantilados impresionantes, cascadas como Peguyangan Waterfall, mágicos atardeceres en Saren Cliff Point, y oportunidades de buceo y esnórquel.

Podrás encontrar mantas rayas y tiburones, playas de arenas blancas y entornos vírgenes y algún que otro templo antiguo como Pura Goa Giri Putri. 

Recordarte que Kelingking Beach está en Nusa Penida. Esta es probablemente la playa más espectacular de Bali (en este caso de la pequeña Nusa Penida) y cuya foto busca todo el mundo. Simplemente espectacular.

Otra de estas islas, Nusa Lembongan es un refugio tranquilo en una superficie de 8 km² con playas naturales como Jungutbatu y la hermosa bahía Mushroom, famosa por sus corales seta, así como la posibilidad de realizar diversas actividades. 

Nusa Ceningan es la más pequeña, situada entre las anteriores y conectada mediante un estrecho “puente amarillo” accesible solo para motocicletas, que ofrece atractivos como la Laguna Azul, Secret Beach y la oportunidad de explorar haciendo esnórquel las estatuas de Buda bajo el agua.

14. Templo Tirta Gangga, otro templo que ver en Bali

Tirta Gangga está ubicado en la costa oriental de Bali a poca distancia del Monte Agung. Fue un antiguo palacio convertido en santuario y actualmente es conocido por sus jardines acuáticos y su variedad de fuentes y plataformas de piedra. 

El templo llama la atención por sus pequeñas plataformas hexagonales de piedra distribuidas por el jardín acuático permitiéndote recorrerlo sin mojarte. 

Debido a la popularidad de este templo por sus fotos, es habitual encontrarte bastantes turistas ocupando las plataformas para reproducir o conseguir la mejor foto. Es una de las postales más típicas de Bali.

15. Asistir a un evento con danzas balinesas 

Dentro de las numerosas actividades culturales que hacer en Bali asistir a algún espectáculo de danzas tradicionales es una de las que valen la pena si te interesa conocer más de la cultura local.

Las danzas balinesas permiten obtener una visión más dinámica de su cultura y espiritualidad, profundamente vinculada con la mitología y las creencias populares

Dos de las más destacadas son la danza Barong y la danza del fuego Kecak, que se pueden contemplar en diferentes lugares de la isla, como Batubulan, Uluwatu o Tanah Lot. 

La danza del Barong se puede presenciar en el pueblo de Batubulan en un escenario al aire libre, sumergiendo al espectador en la rica mitología balinesa. La danza narra la eterna lucha entre el bien y el mal, personificada por el dragón Barong y la malévola Rangla. 

Por otro lado, la danza del fuego Kecak se celebra en diversos lugares de la isla, siendo el templo de Uluwatu el sitio ideal para apreciarla, especialmente al atardecer. 

En este espectáculo no hay instrumentos musicales, sino grupos de entre 50 a 60 hombres vestidos con sarongs que se sientan en círculos alrededor de antorchas narrando historias épicas y mitos mediante un coro vocal que forma ritmos y melodías.

Hay excursiones como esta ruta por el sur de Bali, visitando la zona de Uluwatu y Jimbaran que te incluyen algún espectáculos de estos.

16. Hacer rafting en los rápidos del río Ayung

El rafting es una de las muchas actividades emocionantes y divertidas, ideal para compartir con amigos, que se pueden practicar en Bali, ya que hay unos cuantos ríos adecuados para ello. 

Uno de los principales destinos para esta actividad, en la zona de Ubud, es el río Ayung, que ofrece una experiencia con impresionantes paisajes naturales, cascadas, saltos de agua, formaciones rocosas y densa vegetación en un entorno selvático, que enriquecen la experiencia. 

La aventura de descenso es el río Ayung es adecuada tanto para principiantes como para personas que ya tengan experiencia en la práctica del rafting. Yo hice este rafting y no me pareció para nada difícil o peligroso. Cualquiera puede hacerlo.

