Qué hacer en Ibiza: 35 planes imprescindibles

Qué hacer en Ibiza

¿Qué ver y qué hacer en Ibiza? Ibiza se asocia a playas, discotecas y vida nocturna. Sin embargo Ibiza es mucho más. En este artículo espero desvelarte algunos de los planes que me parecen imprescindibles para todo aquel que la visita. 

No te descubro nada diciéndote que la isla constituye uno de los epicentros de la animación nocturna a nivel mundial y que tiene algunas de las discotecas más punteras del mundo. La noche de Ibiza marca vanguardia y sus tendencias se exportan al resto del mundo temporada tras temporada. 

Bien. Pero Ibiza tiene otra cara muy diferente, la de sus espacios naturales prácticamente vírgenes, sus preciosas playas y calas, sus románticas puestas de sol, su ambiente bohemio, sus mercadillos hippies, el precioso casco antiguo medieval de Dalt Vila, su variada y rica gastronomía, y mucho más.

Ibiza es un destino dual que combina un ambiente diurno calmado y uno nocturno de lo más ajetreado. Para que puedas disfrutar al máximo de sus días y noches, a continuación te propongo algunas ideas interesantes acerca de qué hacer en Ibiza.

¿Qué te cuento en este post?

Qué hacer en Ibiza: 35 planes imprescindibles

1. Piérdete por las calles de Dalt Vila

Dalt Vila Ibiza

Dalt Vila es el casco histórico de Ibiza ciudad, la capital de la isla. Empiezo esta lista de cosas que hacer con ella. Es la visita más importante de la isla y la que bajo ningún concepto debes perderte.

La zona antigua de la capital se sitúa en lo alto del monte Puig de Vila y está fortificada por las antiguas murallas construidas en tiempos de Felipe II, que hicieron de la isla una de las mejor protegidas del Mediterráneo. 

Entre las callejuelas que discurren intramuros, se cuelan joyas arquitectónicas, que constituyen el reflejo de las diferentes culturas que lo han habitado, y que le han valido el título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por lo tanto, se trata de uno de los atractivos turísticos que hay que ver en Ibiza absolutamente imprescindibles. Su visita es indispensable para conocer los orígenes y la identidad de la isla.

El monumento más valioso y destacado es la catedral de la Virgen de las Nieves, que se ubica en el punto más elevado de la capital, y destaca como la figura más prominente de su skyline. Se construyó sobre una antigua mezquita, y se caracteriza por su particular estilo arquitectónico, que aúna barroco y gótico. 

Su interior guarda algunos tesoros como la Virgen de las Nieves, patrona de la isla, el retablo de San Antonio Abad y el museo de la Sacristía.

En el casco antiguo también podrás ver la iglesia barroca de Santo Domingo, que destaca por las cinco capillas laterales que la componen y porque, en su interior, guarda algunas joyas artísticas como el retablo genovés y las tres cúpulas de azulejos rojos. 

También es interesante el Ayuntamiento, el cual ocupa un bonito edificio que antaño fue un convento de dominicos; de hecho, aún conserva el refectorio y el claustro.

Cerca se encuentra el castillo de Eivissa, que fue mandado construir por Felipe II. Esta fortaleza renacentista constituye uno de los máximos representantes del sistema de defensa de la ciudad. 

Tampoco te pierdas pasear por sus impresionantes murallas y visitar sus bastiones. Me parecen especialmente interesantes el Baluard d´es Portal Nou y el Baluard de Santa Lucia

Por otra parte, Dalt Vila conserva las cinco antiguas puertas de entrada al recinto amurallado, siendo la más importante el portal del Ses Taules. Es el más bonito, por cuanto su portada está jalonada, a un lado y al otro, con dos esculturas romanas y decorada con la corona y el escudo imperial.

¿Te interesa hacer esta visita con un guía? Pues chequea este tour guiado o únete a un Free Tour por Ibiza (es gratis, sólo tienes que aportar una propina voluntaria para el guía si quedas satisfecho con su trabajo).

2. Disfruta del día y de la noche en playa d’en Bossa

Se extiende a continuación de Ses Figueretes y es la playa más larga de la isla con más de tres kilómetros de extensión. Es una de las playas de Ibiza más populares y animadas.

Constituye uno de los lugares predilectos de locales y viajeros a la hora de disfrutar del mar y los deportes acuáticos, especialmente buceo, kayak, paddle surf, rutas en moto acuática o paseos en catamarán. 