Para quienes buscan una experiencia más desafiante, el río Telaga Waja es reconocido por sus emocionantes descensos y rápidos

Además, el rafting es una actividad muy accesible en Bali, y encontrarás muchas agencias que organizan estas emocionantes excursiones. Las agencias proporcionan todo el equipo necesario, con traslados, atención médica, instalaciones sanitarias y comida, haciendo que la experiencia sea cómoda y segura.

Te será fácil contratar esta actividad una vez estés en Bali si te alojas en alguna zona turística. También puedes reservarla online: Rafting en Bali.

17. Internarse en la selva para bañarse en impresionantes cascadas

La temporada de lluvias convierte la isla en un paraíso verde con paisajes de postal, ríos, lagos e impresionantes cascadas, muy populares para aventureros amantes de la naturaleza y cazadores de fotos instagrameables. 

La cascada de Git Git es una de las más impresionantes y cuenta con un acceso bastante fácil. Ubicada en medio de las montañas y rodeada de campos de arroz, Gitgit es un lugar único para los amantes de la fotografía. 

Además de su belleza, es ideal para un refrescante baño y se encuentra a solo 25 minutos de las Cascadas Gemelas, otro regalo natural que merece la pena explorar. 

Otra de las cascadas más populares es la de Tegenungan, en medio de una exuberante selva tropical, a 25 minutos en moto desde Ubud. La cascada es especialmente impresionante tras la temporada de lluvias y permite también el baño. 

Al norte de Ubud encontramos, igualmente, la cascada de Sekumpul, una de las más atractivas de Bali, con siete caídas de agua y un paisaje paradisiaco. Su acceso es algo más complicado, con una caminata de aproximadamente una hora a través de senderos y un barranco frondoso.

18. Recorre a pie o en bicicleta los alrededores cercanos de Ubud 

Recorrer los alrededores de Ubud

Es importante que sepas que en los últimos años Ubud se está convirtiendo en uno de los lugares más populares de Bali por lo que te vas a encontrar con bastante tráfico y grupos de turistas que acuden en autobuses para visitar la localidad. 

No es de extrañar que puedas sentir cierto desagrado por el tráfico de Ubud, caótico y ajetreado. Como en muchos lugares de Bali cientos de motos recorren sus calles cada día.

Aún así, Ubud continúa guardando un encanto especial y puede ser un lugar ideal para disfrutar de la enorme oferta de cosas para hacer en la zona.

Entre su oferta puedes encontrar una gran cantidad de restaurantes, cafeterías y bares, centros de yoga y salud, actividades relacionadas con la espiritualidad, música y cultura. 

Una de las cosas que más me gustan de Ubud son los paseos a pie por sus alrededores durante el atardecer. Algo francamente mágico. Una de esas experiencias que se te quedan grabadas en tus viajes.

Esta localidad tiene rutas a pie por bonitos campos de arrozales, selva y pequeños warungs donde disfrutar de bonitos atardeceres.

Si lo que buscas es alejarte de las multitudes, desde el centro de Ubud puedes acceder fácilmente caminando a las diferentes rutas y paseos ubicados entre campos de arroz

Entre algunos de los caminos cercanos a la localidad se encuentran el Capuhan Ridge Walk, un encantador paseo situado a lo largo de la cresta de Campuhan, en la localidad de Ubud. Este pintoresco sendero ofrece una experiencia natural y hermosas vistas panorámicas de la zona. 

El recorrido no es circular y tiene una distancia de aproximadamente 1.3 kilómetros de ida por lo que puede completarse en unos 20-25 minutos, sin tener en cuenta las paradas. 

Por la zona también se encuentran otros paseos como el Bukit Capuhan, Kajeng Rice Walk, Subak Juwuk Manis Rice fields walk. También el paseo por el rice field walk que te recomiendo hacer desde el hotel Mathis lodge. 

En muchos de estos paseos podrás parar en encantadores warungs donde beber algo o comer algún plato tradicional a precios asequibles a la par que disfrutas de bonitas vistas a los campos. Además también encontrarás sitios locales donde tomar bebidas refrescantes y deliciosos cocos.

Estas rutas son especialmente recomendables para las horas del amanecer o al atardecer, ya que no cuentan con muchos lugares de sombra al caminar. 

19. Relajarse en un revitalizante retiro de yoga

Bali es un destino muy popular para retiros de yoga por la combinación única de su belleza natural, el ambiente espiritual que se respira y su cultura centrada en el bienestar. 

Si bien, encontrarás centros o clases particulares de yoga en cualquier localidad mínimamente turística, el lugar con mayor oferta y más popular para la práctica de yoga es Ubud.

En Ubud destaca de forma especial The Yoga Barn, un santuario perfecto para quienes desean, entre tantas cosas posibles que hacer en Bali, renovar cuerpo y mente en un ambiente de plena serenidad. 

Este oasis del bienestar cuenta con múltiples estudios de yoga, un centro de bienestar, una tienda de yoga, un café de comida saludable y áreas para relaciones con la comunidad. 

Es un espacio para todos los niveles y necesidades, con clases que van desde Hatha o Vinyasa hasta Yin y Kundalini. 

Además de las clases, también se organizan talleres y retiros en los que se abordan temas como la meditación, sanación, nutrición consciente y espiritualidad, permitiendo incluso el alojamiento en sus cercanías. 

Uno de los inconvenientes es que sus clases suelen estar bastante llenas. No es de extrañar por su popularidad.

Si te interesa algo más accesible y con menos gente en sus clases puedes acercarte a la escuela Radiantly Alive, hace años que ya está funcionando y tienen algunos descuentos por un número determinado de clases durante la semana.

Aunque los precios para los retiros y clases de yoga están subiendo con el aumento del turismo, son muchos los estudios de yoga que hay en Ubud. Seguro que encontrarás alguno que se adapte a tus necesidades. 

20. Purificarse en las aguas del manantial sagrado de Tirta Empul

El Tirta Empul Temple, también conocido como el Templo del Agua que Fluye de la Tierra, es un lugar sagrado para los hindúes balineses. Está situado en un lugar muy hermoso, en medio de la selva tropical al norte de Ubud. 

Tirta Empul no es un templo más, ya que es famoso por su piscina con aguas procedentes de un manantial sagrado. Por este motivo los devotos acuden para realizar rituales de purificación. 

El origen se encuentra en la historia mitológica hindú que cuenta que el Rey Mayadenawa se oponía a las ceremonias para adorar al dios supremo. Los dioses, liderados por Indra, lo derrotaron. Después, Indra creó el manantial de la inmortalidad en este lugar. 

El complejo se divide en tres niveles: el primero, Jaba Pura, tiene un jardín y tiendas turísticas. En el lsegundo nivel, Jaba Tengah, alberga dos piscinas de baño y 30 fuentes utilizadas en los rituales purificadores. Y en el tercer nivel, Jeroan, es la parte más sagrada con estatuas de deidades y altares. 

En este templo los visitantes pueden también participar en el ritual de purificación siempre que lo hagan con respeto y sigan las costumbres locales, como usar un sarong y una faja.

Para llegar al templo, si no tienes medio de transporte propio siempre tienes la opción de pagar un taxi mediante la aplicación Grab (bájate la aplicación ya que te va a ser francamente útil y te evitará tratar con la mafia de los taxis de la isla).

Otra manera de acceder es contratando el siguiente Tour privado por Ubud, Goa Gajah y centro de Bali.

21. Templo Ulun Danu Bratan

Ubicado en la orilla del lago volcánico Bratan y a unos 1200 metros de altitud, se encuentra el Templo Ulun Danu Bratan dedicado a la diosa del agua y la fertilidad. Es uno de los templos más bonitos de Bali y es conocido como el “templo flotante” o “templo del agua”. 

Como muchos templos de Bali, el templo alberga un complejo de santuarios y pequeños templos que forman bonitos espacios de culto al aire libre

Es habitual ver la imagen del templo reflejada en las aguas del lago, en el cráter del antiguo volcán Mount Catur. Lo verás entre las montañas de Bedugul junto a su preciosa vegetación.