Además es una de las mejores zonas para disfrutar de la noche ibicenca, ya que acoge multitud de bares, muchos de ellos a pie de playa, discotecas como Hï Ibiza y Ushuaia, clubs como el famoso Bora Bora y beach clubs con sus camas balinesas.

3. Cala Salada y Cala Saladeta

Cala Salada Ibiza

Situadas cerca de Sant Antoni, Cala Salada y su vecina Cala Saladeta son dos de las calitas más bonitas de Ibiza. Ambas conforman una postal perfecta típicamente mediterránea; arena blanquita, aguas turquesas y pinar de fondo.

El problema es que las dos son pequeñas y su fama las precede. Todo el mundo quiere visitarlas y se abarrotan con facilidad. El parking es de tierra y pequeño y se llena con facilidad.

La última vez que estuve allí, ya en el mes de mayo había un aforo de gente que para mi gusto estaba en el límite de lo que a mí me gusta ver en las playas. Yo las disfruté a gusto, sin embargo en julio y agosto una vez ya vistas no sé si haría el intento de visitarlas.

4. Navegar por la costa, un imprescindible que hacer en Ibiza

Una de las actividades que más puedo recomendarte si tu presupuesto lo permite es dar la vuelta a la isla en barco, o al menos navegar por parte de su costa. La manera de ver y percibir sus playas, sus calas, y su costa en general cambia mucho.

Podrás acercarte a puntos recónditos, bañarte y hacer esnórquel en los sitios más bonitos. Desgraciadamente alquilar un barco para ti solo te saldrá francamente caro. Como alternativa puedes unirte a una excursión organizada. No es lo mismo que navegar en tu barco pero también se disfruta mucho.

>>> Reserva tu paseo en barco por las calas de Ibiza <<<

5. Conoce San Antonio de Portmany

San Antonio, Ibiza

A pesar de su mala fama como lugar de turismo de borrachera y barato, San Antonio es un lugar que vale la pena visitar. Ubicada al oeste de Ibiza, a unos 15 km de la capital dispone de un amplio catálogo de atractivos, que lo han convertido en uno de los lugares más visitados de Ibiza.

Y es que este antiguo pueblo de pescadores ofrece un marco paisajístico excepcional, pues está situado en una preciosa bahía que le imprime una gran belleza. 

Las playas que lo bañan constituyen uno de sus grandes atractivos, siendo especialmente destacadas S’Arenal, con un ambiente muy animado; Es Puet, ideal para la práctica de deportes marítimos; y Caló des Moro, que es más tranquila y permite disfrutar de puestas de sol increíbles.

El paseo marítimo de la localidad, también conocido como Sunset Trip, goza de una gran fama por su ambiente y animación. En él se encuentran algunos de los bares más famosos de la isla, desde cuyas terrazas se pueden contemplar las mejores puestas de sol como Mambo y Café del Mar, que son los más populares.

También hay un buen número de macrodiscotecas y beach clubs, y desde el puerto del pueblo parten los boat party, es decir, los barcos que organizan fiestas a bordo en el mar. Es una experiencia que hacer en Ibiza muy popular entre los más fiesteros.

¿Te pica la curiosidad y quieres saber qué más se puede hacer aquí? Lee este artículo: Qué hacer en San Antonio

6. Sumérgete en el mundo marino en el acuario Es Cap Blanc

El acuario Es Cap Blanc es una visita de lo más recomendable que hacer en Ibiza con niños. Hace algunos años, esta cueva marina, ubicada en la localidad de San Antonio, era un criadero y lugar de conservación de langostas y un refugio de las focas monje. 

A día de hoy, se ha reconvertido en acuario y, además, es la sede del Centro de Recuperación de las Especies Marinas, de modo que es posible contemplar todas la especies marinas que habitan los fondos: tortugas marinas, rayas, meros…

7. Disfruta de la naturaleza en el Parque Natural de Ses Salines

Qué ver en Ibiza: Ses Salines

Declarado Patrimonio de la Humanidad por su belleza y gran biodiversidad, este paraíso natural se extiende desde el sur de la Ibiza hasta la isla de Formentera. 

En su entorno sobrevuelan más de dos centenares de aves, muchas de ellas migratorias, como flamencos, los cernícalos y las garzas, por lo que constituye un punto privilegiado para el avistamiento de aves.

Y, para resarcimiento de los amantes de la botánica, también es el hogar de más de un centenar de especies de plantas. 

No se acaba aquí… el parque tiene playas de finísima arena blanca y aguas turquesas (Es Codolar, Canal de s’Olla, Las Salinas y Es Cavallet), calas maravillosas, estanques salinos, torres defensivas de los siglos XVI y XVII, humedales y el estrecho de Es Freus, que separa Ibiza de Formentera.

Cabe destacar que es una de las zonas con mayor concentración de posidonia oceánica, gracias a la calidad y la pureza de sus aguas. Sin duda un enclave muy especial cuya visita es uno de los planes que hacer en Ibiza indispensables si te gusta el contacto con la naturaleza.

8. Visita Santa Eulalia

Esta localidad, situada al este de la isla, es muy popular entre familias, parejas y todos aquellos viajeros que buscan disfrutar de los encantos de Ibiza relajadamente.

Además de atesorar el único río que recorre la isla, que además le da el nombre, tiene coquetas playas como la de Mariners, un bonito paseo marítimo, un animado puerto deportivo, una excelente oferta comercial, ideal para quienes también quieren hacer algunas compras, y una gran oferta de buenos restaurantes, donde puedes saborear platos tradicionales.

También cuenta con algún atractivo turístico interesante como la iglesia de Nuestra Señora de Jesús, que domina la cima del monte Puig de Missa o el cercano mercadillo de las Dalias.

¿Sabes que puedes visitar esta localidad con un free tour? No pierdas la oportunidad y reserva tu plaza aquí.

9. La iglesia fortaleza Puig de Missa

Qué hacer en Ibiza: Puig de Missa

Una de las visitas más interesantes que hay que ver en Ibiza es la iglesia fortaleza Puig de Missa. A lo largo de la isla encontrarás varias construcciones de este tipo tan características de Ibiza. Puig de Missa es la más espectacular.

Situada a las afueras de Santa Eulalia des Riu en lo alto de una colina, data del s. XVI. Al igual que otras iglesias fortalezas, además de su función religiosa servía como defensa ante las frecuentes incursiones piratas.

Aprovechando la visita, también puedes entrar en el museo etnográfico situado en el mismo complejo arquitectónico. 

10. Compra en el mercado de Punta Arabí, el más grande de Ibiza

Abre sus puertas desde los años 70 en Es Canar, en Santa Eulalia del Río, y es el más grande de cuantos tienen lugar en la isla. En los más de 400 puestos de este mercado hippie se puede encontrar desde artesanía, bisutería y moda adlib hasta recuerdos, música y zapatos.

Además de los puestos, también hay otros de artistas como caricaturistas, músicos o tarotistas, que le dan un ambiente muy bohemio.

La mejor manera de culminar la visita, que no es corta dadas las dimensiones del mercado, es escuchar un concierto en directo en la carpa central o disfrutar de un baño en la cercana cala Martina.

11. Cala Comte

Cala Comte, Ibiza

Cala Comte o Platges de Comte es uno de esos rincones de la costa ibicenca que no te puedes perder. Su imagen ocupa a menudo portadas de guías y artículos sobre Ibiza.

Más que una cala es una sucesión de pequeñas calas de arena blanquita y aguas de color turquesa con varios islotes frente a ellas que realzan todavía más la belleza de la zona.

Es una de las mejores playas de Ibiza sin lugar a dudas, y como te podrás imaginar también es de las más concurridas. No pasada nada, las disfrutarás igual.

Frente a la playa está el, no sé si calificarlo de chiringuito o de beach club, Sunset Ashram, que como su nombre indica es uno de los lugares más populares para ver las puestas de sol. 

A diferencia de otras calas vírgenes de la isla, aquí podrás aparcar fácilmente, algo que se agradece. 

12. Vive la noche ibicenca

A partir del mes de mayo y hasta finales del verano, Ibiza se convierte en uno de los grandes centros mundiales de la fiesta y la juerga nocturna. 

Disfrutar de las noches sin fin ibicencas constituye para miles de viajeros nacionales y extranjeros y numerosas celebrities un plan que hacer en Ibiza ineludible, y en ocasiones la principal razón para visitar la isla. 

Sus muchas y renombradas discotecas ofrecen espectáculos difícilmente igualables, amenizados por los mejores DJ’s del mundo. Salir de fiesta en Ibiza es más que ir a una discoteca… Si te va el clubbing de primera la experiencia de las mejores fiestas de Ibiza vale cada euro que pagas (desgraciadamente no son nada baratas).