Suele ser visitado principalmente por locales así que es aconsejable visitarlo entre semana y evitar los días festivos con mayor concentración de visitas. También es aconsejable aprovechar tu visita durante alguna de las celebraciones de  festivales o ceremonias tradicionales como el odalan. 

Durante los días de celebraciones el templo se decora con bonitos adornos y telas doradas. Durante esos dias los balineses honran a la deidad del templo con ofrendas, actuaciones de música y danza. 

22. Munduk, para los amantes del senderismo

Visitar Munduk es una de esas cosas que hacer en Bali que se escapa a lo hace la gran mayoría de gente. Este paraje montañoso y salvaje se encuentra en el norte de Bali se encuentra. La zona alberga un entorno natural que engancha a cualquiera que le guste la naturaleza.

Es un lugar ideal para los amantes del senderismo, especialmente por sus excursiones de trekking a impresionantes atractivos naturales. Entre estos atractivos se encuentran lagos, cascadas y campos de arroz. 

También se pueden encontrar grandes miradores donde disfrutar de paisajes espectaculares como el Twin Lakes o templos como Ulun Danu Beratan.

Es otro destino perfecto si quieres escapar de los lugares más turísticos de la isla, buscar tranquilidad y conocer una parte más auténtica de Bali. Podrás recorrer tranquilamente sus alrededores en moto, lejos del tráfico masificado.

Para llegar a Munduk desde Ubud el trayecto no dura más de dos horas y se puede acceder en tour, taxi o moto. Desde Denpasar también se puede acceder en autobús partiendo desde la estación de Ubung, el trayecto dura unas 4 horas.

23. Visitar el Parque Nacional de Barat

La pequeña isla de Bali tiene una buena cantidad de reservas naturales. De hecho, la mayoría de templos y de lagos están considerados reservas naturales, e incluso algunas playas tienen esta misma consideración. 

Una de estas hermosas reservas es el Parque Nacional de Barat, situado en la región occidental de la isla. Es un importante destino para la conservación de la biodiversidad y la vida silvestre en Bali. 

El parque posee unos 190 km2, de los cuales 158 Km2 son terrestres, mientras que el resto es de carácter marítimo. Además alberga una playa de un kilómetro de longitud, repleta de arrecifes e islotes. 

Barat es una maraivlla natural que abarca desde zonas selváticas totalmente vírgenes hasta elevadas montañas llenas de vegetación. También habitan especies de animales muy diferentes, como las civetas y los leopardos, así como amplias colonias de diversas especies de aves. 

Durante la visita, también se pueden realizar actividades como el senderismo por caminos de hermosas panorámicas, el buceo o el esnórquel en aguas cristalinas. 

El parque de Barat tiene otro atractivo histórico nacional, como es Teluk Terima, enclave donde está enterrado un personaje legendario de la cultura balinesa, Jayaprana.

24. Bucear en las aguas del Parque Marino de Menjangan y Pemuteran

Bucear en las aguas del Parque Marino de Menjangan y Pemuteran

La isla de Bali ofrece condiciones ideales para practicar actividades como el esnórquel y el buceo en sus aguas cálidas durante todo el año. 

Un auténtico paraíso para esas actividades se encuentra en la zona noroeste de Bali. En esta zona se encuentran el Parque Marino de Menjangan y Pemuteran muy reconocido por su naturaleza virgen. 

Así, la isla de Menjangan, ubicada frente a Pemuteran, es especialmente famosa por su espectacular vida marina y exuberantes arrecifes de coral. 

Esta isla ofrece sitios de buceo impresionantes, paredes de coral bañadas por el sol e inmensos jardines de coral que albergan una intensa vida marina. Aquí se incluyen peces Napoleón, meros, barracudas, tortugas y, en la temporada de lluvias, mantarrayas y tiburones. 