El listado de discotecas es extenso, aunque las más conocidas son Pacha, que cuenta con cinco salas con diferente ambientación y música; Amnesia, que se ha hecho en tres ocasiones con el premio a la mejor discoteca del mundo; y Privilege, la discoteca más grande del mundo. 

Pero hay más: Space, El Lio Ibiza (la que más me gusta), Ushuaïa, Edén… Por discotecas no será… Infórmate bien de qué fiesta hay cada día y escoge discoteca en función de ello.

13. La Flower Power

Cada noche de la semana te vas a encontrar con una gran competencia entre discotecas para atraer clientela. A la hora de escoger a qué discoteca ir vale la pena fijarse en qué fiestas temáticas hay para cada día en concreto.

Algunas tienen gran tradición y vale la pena que te decantes por ellas. Si tuviera que escoger una, sin dudas sería la Flower Power de Pacha. Se basa en el ambiente hippy y podrás experimentar la música y la magia de los 60, 70, 80 y 90 con shows que te harán pasar una fantástica noche.

14. Pasea por el puerto de Ibiza y callejea por La Marina y Sa Penya

Qué ver en Ibiza: Puerto de Ibiza

Desde que los cartagineses fundaron la capital pitiusa, el puerto ha gozado de una gran actividad. En la actualidad, esta zona ubicada al final de la avenida Bartolomé Roselló, es uno de los lugares más animados de la ciudad. 

Aquí atracan todo tipo de embarcaciones y yates de lo más lujosos, especialmente en la época estival. Además, es el punto de partida de las embarcaciones que realizan el trayecto a Formentera.

En las calles que lo integran, especialmente la avenida de los Andenes, encontrarás restaurantes, bares, tiendas, puestos de artesanía, discotecas y comercios tradicionales que le dan una gran animación y ambiente. 

También verás por ahí numerosos retratistas, que dibujan caricaturas de los turistas, y las comparsas de las discotecas que actúan como reclamo. 

Pasear por estas calles es una de las cosas que hacer en Ibiza más interesantes y recomendables para adentrarse en la faceta marítima de la capital y para conocer su alma más bulliciosa.

Ya que estás disfrutando del puerto de Ibiza sigue con tu paseo y callejea por los barrios marineros de La Marina y Sa Penya.

La Marina y Sa Penya se extienden desde las antiguas murallas hasta la zona del puerto, representan la esencia marinera más pura de la isla. En la antigüedad eran el lugar donde vivían los pescadores, marineros y los trabajadores del puerto.

En los últimos años, La Marina se ha convertido en uno de los barrios más animados de la ciudad, pues acoge un sinfín de tiendas de arte, souvenirs, artesanía o moda, restaurantes, bares y locales de moda, que lo han convertido en una de las zonas de ocio y la diversión más populares de la isla.

Además, guarda algunos atractivos monumentales que merecen una visita como la iglesia de San Telmo, que se construyó para los marineros, el obelisco de los corsarios y algunas de las puertas de entrada a las murallas más importantes como el Portal de Ses Taules.

Otro punto de interés es el mercat Vell, que preside la plaza de la Constitución, donde puedes adquirir todo tipo de productos frescos locales. 

Antes de seguir con esta lista de cosas que hacer y ver en Ibiza… ¿Has reservado ya tu alojamiento? Si no es así date prisa que la cosa se pone muy pero que muy complicada en pleno verano. Para ayudarte a decidir cuál es la zona que más te conviene dedica unos minutos a leer este post: Dónde alojarse en Ibiza

15. Visita el museo de Arte Contemporáneo (MACE)

Ibiza es una isla pequeña que como tal no tiene museos de primer nivel internacional. Sin embargo hay algunos que se merecen una visita. Entre ellos el Museo de Arte Contemporáneo, ideal para esos pocos días en el que el tiempo en Ibiza se pone nublado o algo lluvioso.

Ubicado el casco antiguo, ostenta el honor de ser el tercero más antiguo de España. Integra una extensa colección pictórica centrada en la producción de artistas locales, como Tàpies y Miralles. Incluso contiene los dibujos y grabados del artista Marí Ribas, uno de los dibujantes más renombrados de la isla pitiusa. 

Como atractivo añadido, guarda un conjunto arqueológico en la segunda planta, que contiene restos romanos, fenicios y púnicos. Por lo tanto, visitarlo es uno de los planes que hacer en Ibiza que te permitirán adentrarte en la producción artística de la isla.

16. Es Vedrá y sus leyendas

Es Vedrà

Es Vedrá es un pequeño islote rocoso situado frente a la costa de Ibiza. Su belleza natural y la tranquilidad que emana de su paisaje son características tan emblemáticas como el aura de leyenda y misterio que lo acompaña.

Son numerosas las leyendas que hay sobre Es Vedrà, y mucha gente cree que tiene poderes místicos y energéticos.

Sea como fuere, Es Vedrá es una de las imágenes más icónicas de Ibiza. Los mejores puntos para disfrutar de este paisaje son el Mirador de Es Vedrà, la Torre des Savinar, o Torre del Pirata, y desde Cala d´Hort.

Para llegar al mirador tienes que dejar el coche en un parking cercano y caminar por un sendero unos 20 minutos. Cualquier momento del día es bueno para alucinar con las vistas desde el mirador, sin embargo los atardeceres son particularmente bonitos.

Por otra parte, desde el año 2002 es un área protegida, por lo que las visitas a la isla no están permitidas, pero hay excursiones en barco alrededor de ella

En Ibiza podrás organizarte una excursión en barco con alguna agencia local o también puedes optar por contratar alguna excursión en barco como esta excursión a Es Vedrá + Formentera que te permitirá además conocer algo de la costa de la pequeña isla vecina.

17. La Fiesta de los Tambores cada domingo en cala Benirràs 

Reserva la tarde del domingo para acercarte a cala Benirràs. Por la tarde a medida que se acerca la puesta de sol se acercan espontáneos a tocar el tambor y los timbales.

Como muchas de las cosas que pasan en Ibiza su origen viene de un acto espontáneo de un grupo de hippies que con el tiempo se ha convertido en una tradición popular.

18. Visita la necrópolis y el Museo de Puig des Molins

Puig des Molins

Ubicada en el Puig des Molins, cerca del casco antiguo, es una de las necrópolis más grandes e importantes del Mediterráneo occidental; de hecho, tiene el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad

Esta es una de las visitas que más me gustaron de la isla. Puedes entrar en varias cuevas de la necrópolis y el museo es sorprendentemente interesante para estar en una isla tan pequeña. No tengas dudas en si visitar o no la necrópolis. Visítala!

La necrópolis de Puig des Molins sirvió de lugar de enterramiento para las culturas fenicia y púnica hasta el siglo VII a.C., por lo que conserva numerosos restos, siendo especialmente destacados los hipogeos funerarios y algunas cámaras. 

Anejo al yacimiento arqueológico se encuentra el museo Puig des Molins, que guarda una importante colección de restos, objetos y piezas funerarias halladas en dicha necrópolis. Su visita te servirá para comprender el concepto de la muerte y las formas de enterramiento en la Antigüedad.

19. Desciende a las entrañas ibicencas en la cueva de Can Marça

Esta cueva horada el interior de un acantilado ubicado en la localidad de Port Sant Miquel, al norte de Ibiza. Tiene más de 100.000 años de antigüedad, y su interior es un espectacular escenario natural digno de una visita. 

Sus galerías son una bonita sucesión de estalagmitas y estalactitas. La visita se adereza con efectos de luz, agua y sonido y  también ofrece la oportunidad de contemplar una panorámica del entorno desde lo alto del acantilado.

20. Un día de playa en Portinatx

Portinatx Ibiza

Toda la costa ibicenca está salpicada de pequeñas calas de ensueño que hay que disfrutar. Sin embargo, muchas de ellas se llenan rápidamente dado su pequeño tamaño y a menudo aparcar cerca de ellas es algo problemático, más en verano.

Afortunadamente también hay playas excelentes mucho más amplias y situadas en entornos privilegiados tipo Cala Llonga o la Cala San Vicente. En este grupo de playas también incluiría las de Portinatx, uno de los lugares que más me gustan de la isla para pasar un día de playa.

Situada en la costa norte, esta localidad ofrece tres magníficas playas de arenas blancas y aguas caribeñas ubicadas en una bonita bahía con mucho pinar. Llegas fácil, aparcas fácil, disfrutas de la playa, y tienes varios restaurantes con vistas al mar para comerte una buena paellita.

21. Conoce San Carlos de Peralta

Esta pequeña localidad, que ocupa el nordeste de la isla, se presenta como una excelente opción para recrearse en la tranquilidad y alejarse del ajetreo de la capital de la isla y las zonas más turísticas. 

Con un marcado ambiente hippy desde los años 60 (el famosísimo Las Dalias), el pueblo todavía conserva el modo de vida rural y la esencia de antaño.