Entre algunos de los puntos específicos preferidos por los buceadores se encuentra el “Eels Garden” con su jardín de anguilas y gorgonias coloridas o el “POS 2” con un corredor de arena rodeado de acantilados submarinos. También destaca el “Secret Bay” con un pecio hundido lleno de vida marina y “Puri Jati”, famoso por su buceo macro. 

Además de disfrutar de estas aguas cristalinas, la visita a Menjangan permite conocer tres templos en la isla, importantes para la vida y las ceremonias locales.

25. Curso de buceo o apnea en Amed, localidad pesquera lejos de las aglomeraciones turísticas

Amed, localidad pesquera lejos de las aglomeraciones turísticas

Ubicado en la costa este de Bali se encuentra esta bonita y pequeña localidad pesquera. Alejada de las aglomeraciones turísticas típicas de Canggu, Uluwatu, Ubud o Kuta, aquí disfrutarás de un ritmo de vida apacible y observar cómo es la vida de la gente local.

Sus playas de arena negra volcánica y con vistas al volcán Agung son ideales para aquellos que busquen aguas tranquilas y un increíble fondo marino. 

En esta zona no encontrarás muchas corrientes ni oleaje por lo que es perfecto para aquellos que quieran nadar o practicar snorkel tranquilamente.

Amed mantiene su esencia marinera, dispone de varios restaurantes donde comer pescado fresco en la playa. Además, podrás encontrar bonitas cafeterías y algunos locales donde disfrutar de una copa  y algo de música después de cenar.

En Amed hay algunas escuelas de buceo y de apnea que cuentan con una amplia oferta de cursos y excursiones. Una de las excursiones más conocidas es la inmersión a un barco japonés hundido en 1942 a poca profundidad y su impresionante barrera de coral.

Como en toda la isla de Bali es casi imprescindible alquilar una moto para recorrer sus alrededores. A 30 min de Amed se encuentra Pura Lempuyang, uno de los templos más populares que visitar en Bali.

26. Relájate en Sidemen, un pueblo todavía no masificado entre paisajes montañosos

Ubicado en el este de Bali en medio de campos arrozales y rodeado de una hermosa naturaleza virgen se encuentra la localidad de Sidemen. Es un lugar muy  tranquilo con un paisaje montañoso apreciado por viajeros que buscan alejarse del bullicio y ajetreo de los lugares más turísticos de Bali.

Es ideal para pasar al menos tres días y hacer excursiones a pie por sus alrededores o alquilar una moto y disfrutar de unos paisajes increíbles. 

Para los amantes del senderismo es un lugar perfecto para explorar los campos de arrozales e incluso subir al monte Agung entre los meses de abril a septiembre. 

En sus alrededores también se encuentra el templo Pura Besakih y el río Telaga Waja donde además se puede practicar rafting.

27. Hacer snorkel en las Islas Gili un  pequeño paraíso y algo imprescindible que hacer en Bali

Islas Gili un  pequeño paraíso

Una de las mejores recomendaciones que puedo hacerte es combinar tu viaje a Bali con una visita de varios días a las Islas Gili. Este archipiélago está formado por estas tres islas idílicas (Gili Trawagan, Gili Meno y Gili Air) ubicadas en la costa noroeste de Lombok. 

Aunque cada vez son más visitadas y el número de turistas es mayor, en ellas podrás huir del ajetreado tráfico de Bali y gracias a su relajada vida isleña podrás desconectar y descansar.

Gili Trawagan es la isla más grande de las tres y la más aglomerada. Es visitada especialmente por el turismo mochilero más joven. Además, a diferencia de las otras islas, tiene vidilla nocturna. 

Respecto al alojamiento, Trawangan cuenta con una mayor oferta hotelera donde puedes encontrar alojamiento a precios muy asequibles.

Gili Air es la más cercana a Lombok, destaca como una isla tranquila y con un aire más familiar, ideal para parejas. Aquí se respira un ambiente más modesto con restaurantes y algún bar de copas.

Gili Meno es la más tranquila y tiene una oferta alojativa bastante limitada. Es ideal para quienes buscan encontrar algo más virgen, menos visitado y con muy poca oferta de ocio.