Después de visitar el mercado puedes hacer una mini parada en el pueblo. El pueblo tiene una pequeña iglesia blanca, algunas tiendas, especialmente de licores tradicionales, así como algunos bares y restaurantes, donde puedes disfrutar de los sabores locales a buen precio.

22. Vive el ambientillo del mercado de las Dalias

Mercadillo de Las Dalias, Ibiza

Los mercadillos hippies son uno de los atractivos principales de Ibiza. Tanto es así que cuenta con varios repartidos en las distintas localidades que la integran. Si quieres visitar uno, el más popular es el de las Dalias

Se encuentra en San Carlos, una localidad que fue el epicentro del movimiento hippie que tanta importancia e influencia tiene en la idiosincrasia de los ibicencos y el ambiente de la isla. 

Dispone de más de 200 puestos de todos los tipos: artesanía, decoración, música, ropa, libros, incienso, bisutería… Además, cuenta con un restaurante fusión, diversos puestos de comida y bebidas, donde puedes saborear gastronomía de todos los tipos, e incluso organiza conciertos y actos culturales. 

Realmente el mercadillo de las Dalias se ha convertido en una atracción turística super visitada, y a pesar de que ha perdido algo de su autenticidad creo que vale la pena visitarlo. Pasarás un par de horas entretenido paseando por sus puestecillos, y siempre hay algo interesante que comprar.

Así que si quieres comprar en un auténtico mercado hippie, inclúyelo en tu listado de cosas que hacer en Ibiza.

23. Las famosas puesta del sol desde el Café del Mar

No hay lugar más famoso en Ibiza que este para ver las puestas del sol. El Café del Mar está en el Sunsetstrip de San Antonio, un pequeño paseo marítimo, compartiendo lugar con otros locales famosos como el Mambo Café.

No tienes porqué sentarte en la terraza de los bares de la zona, bien puedes hacer como muchísima gente y sentarte en la zona de rocas. Ya te aviso que toda esa franja de costa se abarrota en los meses de verano. Aún así el ambientillo mola bastante.

24. Combo kayak + snorkel

Uno de los planes que disfrutarás si tienes un mínimo de forma física es alquilarte un kayak y explorar parte de la costa de Ibiza parándote en las calas de difícil acceso por tierra. Combinado con snorkel es un combo brutal para disfrutar de un día activo.

Además de alquilar el kayak por tu cuenta siempre puedes recurrir a una excursión organizada que te incluya el kayak y el material de snorkel.

25. Adéntrate en la Ibiza rural y visita las boutiques de Santa Gertrudis

Santa Gertrudis, Ibiza

Esta pequeña localidad, que ocupa el centro de la geografía de la isla, se ha convertido en una de los lugares que ver en Ibiza para quienes tienen interés por conocer la cultura local y la cara rural de la isla. 

Rodeada de un imponente paisaje agreste, luce una estética típica mediterránea, en la que toman el protagonismo las casitas encaladas en blanco y adornadas con flores y las casas payesas tradicionales, entre las que se cuela su bonita iglesia del siglo XVII.

Además, dispone de una pequeña pero interesante oferta de restaurantes, tiendas de moda, antigüedades o arte y comercios tradicionales.

Vale la pena que te pares aquí en tus rutas por la isla y curiosees las tiendas del pueblo. Hay cosas muy chulas para llevarte de recuerdo.

26. Saborea platos tradicionales ibicencos

La cocina ibicenca se ha basado tradicionalmente en los productos de sus campos y el mar, debido al marcado aislamiento que padecía con el resto de la geografía española. 

En consecuencia, los platos más típicos de su recetario son muy sencillos, muchos de ellos resultado de la cocina de aprovechamiento, pero con una marcada identidad e incuestionablemente ricos. 

Así, los más típicos de su gastronomía son el arroz de matanza, la sobrasada, la frita de pulpo, el bullit de peix, un plato de herencia marinera, y el sofrito payés, que incluye cordero, pollo y patatas. 

En el terreno de los postres mandan el flaó, un postre hecho con queso fresco de vaca y oveja, los orelletes u orejas y la greixonera, una especie de pudin.

27. Tómate un vasito de Herbes

Las Herbes es un licorcito típico de Ibiza hecho a base de diferentes hierbas y con algo de anís que se hace desde hace más de 200 años. Te lo puedes tomar en cualquier momento pero es muy típico tomárselo después de comer o a la hora del café.

Es una bebida muy popular en todas las Islas Baleares. Por ejemplo, en mi casa nunca falta una botellita de Herbes, por si todavía no lo sabes soy de Menorca. Ya que visitas Ibiza prueba este licor tras alguna de tus comidas.

28. Báñate en Ses Salines, una de las playas más bonitas del Mediterráneo

Playa de Ses Salines

Inmersa en el corazón del Parque Natural de Ses Salines es una de las más bonitas y vírgenes de cuantas salpican la costa ibicenca, lo que también la convierte en una de las más concurridas. Está cubierta por finísima arena blanca y aguas turquesas que recuerdan a las del Caribe. 

Pero además está rodeada de un marco paisajístico precioso, en el que las especies de plantas locales, como las sabinas, toman el protagonismo. Por lo tanto, si quieres pasar un fantástico día tostándote al sol en una de las mejores playas del Mediterráneo, inclúyela en la lista de cosas que ver en Ibiza.

29. Disfruta del Mediterráneo en soledad en la cala Olivera

No goza de tanta popularidad como otras, pues las guías turísticas no la promocionan tanto como otras. Además, hay que pasar un control de seguridad para acceder, lo que ahuyenta a muchos (aunque en pleno verano da igual… hay gente en cada rincón de la isla). 

Sin embargo, esta pequeña cala, ubicada en el interior de la urbanización Roca Llisa, es una de las más bonitas, vírgenes y tranquilas que puedes ver en Ibiza. Se encuentra inserta en una bahía rodeada de diversa vegetación y pinos, que la resguardan y le imprimen intimidad, y está bañada por aguas transparentes, que la convierten en uno de los tesoros de la isla.

30. Recréate con las vistas desde la torre del Savinar

Para llegar a esta torre hay que ir por la carretera que conduce a la cala d’Hort y, sobre un kilómetro antes, desviarse en un camino que surge a la izquierda. Una vez allí, encontrarás esta torre de vigilancia, también conocida como la Torre del Pirata, que se levanta sobre un vertiginoso acantilado. 

Desde lo alto, tendrás la oportunidad de disfrutar de una panorámica a vista de pájaro del mar, el entorno de la Reserva Natural de Cala d’ Hort y los islotes de Es Vedrà y Es Vedranell.

31. Conoce el poblado fenicio de Sa Caleta

Este yacimiento de época fenicia se encuentra entre las playas de Es Bol Nou y Sa Caleta, y constituye un cita ineludible para los amantes de la arqueología y quienes quieran adentrarse en los orígenes de la isla. 

Se construyó en el siglo VIII a.C. y conserva algunas estructuras como el antiguo horno de pan y los restos de algunos hornos metalúrgicos. Además, se atisba cómo era el trazado de las calles y las plazas durante la época.

32. Descubre Time and Space, el Stonehenge de Ibiza

A unos ocho kilómetros de la localidad de Sant Josep y a unos metros de la cala Llentia, se encuentra este sorprendente monumento al aire libre. El nombre oficial de esta obra creada por el artista australiano Andrew Rogers es Time and Space, pero se la conoce como Stonehenge ibicenzo. 

La razón estriba en que, al igual que el crómlech inglés, está formado por una docena dólmenes de basalto, que abrazan a otro de mayor altitud situado en el centro, el cual está coronado con un panel de pan de oro.

A pesar de que parece que fue construida sin licencia, constituye un gran atractivo para muchísimos viajeros, quienes además tratan de averiguar el significado de los grabados que lucen los dólmenes y del conjunto en sí. 

Aunque no se sabe con certeza, algunas teorías sostienen que las dimensiones de las columnas son el resultado de aplicar la secuencia de Fibonacci, es decir, cada número resulta de la suma de los dos anteriores, siempre comenzando desde el cero. 

Por lo que respecta a la disposición de las columnas en círculo, se cree que simboliza la alineación de los planetas en torno al sol. Sea como fuere, lo cierto es que merece la pena incluir esta misteriosa construcción en el listado de cosas que ver en Ibiza.

33. Otras calas de Ibiza

Qué ver en Ibiza: Aigües Blanques

A lo largo del post ya te he recomendado algunas de las playas y calas más imprescindibles de la isla. Son solo algunas. La costa ibicenca está plagada de calas y playas que esperan que las descubras.