Este archipiélago en general cuenta con uno de los fondos marinos más bonitos de Indonesia para disfrutar del buceo y del snorkel. Sus playas gozan de aguas cristalinas de color turquesa. 

De hecho, una de las mejores experiencias de esnórquel que he tenido en mi vida fue en estas islas. La vida marina que ví allí solo la he visto superada en Malasia. No dejes de visitar estas pequeñas islas!!!.  

Para visitar las islas se puede acceder en barco desde Bali con diferentes tipos de embarcaciones desde el puerto de Sanur o de Serangan. Desde Lombok puedes acceder desde Teluk Kodek y Teluk Nare.

Por otra parte, hay ferrys para viajar entre islas. Los trayectos tardan entre 20 y 30 minutos

28. Atardecer en Ecco Beach

Las puestas de sol de Bali son legendarias. Sitios para disfrutarlas hay muchos, y ya te he mencionado alguno que otro. Sin embargo, uno que destaca especialmente es Ecco Beach. Lo hace tanto por la belleza del atardecer como por el ambientillo que se forma en esta playa.

Echo Beach está situada en Canggu, la localidad de moda de Bali. Cuando llega el atardecer la gente llega masivamente para disfrutar de la puesta de sol como si fuese un ritual. 

Al pasear por esta zona verás muchísima gente (entre ellos muchos personajes curiosos) sobre la arena sentada en puffs  y tomando o comiendo algo mientras disfrutan de las vistas al mar durante la puesta de sol. El ambientillo es único.

29. Otros templos que ver en Bali

Otros templos que visitar en Bali

Bali se conoce como la isla de los dioses y se dice que tiene más de 10.000 templos sagrados. Son una parte muy importante en la vida de los balineses. Además de los que ya te he mencionado, toma nota de estos otros:

  • Pura Lempuyang: templo dedicado al dios de la paz, es conocido especialmente por su emblemática puerta balinesa, llamada Puerta del Cielo. Es otro de los templos que cada día recibe grandes multitudes por la cantidad de fotos que circulan por internet. Su visita puede valer la pena pero tendrás que prepararte para larguísimas colas que pueden llegar hasta 2 horas de espera a no ser que llegues antes de que abran.
  • Taman Ayun: también conocido como jardín bonito destaca por su exótica vegetación y las espectaculares pagodas de diferentes alturas ubicadas en el complejo.
  • Goa Gajah: templo del siglo XI, es famoso por el gran elefante tallado en roca. LLama la atención su “cueva del elefante” a la que se accede a través de la boca de la escultura tallada en roca. En su interior se encuentra la escultura Ganesha.
  • Goa Lawah: es un lugar curioso que ver por su cueva llena de murciélagos.
  • Puerta de Handara: una de las puertas hindúes más grandes y famosas de Bali. Ubicada al borde de la carretera, es fácil de visitar porque suele venir de paso en muchas de las rutas típicas de la isla. Aún así, encontrarás inconvenientes como largas colas de espera además de pagar para sacarte la foto buscada.

30. Disfruta de un día en el mejor Beach Club del mundo

Así es como se autodefine el Finn´s Beach Club. No sé si será cierto, pero desde luego este club de playa es espectacular. Situado en primerísima línea de mar en la playa de Berawa (en la zona de Canggu) es el club de playa más famoso de Bali y me atrevería a decir que uno de los más conocidos del mundo.

Sus instalaciones son enormes y de primer nivel. Tiene 3 piscinas, 9 bares, 7 restaurantes, una boutique de ropa de playa, música en vivo, DJ’s, y un programa de entretenimiento que va desde las 10 de la mañana hasta medianoche.

Es un sitio para pasar el día con tus amigos bebiendo, comiendo, tomando el sol y disfrutando del entretenimiento que propone el beach club. Al llegar la noche los decibelios y el ritmo se disparan y Finn´s Beach Club se convierte en uno de los sitios de copas más populares de Bali.

Deja un comentario