Otras que a mí me gustan (sin ser exhaustivo ni mucho menos) y que te recomiendo:

  • Aigües Blanques: Es una playa con una línea de arena muy estrecha pero situada en un entorno idílico bajo pequeños acantilados. 
  • Cala Llonga: Una playa amplia, con todos los servicios que puedas necesitar pero que no se abarrota nunca. Está en una bonita bahía y es ideal para pasar un día de playa en familia.
  • Cala Bassa: Situada cerca de Sant Antoni es otra cala de postal ideal para bañarse en aguas turquesas.
  • Cala d´Hort: Pequeña calita menos espectacular que otras pero que te ofrece unas vistas alucinantes de Es Vedrà.
  • Cala Vadella: Una playa pequeña, de unos 250 metros, cómoda para llegar y para disfrutar de sus fantásticas aguas azules azules.
  • Cala San Vicente: Otra de las playas grandes, realmente no es tan grande tiene unos 380 metros de largo y unos 30 de ancho. Sitio de sobra para disfrutar de unas aguas perfectas.
  • Cala Xarraca: Otra de las tantas mini calitas que hay esparcidas por la costa. Destaca especialmente por la claridad de sus aguas ideales para hacer snórkel.

Estas son solo algunas de las muchas playas que podrás disfrutar en Ibiza. Échale un vistazo a este post sobre las mejores playas de Ibiza para tener más ideas.

34. Haz una excursión a Formentera

Formentera está muy cerca de Ibiza, y se puede llegar a ella en barco en una media hora. Visitarla merece mucho la pena, pues es una de las islas más vírgenes del Mediterráneo, con espacios naturales como el Parque Natural de Ses Salines. 

Además, constituye un enclave de excepción para el avistamiento de aves y la práctica de actividades de turismo activo como senderismo o paseos en bicicleta.

También te ofrece playas increíbles como Migjorn, Ses Illetes o Es Pujols, donde puedes disfrutar de un baño o de sus ricos fondos cubiertos de posidonia que le dan a sus aguas ese característico color turquesa tan vivo.

Los populares mercados hippies, siendo especialmente destacado el de la Mola, y sus bonitos pueblos como Sant Francesc Xavier o La Savina terminan de conformar su lista de atractivos.

>>> Reserva tu excursión a Formentera <<<

35. Faro des Moscater

Si estás de visita por la costa norte y tienes tiempo, acércate hasta el Faro des Moscater. Llegarás a él desde Portinatx tras un paseo de unos 30 minutos siguiendo un sendero que bordea acantilados.

El paseo es muy agradable y a medida que te acerques al faro tendrás unas fotos muy chulas. El faro mide algo más de 52 metros de altura y su estética, con su franja azul en espiral descendente me recuerda al faro de Favaritx de mi Menorca.

14 comentarios en «Qué hacer en Ibiza: 35 planes imprescindibles»

  1. Qué maravilla de sitios hay en Ibiza!!

    ¿Cuántos días recomiendas para disfrutar de la isla? Tengo 4 días libres en breve pero me parece poquito para la de sitios que hay para visitar.

    Gracias por el trabajazo!

    Responder
  2. Observo que es raro recomendar visitar la isla en febrero… la suerte que tenemos quienes podemos estar en Ibiza en ese periodo es que la luz es distinta, que los árboles comienzan a florecer, que no hay turismo de juerguistas, que las carreteras son mucho más transitables…

    Responder
  3. Hola, gracias por las informaciones ! me voy a Ibiza la semana proxima : tienes planes diferentes a aconsejar en invierno o serian mas o menos los mismos ? (sin incluir las discotecas y las playas 🙂

    Responder
    • Hola Jeane. Más o menos los mismos. En invierno obviamente tendrás que eliminar las actividades acuáticas y las playas y poner el acento en visitar Ibiza ciudad y sus pueblos, y aprovechar de la naturaleza de la isla. Saludos

      Responder
  4. Hola Jesús!

    No te podemos agradecer suficiente el tiempo, energía y dedicación que has invertido en este blog! De verdad que se agradece tu generosidad en las explicaciones y el cariño con el que has ido explicando todos los planes, las ciudades y compartiendo con nosotros tus «hallazgos». Eskerrik Asko!

    Vamos a ir a finales de Julio y al igual que le ha pasado a Patricia, no veo el momento de irnos a disfrutarla con tanto conocimiento que has compartido.

    Gracias por tu generosidad!

    Mariana Arizmendi

    Responder
  5. Fantástico listado, hay muchos detalles y cosas que no conocía que voy a añadir a mi guía de viaje. Viajaremos en julio y con tu post no has hecho sino incrementar mis ganas de ir! Gracias

    Responder

Deja un comentario